viernes, 22 junio 2018, 18:23
Viernes, 18 Mayo 2018 06:51

Las cobras escupidoras

Escrito por  Álvaro Samuel/ latrincheranoticias.wordpress.com
Valora este artículo
(2 votos)
Henry Falcón Henry Falcón

Desde la maleza más gruesa y oscura, donde se esconden los depredadores más traicioneros, salieron tres cobras escupidoras que han intentado pringar con su veneno la conciencia del pueblo venezolano, con la meta de que se olvide el legado del Comandante Chávez y se entregue sumisa la patria al imperio gringo y sus socios comerciales que son los depredadores que se esconden detrás de estas serpientes.



Cada candidato presidencial opositor tiene un veneno distinto que contiene sus verdaderas intenciones entreguistas detrás de sus imágenes de supuestos demócratas, los tres tienen el mismo efecto citotóxico en la intención de voto del venezolano.
Reinaldo Quijada, candidato presidencial reiteró en una entrevista que su propuesta es afianzar conceptos como la inclusión social, al igual que destacó la importancia de “trascender el papel de mero exportador de materia prima”.

El mismo discurso de siempre pero sin programa de gobierno claro, porque sus promesas ya han sido llevadas acabó por la Revolución Bolivariana de Venezuela, que llevó la inclusión social a un nivel nunca antes visto en toda la historia de la patria de Bolívar y Chávez, sin olvidar los logros y convenios comerciales con otros países que afianzan la salida de Venezuela del deprimente papel de Estado monoproductor que dejó la Cuarta República.

El candidato Javier Bertucci, dejó el pulpito donde difundía la palabra de Dios para montarse en una tarima a escupir promesas políticas que ya se lograron en Revolución  -una tendencia de los que no tienen ideas propias-, porque entre ellos mismos se han copian hasta el punto en que no recuerdan quien era el original y cuales las copias. Sus doce propuestas de gobierno son las doce gotas de veneno que vienen disfrazadas de agua bendita.

Verbigracia Bertucci promete Reestructurar el sistema educativo en todas sus etapas, devolviendo lo que nunca se ha quitado, la autonomía de las universidades, el sistema educativo venezolano creado en Revolución tiene tanto éxito que los profesores venezolanos que están en tierras extrañas son catalogados como grandes profesionales, la profundización y mejoramiento de los planes sociales que atiendan el deterioro de la capacidad adquisitiva, entregar los títulos de propiedad a beneficiados con La Gran Misión Vivienda, etc.

¿Será que Bertucci no ve los más de 2.000.000 de viviendas entregadas, no ve que los venezolanos que viven en estas casas son dueños de sus propiedades? ¿Tampoco ve los beneficios sociales que se lograron y se siguen logrando con las misiones sociales y las diferentes estrategias que ha implantado el Gobierno Revolucionario de Nicolás Maduro aún con el impacto de la guerra económica? El que tenga ojos que vea, pero hay quienes los tienen y los cierran para no ver la realidad.

El último candidato perdedor es Henry Falcón, de las tres cobras escupidoras él es la única que no le tiene miedo al hombre, y al contrario de los dos anteriores candidatos  presidenciales lanza sus propuestas de gobierno neoliberales a través de los orificios de sus colmillos sin mensaje edulcorados, sin limpiarse la cara de salta talanquera que tiene desde que traicionó la Revolución.

Su camaleónica historia en la gobernación del estado Lara fue una imitación en miniatura y defectuosa de los planes que llevaba acabó la Revolución Bolivariana de Venezuela. En su nueva etapa de candidato presidencial se le ve el rostro famélico de poder, se ha quitado la máscara para hacer de los intereses neoliberales del imperio gringo sus propuestas de campaña.

Falcón es el tipo de político que cree en la vieja teoría de disminuir el poder del Estado a su mínima expresión, y de aumentar el poder del sector privado que tiene una gran porción del poder económico en sus manos, pero esta ansioso de adueñarse de los lucrativos servicios públicos como las telecomunicaciones, la producción y distribución de la gasolina, el agua y la energía eléctrica sin los cuales no viviría el pueblo venezolano.

Dolarizar la economía, privatizar empresas del Estado como la Cantv, Movilnet, Pdvsa, abrir un canal humanitario, buscar financiamiento con el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, liberar a los políticos presos por delitos comunes, devolver las empresas confiscada en buena lid a los empresarios apátridas que las tenían sin producir, que retorne la señal de los canales de desinformación RCTV, Noticias RCN y CNN en español, desconocer a la Asamblea Nacional Constituyente y juramentarse únicamente ante la ilegal Asamblea Nacional opositora, todo esto lo promete Falcón en una hipotética victoria.
Esta es la ralea de la cobras escupidoras que se lanzaron al ruedo como oriflamas opositoras para la contienda electoral del 20 de mayo, para muchos era difícil creer que existieran candidatos presidenciales peores que Capriles o Rosales, pero en la gruesa y oscura maleza todavía hay fieras que no han mostrado sus garras y colmillos.

Visto 512 veces

Comentarios  

 
#2 ele 18-05-2018 11:35
Pido por favor no seguir ofendiendo a los animales. Estos no saben de política ni de traiciones, por eso no se postulan. Las cobras no tienen la culpa de tener veneno, pero aún así lo emplean solo para defenderse.
Cuando nos referimos a quienes se menciona el artículo, que no merecen llamarse personas aunque mantengan la posición bípeda y empleen instrumentos, debemos verlos como despreciables entes que no recordará la historia, ni siquiera la familiar.
 
 
#1 ulises 18-05-2018 07:11
Que los venezolanos investiguen bien posiblemente eos dicursitos salieron de la Oficina Oval y como tienen tan poca originalidad, puede ser que de la pluma de Trump.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar