domingo, 09 diciembre 2018, 20:34
Sábado, 24 Febrero 2018 06:13

Ventana Mundialista vs. Estados Unidos: Alea jacta est entre encestes

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/Cubasí
Valora este artículo
(2 votos)

Era un partido que se antojaba como ir a la primera línea de batalla sabiendo que el enemigo te supera en todos los órdenes, que la posibilidad de victoria se antojaba una quimera.

En definitiva Cuba encajó su tercera derrota en la ventana mundialista de baloncesto, esta vez 48-84 ante su similar de Estados Unidos en California.

Desde los Juegos de Buena Voluntad del año 2001 ambos elencos no se medían las caras en una competición oficial. Entonces los estadounidenses se impusieron 111-70, y en la noche de viernes extendieron su abultado balance global a 28-1 en los enfrentamientos particulares.

Fue un duelo con dominio norteño de principio a fin. Los nuestros salieron a la duela con todo su arsenal: Osmel Oliva, Karel Guzmán, Yuniskel Molina, Jasiel Rivero y Javier Jústiz. La presión, inefectividad, y carencia de variantes para burlar la defensa personal planteada por los estadounidenses hicieron que el primer punto para los nuestros llegara por intermedio de un tiro libre cuando el reloj había consumido 4:40 minutos.

Si la apuesta en los dos choques iniciales versus México y Puerto rico había sido por el juego interior, con Jústiz y Rivero como referentes ofensivos, en esta ocasión tardaron mucho en recibir balones en la zona pintada, cuestión derivada del marcaje ejercido por los anfitriones pese a ser menores en estatura, y al desconcierto de nuestros organizadores a la hora de rotar y hacerles llegar el esférico.

Con casi siete minutos en el reloj Rivero puso la primera canasta, luego de que el marcador llegase a estar 15-0 adverso. Con esos truenos y la imposibilidad de frenar el talento individual de los locales, el primer cuarto cerró 21-8.

Escena-2

 

Una ligera reacción experimentaron los nuestros hacia el segundo parcial, y digo ligera porque ante cada arranque de efectividad o pequeño intento de meterse en el partido, los norteños hallaban la respuesta, ya fuere rotando sus piezas, con felinos contraataques o un triple quirúrgico, o por el contrario cerrando el cerco en defensa.

Si bien los comandados por el exitoso y curtido Jeff Van Gundy evidenciaron carencia de team work (solo acumulaban un partido previo juntos), el virtuosismo individual de hombres que militan en la G-League, (Liga de desarrollo de la NBA) bastaba para preservar y ampliar la ventaja, que hacia el medio tiempo era de 41-24.

Los anfitriones incluso, se dieron el lujo de disminuir considerablemente su puntería desde el perímetro, pues culminaron el choque por debajo del 25 % en triples, bien por debajo del 52 y fracción que atesoraban antes del silbatazo inicial.

Sin brillar, los minutos transcurrían y se acrecentaba la brecha en la pizarra. Como calco de los segmentos anteriores, los dirigidos por Yoannis Zaldívar no encontraban la fórmula. Se notaban dispersos en el juego sin balón, asfixiados en la conducción, rotación de balón y selección de tiros. No podían alimentar los perimetrales a sus pívots y esa incapacidad se hizo visible. Los 62-36 del score no mintieron al reflejar lo que acontecía.

Para entonces ya la suerte estaba echada. Era cuestión de intercambiar canastas, mantener la ventaja. La decisión de darles descanso a los puntales antillanos fue acertada y el silbatazo final nos sorprendió. Desafortunadamente ni siquiera alcanzaron los 50 puntos los nuestros, quienes desde ya piensan en su desafío del lunes ante México en el Coliseo de la Ciudad Deportiva, para ser realistas, la única opción latente de victoria que pudieran tener.

Colectivamente los de la Mayor de las Antillas lanzaron para un paupérrimo 26% en disparos de dos puntos; lo hicieron para el 24% más allá de la línea de 6.75 metros; y contrario a los 70.3% exhibidos en las dos batallas iniciales, desde la línea de libres se comportaron de forma aceptable (83%).

En el orden individual el espirituano Yoanki Mensiá, con experiencia en un campamento de verano de la NBA, lideró la ofensiva cubana con 11 cartones. Jústiz bajó una decena de rebotes y Guzmán repartió cuatro asistencias, a tono con su promedio hasta este minuto.

La imagen global dejada por los nuestros en California no fue positiva. Distaron del nivel de juego que pueden mostrar, especialmente por el hecho de contar con cuatro hombres que intentan elevar su nivel en la Liga Argentina, y otros dos establecidos en el certamen salvadoreño.

Con tres derrotas sobre sus hombros, el pensamiento ya se halla por completo fijado en el duelo con los aztecas, quienes ya nos doblegaron en su casa 73-66, por lo que radiografiados constituyen los adversarios más accesibles.

Entre tanto, los estadounidenses, con visibles variaciones en su roster descansan en la cima del grupo, invictos en tres presentaciones.

El lunes, a partir de las 8:00 p.m. el coliseo dirá si estoy en lo cierto o errado. Solo pido que no afloren los mismos errores que suelen cometer nuestros representantes, por el bien del baloncesto cubano, que a sangre y fuego está luchando por experimentar un pequeño resurgir en su rendimiento y nivel competitivo.

Visto 418 veces

Comentarios  

 
#1 Zarza 26-02-2018 10:05
Lo q esta sucediendo nadie penso q se iba aganar un partido en esta famosas VENTANAS -q estan bien cerradas para el equipo de Cuba-, y si q mucho bien les va hacer, solo hay q jugar con los mas jovenes y buscar soltura en el tabloncillo, mejorar en los ataques, y ganar en efectividad, y sobre la marcha si se le saca un susto a algun rival mejor, para q vean q aprendemos arecuperamos rapido el tiempo q hemos perdido por falta de roce internacional.

Una critica fuerte a nuestras Ligas de baloncesto de todas las categorias, se detienen cada cinco minutos y dejan de jugar los atletas, eso no puede ser el basquetbol en todos los tiempos, mientras mas juegues mas en forma estaras, no es solo entrenar y tener preparacion fisica.

Aqui cualquier evento detiene la realizacion de la Liga, q si es play off del beisbol, q si la SC, q si chicha q si limona, y el basket y asi como cualquier otro deporte parado esperando q el beisbol acabe, por favor piensen eso no puede ser asi, no importa la la TV; para eso existe el radio, la prensa plana, y los sitios web, etc. si no hay imagenes, se puede dar tambien este otro tipo de cobertura es fundamental.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar