viernes, 21 septiembre 2018, 21:05
Miércoles, 14 Marzo 2018 06:03

Yorgelis Rodríguez: Espiral de grandeza

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/Cubasí
Valora este artículo
(3 votos)
Yorgelis tiene en el salto de altura y la longitud, sus pruebas más sólidas Yorgelis tiene en el salto de altura y la longitud, sus pruebas más sólidas Andy Lyons

El mundial bajo techo de Birmingham  la ubicó en la élite de las pruebas combinadas, pues tras su título y plata universales siendo juvenil, alcanzó su primer podio entre mayores con bronce y 4 627 puntos.


Yorgelis Rodríguez (25 de enero de 1995) es una gacela de ébano. Si un escultor fuese a moldear una obra inmortal, la contemplaría entre sus posibles “Venus”. No solo por el hecho de conjugar velocidad, fuerza, resistencia y explosividad con una figura de esfinge. También por poseer, aunque su materia prima a simple vista no lo reflejase, una naturalidad y candidez insospechada, una sonrisa cautivadora, esa dulzura propia del panal cuando el rocío se hace su aliado en la mañana.

Sin embargo, cuando asalta las pistas descubre esa otra mitad, la de la competitividad, de ansiar siempre nuevas metas, de entrega y objetivos puntuales. El mundial bajo techo de Birmingham marcó su irrupción definitiva en la élite de las pruebas combinadas, pues tras su título y plata universales siendo juvenil, alcanzó su primer podio entre mayores. Venía dibujando un resultado semejante: séptima (6 481 ptos) en los olímpicos de Río de Janeiro 2016; cuarta (6 594) en el Mundial de Londres 2017 como avances previos de grandeza, siempre superando sus registros personales.

alt


En Birmingham, adecuando algunos eventos, logró colarse en el podio con bronce, compilando 8.57 segundos-1 002 ptos en 60 con vallas; 1.88 metros-1 080 en altura; 14.15 mts-804 en bala; 6.15mts-896 en longitud; y 2:17.70 minutos-855 en los 800 metros, para global de 4 637 rayas que constituyó récord nacional.

Solícita como pocos deportistas, aún asimilando su rendimiento accedió a dialogar con CubaSí sobre varias cuestiones:

¿Cómo valoras tus incursiones en altura y longitud como parte de la gira invernal?

Bueno, creo que estos eventos me ayudaron mucho en la preparación para mi competición fundamental. Había tenido algunos problemas de preparación asociados a la técnica en el salto alto. A veces parece o se ve fácil, pero no es así. Competir con las mejores del mundo de estos eventos es un poco complicado aunque ya me acostumbré. Por ejemplo, en el salto largo debo de trabajar un poco más, no es lo mismo tener seis intentos que tres, esa es una de las cosas que debo de mejorar psicológicamente. Estoy súper contenta porque aproveché esos momentos de confrontación previos y me ayudaron a prepararme y organizarme mejor.


Estreno en mundiales bajo techo. Pentatlón que elimina la jabalina y los 200 metros y que varía los otros eventos. ¿Cómo lo enfrentas?

No fue ningún problema enfrentarme a esta competencia, a pesar de que era mi primer pentatlón bajo techo, pero siempre me imaginé en la mente que era como un hepta lo que solo cambiaba las vallas y eliminaba los otros eventos que no tenía, pero esa fue mi idea para poder enfrentarme por primera vez a esta situación.

¿Diseñaron alguna estrategia preparatoria especial para este Mundial?

Específicamente no, lo que sí fueron súper importantes las competencias individuales en las cuales participé durante la gira invernal, fundamentalmente en la altura y longitud, dos de mis eventos más sólidos. Mientras se trabaja como es, no hace falta mucha estrategia, ya una viene con la mente enfocada en lo que hay que hacer.

¿Cuán favorable será esta experiencia en la ruta de entrenamientos rumbo a Barranquilla?

Lo considero bastante favorable, cerrar un macro ciclo con buenos resultados, me levanta mucho más los ánimos y los deseos de seguir triunfando. También me da la oportunidad de ver en las pruebas que debo de seguir trabajando un poco más. Mi primera prioridad será recuperarme completamente de las pequeñas molestias que tengo en estos momentos, y luego trabajar el componente físico, que es fundamental, pues la parte técnica no lleva mucho trabajo tras casi ocho años repitiendo y puliéndola.

Hablemos de tus pruebas, y del fortalecimiento o mejora técnica en algunas de ellas... ¿Cuáles estás priorizando? ¿Continúas haciendo hincapié en tus eventos fuertes?

Como dice mi entrenador , ya son muchos años con la misma técnica, eso es un poco difícil cambiarlo, aunque se puede mejorar un tín no mucho. Soy de trabajar  con rigor la parte física me ayuda muchísimo. Estoy priorizando las vallas y los saltos, todavía son eventos que puedo seguir explotando y ganar algunos puntos, casi 100 en varios de ellos.

Solo que para eso resta tanto esfuerzo físico, como equilibrio mental. Hasta ahora nos ha ido muy bien potenciando mis eventos más fuertes. Claro, eso sin restarle importancia y capacidades al resto, que puede que no lo parezca, pero exigen de menos esfuerzo para mí.

La jabalina no es mucho problema,  es uno de mis mejores eventos, pero el desespero y la ansiedad, han sido mi mayor rival en las competencias. Cuando me veo un poco apretada, como en la situación de Londres luego de que la holandesa Anouk Vetter tirara 58 metros, me desespero. Estoy intentando controlar esas emociones, trabajar sobre esos elementos.

La bala no representa mucha preocupación. Sin embargo es el evento que menos trabajo, mi objetivo es siempre estar entre las del grupo aunque siento que este año he mejorado tanto la fuerza como la técnica…

Las vallas es la prueba que más debo trabajar. Aún me falta confianza es parecido al salto largo, el hecho de ser mi primer evento y el que menos me gusta ya lo cambia todo, pero estamos trabando bastante en esta situación. Mejorando solo estos aspectos los resultados pueden ser otros, porque mis parámetros de velocidad y explosividad en la carrera han mejorado en un 110%.

Relaciones con otras heptatlonistas de la élite, ¿cómo te sientes en ese selecto club?

Las relaciones con las otras heptatlonistas siempre han sido buenas. Nos suceden cosas que creo que sólo se ven en nuestra prueba, como el abrazo final cuando ya apenas quedan fuerzas entre las que terminamos una competencia importante…

 Estoy súper contenta de ya pertenecer al grupo de las medallistas, ya es uno de mis sueños cumplidos, estoy feliz y súper orgullosa, aunque no estoy conforme porque siempre se quiere ganar  y soy ambiciosa. Este rendimiento es una inyección de combustible para continuar creciendo.

Yorgelis, de continuar su espiral ascendente, constituirá una de las principales cartas de triunfo del deporte Rey cubano rumbo a Tokio 2020. Debe dominar los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla sin mayores contratiempos. En el plano emocional, tiene una pequeña espinita clavada, pues considera que se fue un tanto injusta con ella luego de quedar última con 1.84 metros en el salto de altura mundialista. Considera que algunos hablaron sin conocimiento de causa, sin acercarse a ella o a su entrenador, sin todos los argumentos…

Cierro con sus registros cúspides. La manera más contundente de demostrar su grandeza y vislumbrar su posible panorama de cara a lo que resta de ciclo olímpico:

100 c/v: 13.52 segundos
Salto de altura: 1.95 metros
Impulsión de la bala: 14.64 metros
200 metros: 24.06 segundos
Salto de longitud: 6.50 metros
Lanzamiento de jabalina: 48.89 metros
800 metros: 2:10.48 minutos
Heptatlón: 6 594 puntos

Visto 910 veces Modificado por última vez en Viernes, 23 Marzo 2018 07:36

La cubana Yorgelis Rodríguez obtuvo hoy la medalla de bronce en el Pentatlón del Campeonato Mundial de Atletismo en Pista Cubierta, con sede en Birmingham, Reino Unido.

Hay una imagen inolvidable. La de Yorgelis Rodríguez alzando los brazos, con la expresión de su rostro entre una media sonrisa y el asombro por haber elevado su anatomía de ébano a la altura de 1.95 metros.

Se esperaba que fuera la pertiguista Yarisley Silva la punta de lanza de Cuba en el recién concluido Campeonato Mundial de atletismo en pista cubierta, pero fueron los jóvenes los que se robaron el protagonismo.

Ya buena parte de Cuba ha quedado hipnotizada con los aires que desde Birmingham llegan con el Mundial bajo techo de atletismo. En esa cuerda y con la confirmación de su grandeza de forma irreverente y sin importar sus 19 años de edad, el saltador de longitud Juan Miguel Echevarría (11 de agosto de 1998) se coronó en el salto de longitud, al clavar los pinchos a la distancia de 8.46 metros.

Comentarios  

 
#1 Zarza 14-03-2018 09:06
Aunque alcanzo un podio, pero de ahi a decir que ya llego a la elite para quedarse, es muy pronto todavia.

Me preocupa que ahora antes de seguir su preparacion rumbo a Barranquilla tenga que coger "un diez" por lo que se menciona en el presente articulo: "Mi primera prioridad será recuperarme completamente de las pequeñas molestias que tengo en estos momentos"....

Hay que tener presente lo que ella esta diciendo y preparar cuidadosamente el macro ciclo competitivo que viene para que llegue a su evento principal en forma deportiva y sin lesiones fisicas.

Sigo insistiendo no entiendo que deba competir en altura individual o en salto largo porque ambas pruebas son propensas a lesionarse mas los atletas, y si hacer enfasis como ella dice en el trabajo de la forma fisica, en cuanto a la tecnica no coincido con ella siempre hay que estar al tanto y asimilar lo novedoso; y en cuanto a la estrategia, tactica y psicologia de competencia aun tiene que estabilizar estos tres elementos cdo sea capaz de asimilarlos lo mas armonicamente posible y con ecuanimidad suficiente, estara en condiciones de lidear con las atletas de primer nivel en cualquier competencia JO, CM, Ligas del Diamante etc, yo si creo en los jovenes y ella tiene lo principal JUVENTUD para materealizar estos propositos sin quemar etapas, tiempo al tiempo y veremos quien tiene la razon, la muchacha tiene lo principal deseos y se ve segura, solo hay que apoyarla.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar