martes, 18 diciembre 2018, 22:10
Miércoles, 25 Abril 2018 04:34

DE CUBA, SU GENTE: Por su amor conocerás al hombre

Escrito por  Diana Castaños/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(14 votos)

Flor Inés tiene en el escritorio de su laptop una carpeta dedicada a su novio.

Se llama HIJO DE P..., DES… El resto del nombre de la carpeta es …CARADO INFIEL SINVERGÜENZA, lo que es tan largo, que solo se ve si se pincha el file.

En esta carpeta, Flor Inés lleva el itinerario de su novio de los últimos meses. Más o menos desde que ella sintió que él empezó a engañarla.

Esta madrugada, cuando sonó mi móvil, yo sabía que era ella. Me pidió que fuera URGENTÍSIMO a su casa. Que llamara a un taxi amarillo de los de turismo, que esto era una cuestión de vida o muerte.

En realidad, vivimos a cuatro cuadras la una de la otra y no hay necesidad de un taxi, pero ella es muy histriónica y le gusta imaginarse que está en una persecución del cine negro, modalidad Los caballeros las prefieren rubias.

Cuando abrí la puerta de su casa (tengo llave de su apartamento hace años), Flor Inés me encasquetó una peluca y tortas de maquillaje en las pestañas.

—Para que estés camuflajeada mientras vigilamos —me explicó.

La vigilancia con disfraz me recuerda los libros de Bogomil Rainov. En ellos, Emil Boev, que fue, aunque él nunca lo supo, novio mío, era un agente de la contrainteligencia ucraniana que espiaba a no recuerdo qué enemigo. Emil Boev se refería a las mujeres de una manera muy peculiar: «ciclones con nombres tiernos», les decía.

Flor Inés me lleva a un solar frente a su casa. Entramos sigilosamente y nos sentamos con disimulo frente a un cuarto donde dice ella que está su novio con otra mujer.

—¿Qué vas a hacer cuando se abra la puerta esa? —le pregunto.

—¿Que qué voy a hacer? Tú vas a ver lo que yo voy a hacer con ese hijo de p..., descarado, infiel y sinvergüenza.

Me pongo a recordar —no puedo evitarlo— el inicio de la relación de Flor Inés con su novio.

Oh, los principios.

Vi como cada uno hacía su mejor esfuerzo para agradar al otro. Flor Inés no tenía entonces ninguna carpeta con adjetivos de dudosa procedencia en el escritorio de su laptop.

Los principios siempre son lindos. A veces, la gente hasta se propone ser una versión mejorada de sí mismos. Lo único que cuenta en los principios es la boca del otro, las manos del otro. Los principios son salvadores.

Después, con el tiempo, algo pasa. Y no lo sé por experiencia propia, porque nunca he tenido una relación larga con alguien que no fuera un personaje de un libro de Bogomil Rainov. Pero veo a los demás.

Con el tiempo, nace cierta podredumbre. O quizás siempre estuvo ahí y solo emerge. Se intenta entonces echar a un lado; se limpian una y otra vez las manos, si la podredumbre llegara sin querer a tocarse… y termina echándose el uno al otro la culpa de que el amor yazga inerte entre los brazos.

Es una ceremonia repetida ad infinitum.

Flor Inés se levanta y empieza a chancletear, impaciente, frente a la puerta tras la cual, dice ella, está su novio con otra. Yo también me levanto. Sin mirarla, sin darle ningún tipo de explicaciones, salgo del solar.

Siento la mirada atónita de Flor Inés en mi espalda. Escucho sus improperios al novio y a mí. Como se queja de la traición de todos hacia ella.

No sé por qué no me viro y le explico a dónde voy. En mi cabeza solo hay una frase que se repite. Me concentro mucho en tratar de entender su sentido:

Es vano el viento y cuando haya dado muchas vueltas, te volverá a la tierra.

Llego a la casa de Flor Inés y la abro. Voy a su cuarto, me detengo frente a su laptop. Está encendida; sobre el escritorio, la carpeta de nombre HIJO DE P..., DES… La marco y sale el nombre completo. Entonces presiono DELETE.



altDiana Castaños (La Habana, 1986). Licenciada en Periodismo. Graduada del Centro de Promoción Literaria Onelio Jorge Cardoso. Escritora de guiones infantiles para radio. Premio de Periodismo 26 de Julio en 2008. Ha obtenido el Premio Calendario 2016 por No hay tiempo para festejos, el Premio Memoria 2016 por Lo blanco más allá de la luz y el Premio Pinos Nuevos 2016 por Josefina. Es miembro de la AHS.

Visto 1613 veces Modificado por última vez en Jueves, 26 Abril 2018 03:39

¿Qué tal si el Príncipe Azul nunca hubiera llegado? ¿Blanca Nieves se hubiera quedado dormida para siempre?

Se llama Judith y tiene 31 años. La acompaño mientras hace una performance feminista por las calles del barrio donde crecimos.

Hace unos días, el padre de Antonio murió y él vino a Cuba, luego de una década fuera, para arreglar su herencia, que encierra el yate, una casa de arquitectura ecléctica en el Náutico y un apartamento de tres cuartos en Paseo y Zapata.

Mi ex novio acaba de contarme que mi mejor amiga lo sedujo anoche. Dice que nada llegó a pasar entre ellos. A pesar del baile erótico en las penumbras de la noche.

Se llama Leonardo, tiene 29 años y me hizo un streaptease por wifi.

Se acerca el 14 de Febrero y mis amistades me cuentan sus planes:

Ernesto tiene sexo con una mujer casada. Pero este —dice él— no es el problema.

A Cami, parte de un triángulo equilátero cuyos otros dos lados aún se forjan...

Este es mi regalo de Principio de Año para ti, que me lees. Pero no es un regalo complaciente: vengo a decirte Verdades que te arrancarán pedacitos de ti... los pedacitos que sobren, los que oculten la magia.

Eran las tres de la madrugada y yo vagaba sola por la ciudad. Era eso o ver cómo sonreía la locura en los grifos torcidos de mi casa.

Comentarios  

 
#14 nelson 09-06-2018 11:52
Saludos, Diana. Nunca te habia leido a pesar de que visito cubasi.cu a menudo. Me encanta tu forma de escribir, veo realismo en tus palabras. Es hermoso lo que haces, tan hermoso como hermosa te ves en la foto. tu admirador. Te buscaré en FB. un abrazo
 
 
#13 Jacqueline 09-05-2018 10:26
Diana que entretenido, muy bonito este articulo. Que % de ficción hay en la historia? jjj.
 
 
#12 Diana 27-04-2018 13:16
Hola a todos, gracias por sus comentarios. Me alegran el día!
Si quieren conversar, nos podemos encontrar en FB, mi nick es Blanca Luz... Pásenme mensaje para aceptar la amistad...
 
 
#11 jade 27-04-2018 12:31
Muy bueno Di, me gustó mucho.
 
 
#10 Meyelin 27-04-2018 09:29
Holaaaa!!!!!Que bueno que te puedo leer de nuevo se demoró tu articulo pero lo importante es que como siempre ha sido EXCELENTE.Sobre el tema es verdad lo que dices al principio todo es bonito y nos esforzamos pq el otro vea lo mejor de nosotros pero pienso que deberiamos ser fiel a nosotros mismos y no aparentar ser lo que no somos por lo demás SER FELIZ es lo que nos queda pues la vida en pareja y sobre todo con quien nos complementa es DIVINO. Gracias por estar DIANA como SIEMPRE
 
 
#9 Tony 26-04-2018 10:52
Hola Diana, leo siempre tu columna, me he reido mucho, me alegraste la mañana, sigue así
 
 
#8 joelluis 25-04-2018 13:25
Muy feminista, pero bello...
 
 
#7 Manuel 25-04-2018 12:35
Excelente artículo.inteli gencia Búlgara, no Ucraniana.
 
 
#6 Crash 25-04-2018 09:33
elkernel, bienvenido a la lista.
 
 
#5 Dixan de Holguín 25-04-2018 08:43
Buenos días Dianita, saludos, al fin veo algo tuyo nuevamente. Mira en relación al tema que propones te puedo decir que en ocasiones queremos aparentar algo que no somos, quizas para impresionar en el primer momento -y creo que no es malo- pero cuando iniciamos una relación lo mejor es ser como somos realmente, sino nos pasan estas cosas y llega la desilusión y con ella la ruptura, la falta de amor y lo peor el engaño. Por último te reitero mi invitación a Holguín, quizas con las Romerías te embulles.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar