sábado, 18 agosto 2018, 02:44
Miércoles, 13 Junio 2018 05:06

¿Cómo marcha el proceso de investigación del accidente aéreo en La Habana?

Escrito por  Oscar Figueredo Reinaldo, Abel Padrón Padilla
Valora este artículo
(3 votos)
Mercedes Vázquez (I), directora de Transporte Aéreo y Relaciones Internacionales del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba (IACC), y Adis Sánchez (D), jefa del departamento de Asesoría Legal del IACC, durante su intervención en la conferencia de prensa . Foto: Abel Padrón/ ACN. Mercedes Vázquez (I), directora de Transporte Aéreo y Relaciones Internacionales del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba (IACC), y Adis Sánchez (D), jefa del departamento de Asesoría Legal del IACC, durante su intervención en la conferencia de prensa . Foto: Abel Padrón/ ACN.

Autoridades del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba (IACC), ofrecieron detalles del proceso investigativo que se realiza tras el accidente aéreo el 18 de mayo en las cercanías del Aeropuerto Internacional de La Habana.

Adys Sánchez Agüero, jefa del Departamento de Asesoría Legal del IACC reiteró que se trata de un proceso complejo en el que se evalúan todos los registros técnicos, incluyendo las cajas negras.

“El descifraje de estos dispositivos se realiza de común acuerdo entre todas las partes que participan en la investigación de accidentes. Esta comisión está compuesta por el estado donde ocurre el siniestro (Cuba), el estado de matrícula y explotador (México) y el estado de fabricación y diseño del aeronave que es Estados Unidos”.

Explicó además que por consenso la investigación de las cajas negras se realizará en los EEUU ya que en Cuba no existe el equipamiento técnico acorde con el modelo de esta aeronave.

“Tenemos que tener en cuenta que Estados Unidos es el país de construcción y diseño del avión, por lo tanto, cuenta con los laboratorios, la técnica y el equipamiento para llevar a cabo estos estudios”, agregó.

La jefa del Departamento de Asesoría Legal del IACC manifestó que ya fueron identificados los parámetros en el tiempo de las cajas negras y que ahora se procede a modelar los mismos.

“Se construye sobre la base de estos registros y a partir del empleo de modelos matemáticos las acciones realizadas en el vuelo. Luego se comparan con los resultados obtenidos del resto de las investigaciones ejecutadas sobre el las partes del aeronave recuperadas”.

Por su parte, Mercedes Vázquez González, Directora de Transporte Aéreo y Relaciones Internacionales del IACC añadió que se recopiló la información proporcionada por la torre de control y el aeropuerto.

“Se analiza también los testimonios de los testigos del accidente y el personal de la aerolínea que se encontraba en Cuba. Las partes de la aeronave que han sido recuperadas fueron trasladadas a un hangar para su protección y examen”.

Vázquez González advirtió que hasta que no se culminen todas las investigaciones no se podrá conocer las causas del accidente, “pues no solo con la información preliminar de las cajas negras se puede dar una conclusión”.

Excepto los trabajos de recuperación de los registros de voz y datos del Boeing-737, que como ya se informó se realizan en los Estados Unidos, el resto de los trabajos se están ejecutando en Cuba sin inconvenientes, aseguró Adys Sánchez Agüero, jefa del Departamento de Asesoría Legal del IACC.

También aclaró que el lugar del siniestro se preserva.

“La investigación es un proceso complejo que puede durar varios meses, se trabaja de manera ininterrumpida para poder llegar a la conclusión en el menor tiempo posible”.

La comisión encargada de esclarecer el siniestro del pasado 18 de mayo está compuesta por expertos de todas las especialidades aeronáuticas. También son miembros de esta comisión peritos de diferentes campos del Ministerio del Interior.

“Forman parte además dos funcionarios de la Aeronáutica Civil de México y dos investigadores de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de los Estados Unidos”, dijo Sánchez Agüero.

La imputación de responsabilidades en materia laboral, administrativa o penal, se llevará a cabo en correspondencia con lo establecido por las legislaciones vigentes y los resultados de la investigación, explicó Mercedes Vázquez González, directora de Transporte Aéreo y Relaciones Internacionales del IACC.

Los directivos de del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba reafirmaron que el avión contratado a la aerolínea Damojh SA contaba con las certificaciones establecidas por la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI), emitidas por la Autoridad Aeronáutica de México, la cual al igual que Cuba es miembro de la OACI.

Tomado de Cubadebate

Visto 437 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar