martes, 11 diciembre 2018, 16:58
Sábado, 09 Junio 2018 06:36

Neymar y fichaje por el Real Madrid: Deporte, pertenencia… dinero

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/CubaSí
Valora este artículo
(3 votos)
¿Terminará esta historia para Neymar con ese rostro de felicidad que muestra en la foto? ¿Terminará esta historia para Neymar con ese rostro de felicidad que muestra en la foto?

Una telenovela que, al parecer, tardará aún en llegar a su final y en la cual, créanme, los protagonistas no son ni el astro brasileño Neymar Jr., ni los poderosos clubes Paris Saint Germain y Real Madrid.

Una telenovela que, al parecer, tardará aún en llegar a su final y en la cual, créanme, los protagonistas no son ni el astro brasileño Neymar Jr., ni los poderosos clubes Paris Saint Germain y Real Madrid. Nuevamente mercantilismo y Don dinero se dan la mano, pues el deporte continúa evidenciando ser una arista de la vida en extremo lucrativa y cada día más desnaturalizada. El fútbol dentro de este alcanza expresiones estratosféricas.

Es una fiebre, todas las miradas, intereses de la más diversa índole, y situaciones de incomodidad y asedio manifiestas por el propio crack aderezan este “culebrón” y copan las páginas de las publicaciones deportivas en disímiles latitudes.

Varias interrogantes surgen a la hora de analizar este posible mega traspaso: la primera pasa por el sentido de pertenencia y amor por un club que pudiera albergar el futbolista; el segundo por las ingentes manifestaciones de poder de Florentio Pérez y la máxima dirección del PSG, considerado como uno de los clubes más sólidos en cuanto a respaldo financiero existentes en la actualidad.

La tercera variable gira en torno a cuanto puede dejar tras bambalinas y más allá de la mera transacción este montaje de súper fichaje.

Lo futbolístico

El Real Madrid siempre ha apostado por un jugador líder que se halle entre los mejores del mundo como eje de sus filas. Ronaldo, Zidane, Luis Figo (proveniente del Barcelona y en un largometraje similar), Beckham… lo cierto es que para la próxima temporada, su estrella Cristiano Ronaldo tendrá 34 años, y por ley de la vida, su rendimiento no será el mismo. Incluso, el hacerlos coexistir a los dos en esa supuesta etapa de tránsito, le aportaría considerables dividendos al equipo y aseguraría otra posible dinastía del que hoy es considerado detrás del propio Ronaldo y Lionel Messi como el tercer jugador del planeta.

Yo me cuestiono muchísimo las decisiones tomadas por Neymar, así como su salida del Barcelona al PSG, independientemente del manjar de 222 millones de euros (el arreglo futbolístico más caro de la historia) que impulsó la mudanza por encima de cualquier otro móvil. Si bien el ariete no ha hecho público su deseo de recalar en el club merengue tampoco se ha negado a asegurar que ese podría ser su próximo destino. De hecho, manifestó que sus decisiones personales las tomaba él y que ni su padre o su agente estaban facultados para hacerlo, pese a influir o aconsejar sobre cualquier asunto.

No es secreto que Neymar estaba sumamente engranado a la dinámica del Barca, formando un tridente único con Messi y el uruguayo Luis Suárez. De hecho, ganaba peso notablemente en el accionar del once culé. Sin embargo, esgrimió como uno de los argumentos para recalar en París el hecho de no desear estar a la sombra de la “pulga biónica” argentina.

Me pregunto: ¿dónde quedaron esos tantos festejos, besos al escudo blaugrana, trofeos alzados y declaraciones que parecían emanadas del alma? ¿Lo habrá socavado el escándalo de evasión de impuestos y situaciones en las que se ha visto involucrado? ¿Se rindió ante los consejos de su padre, y su agente? ¿Realmente latió tanto por el Barca que le costó tan poco irse al PSG?

De hecho, en el PSG, como parte de una Liga francesa de mucha menor exigencia que la española no le ha ido del todo bien, ni en lo futbolístico, pese a combinarse con estrellas como Edinson Cavani y Mbapé, ni en lo anímico. de hecho, sus relaciones con las restantes estrellas del elenco parisino no han sido para nada cordiales. Altercados internos, lesión severa, eliminación temprana en los octavos de finales de la UEFA Champions League, son algunos sólidos argumentos.

Además, el PSG no es un club muy dado a vender a sus estrellas una vez que las adquiere. Cualquier duda al respecto cabría preguntarle a Verratti.

Sin embargo Neymar Neymar no quiere continuar en el PSG, con el que tiene contrato hasta 2.022, y ha pedido sentarse a negociar ya su salida. Así se lo comunicó su padre al presidente Nasser Al Khelaifi, según reflejó el diario deportivo MARCA.

El futbolista reconoce que se equivocó al fichar por un equipo de un campeonato menor como el francés, poco competitivo, y que no se ha adaptado al vestuario, donde no mantiene una buena relación con el núcleo duro que forman los argentinos (Di María, Pastore, Lo Celso) y el uruguayo Cavani. Ahora falta por conocerse cuál es la reacción de Tamim bin Hamad Al-Thani, el jeque de Qatar y verdadero dueño del club que preside Al Khelaifi. Esa es la clave de este asunto.

Dame millones y moveré al fútbol, digo al mundo

Detrás del PSG se mueve el multimillonario catarí Nasser Al-Khelaïfi y el emporio Oryx Qatar Sports Investments. Desde su llegada al club en noviembre del 2011 revolucionó el club, colocando cuantiosas sumas de dinero como principal divisa en cualquier movimiento importante.

Ese primer año invirtió 130 millones de euros. La claúsula de la compra de Neymar significó 222 millones y se especula que Florentino Pérez y la alta jerarquía del club merengue estarían dispuestos a pulverizar esa suma y acercarse a los 300 millones en caso de que esa fuera la cifra mágica para sellar el acuerdo.

Hablamos de sumas que superan con creces los ingresos anuales de millones de habitantes en las naciones más pobres del planeta. Imaginen que en la República Centroafricana (4 709 000 habitantes) la media anual de ingresos es de 639 dólares.

Es de esperarse que cualquier sentimiento de pertenencia o amor por el PSG que pueda construir el crack brasilerio, al igual que lo hizo en el once blaugrana, quede avasallado por Don Dinero, o al menos tan difuso que no le cueste realizar otro movimiento, recomenzar de cero en otra ciudad, adaptarse a nuevas dinámicas… engorroso por muy favorable que el entorno se le presente.

Estoy seguro de que muchos otros capítulos le restan a esta novela Neymar versus dinero, ¿PSG o Real Madrid? Las presiones serán múltiples, tanto por parte del jugador, aún cuando no haya hecho pública su intención o no haya desatado sus manifestaciones al respecto, como por parte de Florentino Pérez y la plana mayor del Madrid, que desde hace buen tiempo venían proyectando el hacerse del ariete como posibilidad latente. De hecho, esta es la tercera ocasión en que intentan hacerse de sus servicios: año 2006 con apenas 14 abriles; verano del 2013 cuando militaba en el Santos brasileño y era una de las mayores promesas del fútbol a nivel global, puja en la que cedieron con el Barcelona; y ahora en ese melodrama sin desenlace cierto aún.

Neymar marcó el primer tanto de Brasil en el amistoso que le ganó su once a Croacia 2-0. Entró en el segundo tiempo como cambio de Fernandinho y tras llevarse a varios defensas signó el tanto. El crack brasileño no disputaba un partido desde el pasado 25 de febrero. Millones de personas continúan pendiente a este culebrón futbolístico. Para ponerle algo más de morbo a la cuestión, Neymar y Luka Modric intercambiaron camisetas tras ese desafío y el mediocampista ofensivo croata, puntal en el accionar del Real Madrid le dijo algo así como: "Te esperamos".


Es enajenante, pero real, como 90 minutos pueden sacarte de cualquier problema, para luego retornar a la cruda realidad, bien distante de ese juego de "valores" que se vive relacionado con el futuro del ariete de la Canarinha...

La moraleja, parafraseando a Arquímides, continúa siendo la misma: el dinero funciona como un rodillo demoledor que barre con todo a su paso, cambia sentires, difumina ideologías y pensamientos, como una poderosa palanca que mueve tanto al fútbol como al mundo.

Visto 1747 veces Modificado por última vez en Jueves, 21 Junio 2018 06:58

Comentarios  

 
#4 carlos_habana 11-06-2018 13:23
Amigo Harold, ¿QUÉ SE PUEDE HACER AL RESPECTO? Estoy de acuerdo el Guille y con Crash. Nosotros trabajamos por salarios facilemente doblables, triplicables, etc. Compadre no gaste tanto papel con cosas que no tinen sentido cuestionar.
Por favor, ¿DÍGAME CÓMO SE PUEDE EVITAR QUE OCURRA LO QUE ES HOY MOTIVO DE SU COMENTARIO?
 
 
#3 Crash 11-06-2018 07:19
No 222 millones, ahora mismo el que me duplique el salario hace conmigo lo que quiera. Y creanme, duplicar mi salario es increiblemente facil. Imaginese usted si ademas de eso me pone de estrella del equipo de desarrollo.
 
 
#2 german 09-06-2018 17:04
estoy de acuerdo con el periodista. excelente comentario.
 
 
#1 El Guille 09-06-2018 09:06
El problema es Harold que nosotros lo vemos de la perspectiva Cubana, donde se hace enfasis en el amor a la camiseta, donde el deportista cobra un salario y ya los otros problemas a medias están resueltos, aquello es otra sociedad, metanse en la cabeza esto, nosotros no somos el ombligo del mundo, sino se cantara un solo himno en todos los paises, aparte que es futbol, beisbol, tenis de campo, etc, esos son centros de trabajo, donde el deportista vende su fuerza de trabajo y si vamos a la realidad todo obrero de cualquier parte del mundo vende su fuerza de trabajo, porque sino no cobra salario, ellos van a donde mejor se le pague igual que ocurre en nuestro país un obrero emigra de un sector a otro por mejores condiciones de trabajo y mejor salario, esto es una realidad no lo dice el imperialismo, es algo que es objetivo y real, dejemos de criticar si no hay amor a la camiseta, porque con amor a la camiseta y amando a la camiseta la realidad te consume, dejen tranquilos a esas grandes estrellas que están queriendo maximisar sus ganancias y dirijanse a lo mero deportivo, a mi que me intereza que a Neymar le paguen lo que quieran pagarle a mi me intereza que sea un buen futbolista y ahora me intereza que vaya para el Real Madrid que es MI EQUIPO
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar