jueves, 17 octubre 2019, 02:52
Miércoles, 01 Agosto 2018 16:57

Canotaje: la guerra de Yurieni por aumentar la cosecha

Escrito por  ACN
Valora este artículo
(0 votos)

El oro de Cuba en la segunda jornada del canotaje lo ganó en el kayac monoplaza (K-1) a 500 metros, Yurieni Guerra, quien sumó un bronce en el biplaza (K-2), con escenario en el lago Calima, de esta ciudad colombiana.



Guerra no se conformó con el metal dorado como singlista, y con poco tiempo para la recuperación, buscó otro con Flavia López, pero quedaron en bronce.

Ya con el oro en el pecho, explicó que ha entrenado bastante fuerte, he hecho una buena preparación y sabía que lo iba a lograr. No estaba confiada, pero tenía esa meta y me sentía lista para hacerla realidad, agregó a JIT la cienfueguera de 28 años de edad.
Yurieni no dio tregua desde la partida y sin contratiempos aseguró la victoria con crono de 1:55.623 minutos para dejar atrás a la finalista mundial Beatriz Briones, de México (1:57.467), y a la anfitriona Diexi Molina (2:03.049).

Luego de alcanzar la cuarta dorada del piragüismo cubano, 50 minutos después ya estaba de nuevo dispuesta para la segunda prueba de la fecha, esta vez a la cabeza del bote biplaza que compartió con la novel Flavia, quien debutó internacionalmente este día con el bronce.

En realidad Flavia y yo apenas llevábamos dos semanas entrenando, conocíamos que era difícil superar a las más experimentadas de México y Colombia, ella aún es muy nueva, no ha entrenado en la altura, pero las cubanas siempre tenemos la autoestima bien en alto y en cada duelo vamos por más, añadió Guerra.

Y es por eso que la matancera de 19 años no puede esconder sus lágrimas mientras asegura que dio todo lo que tenía, por se siente bien, aunque llore, pues hizo lo que pudo, se entreguó. Estoy feliz porque aporté al medallero de mi país, apuntó.

Primero fue nadadora, pero a partir del cuarto grado escolar comenzó en canotaje y en el 2016 integró la selección nacional. Creo que me falta preparación en altura y seguir compitiendo para acumular experiencia, recalcó.

Las campeonas mexicanas del K-2, a 500, marcaron 1:44.879 minutos, seguidas por las colombianas Yerly Muñoz y Diexe Molina (1:45.621) y las cubanas (1:48.162).

Ernesto Delgado, entrenador de las mujeres, piensa que faltó alcanzar un poco más de nivel para este evento, pero tuvimos poco tiempo, aunque se veían bastante bien.

Yurieni lo hizo en la altura, ya estaba designada para estos juegos, a Flavia hubo que insertarla después, hacía preparación general para el clasificatorio panamericano, hubo que hacer un cambio rápido y por eso estoy contento con el bronce, precisó.

Mañana jueves concluye el canotaje, en el que Cuba suma cinco oros, una plata y dos bronces, con las finales del K-1, masculino y femenino, a 200 metros.

Los que estarán en acción son Fidel Vargas, quien suma una de cada color, y Yurieni, que cumple ya una década en el equipo nacional y quiere cerrar en esta cita regional bien arriba.

En la final no puedo tener otro pronóstico que el oro para mi Patria, solo pienso en remar duro y rápido, manifestó con la piragüista que después de ocho años sin remar ganó en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, oro en K-2 junto a Yusmari Mengana, ahora convertida en mamá, así como también plata en K-4.

Visto 611 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar