jueves, 20 septiembre 2018, 08:17
Jueves, 12 Julio 2018 08:48

Qatar cambia las fechas de la historia, el calor impone su orden

Escrito por  Yasiel Cancio Vilar
Valora este artículo
(0 votos)

La Copa del Mundo de fútbol de Rusia entra hoy en la recta final, pero la mayoría de los países del planeta piensan en la próxima edición del certamen, con asiento en Qatar, en fechas nunca vistas.

Francia y Croacia dirimirán la gran final Rusia-2018, mientras Bélgica e Inglaterra rivalizarán en el duelo de consolación por el tercer lugar; el resto de las naciones afiliadas a FIFA ya comenzaron a trazar planes y proyectos para acceder al certamen de 2022, en el Reino de Qatar.


Esa justa tendrá infinitas novedades, sin embargo, una sobresale por encima del resto: el campeonato mundial se realizará entre noviembre y diciembre por primera vez en la historia, debido al calor intenso imperante en aquella nación de Oriente Medio.


La temperatura en suelo qatarí oscila entre los 40 y los 50 grados celsius en los meses de junio y julio, cuando habitualmente se realiza la Copa del Mundo desde su fundación allá por 1930.


De acuerdo con varios estudios, ese calor extremo es altamente peligroso para los deportistas de alto rendimiento, pues a partir de los 39 grados el cerebro -aseguran los científicos- le ordena al cuerpo bajar el ritmo, provocando fatiga inmediata.


Por esa razón 2022 será un año atípico como nunca antes. Todo cambiará para que el Mundial cobre vida en Qatar. Las Ligas deberán reorganizar sus calendarios, los clubes tendrán que modificar sus entrenamientos y los jugadores, los reales protagonistas, vivirán el año más raro de sus carreras.


Los hinchas igualmente cambiarán su habitual modus operandi porque, aunque los estadios serán climatizados, como quiera serán rehenes de las altas temperaturas y el calor asfixiante.


Oficialmente, el torneo se disputará del 21 de noviembre al 18 de diciembre en ocho estadios de esa nación árabe, repleta de pozos de petróleo y también de grandes zonas desérticas.


El Estadio Nacional de Losail será la sede principal de la justa. Allí se disputarán el partido inaugural y la gran final del certamen. Los organizadores, sin dar muchas explicaciones, decidieron apostar por esa ciudad por encima de Doha, la capital de la nación, situada en el Golfo Persico.


Vale aclarar que la ciudad de Losail todavía está en fase de construcción, al igual que el estadio.


Qatar, como ahora hace Rusia de buena manera, pondrá su cultura y sus tradiciones a disposición del mundo y mostrará su grandeza y sus excentricidades, retos enormes para un país que poco tiene que ver con el fútbol más allá de aportarle fuertes sumas de dinero a algunos clubes europeos.

Visto 559 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar