viernes, 19 octubre 2018, 07:23
Martes, 13 Febrero 2018 11:25

Rotación del personal en la Casa Blanca: la tasa más alta en décadas

Escrito por  Prensa Latina
Valora este artículo
(0 votos)

La tasa de rotación del personal en la Casa Blanca bajo el mandato del presidente Donald Trump alcanza hoy un 34 por ciento, la más alta en décadas, en medio de una ola de despidos y renuncias.

El número de puestos vacantes está al tope, contando a las personas que abandonaron sus cargos durante el primer año y otras en el segundo, señaló al diario The New York Times, Kathryn Dunn Tenpas, experta de la Institución Brookings, un tanque pensante con sede en esta capital.


La especialista estudió el nivel de permanencia de los empleados y asistentes durante las últimas seis administraciones, en las que encontró pocas similitudes respecto a la actual.


Trump intentó en los últimos meses llenar los puestos vacantes, pero se abstuvo de contratar a republicanos a quienes considera desleales y a otros correligionarios que a su vez lo califican a él de inestable como gobernante, según el estudio.


De acuerdo con el Times, quienes llegan a trabajar con Trump no duran mucho, debido al ambiente volátil de la mansión ejecutiva, exacerbado por los tuits y las citaciones judiciales que abundan en el Ejecutivo.


El fin de semana, medios de prensa revelaron el caso de la fiscal general asociada Rachel Brand, la figura número tres en jerarquía del Departamento de Justicia (DOJ), quien solicitó su dimisión en medio de especulaciones de que lo hizo para evitarse problemas en la administración que obstaculicen sus planes de ascender dentro del sistema judicial.


Brand era candidata a supervisar la investigación acerca de una supuesta colusión entre funcionarios rusos y directivos de la campaña republicana en las elecciones de noviembre de 2016, en las que triunfó el magnate inmobiliario como candidato de esa agrupación política.


Su salida está relacionada con las quejas de Trump respecto al vicefiscal general del DOJ, Rod Rosenstein, quien nombró al abogado Robert Mueller para dirigir dicha pesquisa y actualmente supervisa el trabajo de este, pero el jefe de la Casa Blanca se queja de que el funcionario no es lo suficientemente leal.


La posibilidad de que el presidente despida a Rosenstein provocó especulaciones de que Brand pudiera relevarlo en el cargo.


También a principios de esta semana se conoció que el jefe en funciones de la Administración Federal de Ferrocarriles, Heath Hall, presentó su dimisión con efecto inmediato, tras descubrirse que trabajaba de manera ilegal para una firma publicitaria, pero se le achaca además responsabilidad en una serie de incidentes en el sistema ferroviario estadounidense en las últimas semanas.


Por otra parte, The New York Times reveló el sábado la posibilidad de que el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, renuncie por las implicaciones que tiene en el manejo del caso de Rob Porter, el asistente que dimitió tras recibir acusaciones de abuso conyugal por parte de dos exesposas.


Además, el viernes circularon versiones de que otro miembro del personal de la Casa Blanca, David Sorensen, redactor de discursos, renunció por las denuncias de su excónyuge de que había abusado de ella durante su matrimonio.

Visto 438 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar