miércoles, 20 noviembre 2019, 23:19
Lunes, 23 Julio 2018 16:04

Barranquilla 2018: La proa final del remo y el empuje del tenis de mesa

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)
Fournier y Adrián Oquendo se combinaron para obtener dos coronas Fournier y Adrián Oquendo se combinaron para obtener dos coronas

Los aztecas bogaron mejor que nuestra legión, que si bien atraviesa por un proceso de renovación, también lo es el hecho de que no carburaron con efectividad.

El saldo de (6-4-1), por (5-5-1) habla de la ventaja por una “nariz” de los mexicanos.

No era el resultado esperado, sobre todo porque la varilla estaba colocada a la altura de una barrida de ensueño en Veracruz, diez embarcaciones cubanas que conquistaron las aguas del Lago Mandinga. A la vuelta de cuatro años no sucedió lo mismo y la proa final de nuestra comitiva recaló segunda en Colima, precisamente por detrás de México.


Los aztecas bogaron mejor que nuestra legión, que si bien atraviesa por un proceso de renovación, también lo es el hecho de que no carburaron con efectividad. El saldo de (6-4-1), por (5-5-1) habla de la ventaja por una “nariz” de los mexicanos, amén del aporte de tres coronas de ángel Fournier (repitiendo su cosecha personal de Veracruz), y el par de cetros de su homóloga Yariulvis Cobas, igualmente a la usanza de su rendimiento en aguas aztecas.

De hecho, en las seis pruebas varoniles ninguna de nuestras embarcaciones ligeras pudo asirse al título, como tampoco lo lograron sus homólogas.

Es cierto, de antemano el titular de la Federación cubana había anunciado que se antojaría casi imposible repetir la escoba de aguas veracruzanas, pero también hizo manifiesta la intención de dominar la disciplina.

La repercusión de haber cedido precisamente ante los cuates en la puja por ganar los Juegos puede antojarse determinante al final del camino, pues de hecho ninguna otra nación en concurso escaló a lo más alto del podio.

Cada título que cedamos en esa puja campal versus mexicanos y colombianos será como una estocada mortal a nuestras aspiraciones. Sin pecar de pesimista creo que vamos cediendo en el duelo planteado hasta este minuto en deportes como el taekwondo, el mencionado remo, el levantamiento de pesas, el ciclismo, la gimnasia artística… y se sucederán muchos otros.

Andy con una motivación extra

He tenido el privilegio incluso de compartir entrenamientos con Andy Pereira, Jorge Moisés Campos y Liván Martínez. Ahora mismo estoy en la piel del zurdo capitalino Pereira. Se lo qué significa hallar en tu hijo la mayor inspiración y motivación posible.

Andy, de 28 abriles,  resurreccionó tras el nacimiento de su pequeña y se encuentra jugando a un nivel increíble.
Ha funcionado como líder perfecto en el triunfo por equipos y se conjugó con Moisés para igualmente bañarse de oro en el doble masculino, con contundente 3-0 (11-6, 11-8, 11-7) sobre los mexicanos Marcos Madrid-Ricardo Villa, justamente airosos en el enfrentamiento particular con los de México lindo y querido.

Aún le queda intentar buscar la reválida en la lid masculina individual, luego de quedar en bronce en el doble mixto junto a su coterránea Idalys Lovet. Hace cuatro años tomó desquite del boricua Brian Afanador para titularse. Puede que ese duelo se repita, aunque ahora en la final por colectivos, ya Andy lo hizo morder el polvo.

Saque efectivo, explosividad en sus desplazamientos, y la búsqueda de remates poderosos en el crucial tercer toque, son algunas de las claves de juego de Pereira.

Por cierto, en el doble femenino Idalys Lovet-Lissi Castillo tuvieron que contentarse con la presea de bronce.

Kilogramos que no bastan para coronarse

No se pretendía la coronación ni de Yaneisy Meriño y Mariela Hernández en los (69 kg), ni de Víctor Javier Quiñones y Yorbanys Martínez (94), como parte de la jornada de levantamiento de pesas. Sí que mostraran efectividad en los porcentajes de ejecuciones válidas, además de acercarse o mejorar sus alzadas.

Y hubo de cal y de arena para nuestros halteristas, quienes patentaron mejores rendimientos en el ejercicio de envión, a tono con el poderío de nuestra escuela en ese movimiento en las últimas dos décadas.

Así, los respectivos arranques de los nuestros quedaron fijados en 162 kg-plata para Quiñones, y 153-5to; y Yaneisy (96-5ta), Mariela (90-6ta). Ambas con dos fallos en tres intentos.

Comentábamos que en el envión les fue mejor: Quiñones a la cabeza repitió su plata (203 kg-marca personal), Martínez coronó un excelente bronce (201); en tanto Yaneisy (128) y Mariela (115) se colocaban cuarta y quinta por ese orden.

Cabe destacar que los cetros quedaron en poder de los mejores exponentes cafeteros: los 94 los dominó Jonathan Rivas (165-204), y los 69 femenil tuvieron doble reinado en poder de Mari Leivis Sánchez (108-récord en arranque), y Mercedes Isabel Pérez (130).

En el pentatlón moderno, el relevo mixto integrado por Leidy Laura Moya y José Figueroa. Sus 565 unidades no les bastaron para repetir el vellocino de hace cuatro años.

Cuando las emociones más fuertes de la fecha de lunes para Cuba estaban por comenzar con las finales por aparatos de la gimnasia artística y el ciclismo de pista, acá les dejamos caer un telón parcial de lo acontecido.

Usted no deje de confiar, pese a que el panorama difiere un tanto al de hace cuatro años, especialmente por el repunte de los locales. Nuevamente todos hacemos un llamado a la tan vital eficiencia de cara a las finales que se avecinan.

Visto 1028 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar