jueves, 18 octubre 2018, 10:26
Jueves, 09 Agosto 2018 17:17

Antes del disparo inicial del Campeonato NACAC, mirada a Cuba

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)


En definitiva serán 12 los legionarios cubanos del atletismo que intentarán revolucionar a partir de hoy y hasta el domingo el Campeonato de Norte, Centroamericana y el Caribe (NACAC), con asiento en el Varsity Stadium de Toronto, Canadá.


Siete ases de los recién finalizados Juegos Centroamericanos y del Caribe encabezan nuestra comitiva, quienes aunarán esfuerzos con jóvenes talentos, en una espiral de desarrollo proyectada rumbo a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y el próximo ciclo.

La relación la encabezan Yarisley Silva (pértiga), Yaime Pérez (disco), Rose Mary Almanza (800 mets), Zurian Echevarría y Leandro Zamora (400 c/v), Yoandy Lescay y Adrián Chacón, integrantes de los relevos que medirán fuerzas en la vuelta al óvalo.

Complementan la comitiva el triplista Jordan Díaz, el vallista Roger Iribarne, y los jóvenes Pedro Acuña (800-1 500), Arnaldo Romero (200) y Rúben Rey Caballero (cuarto miembro del 4x400), como parte de un certamen al cual confirmaron presencia 28 naciones, y varios encumbrados como la velocista jamaicana Shelly-Ann Fraser Pryce, y la garrochista estadounidense Sandi Morris, rival directa de Yairsley en la Liga del Diamante y confrontaciones de toda índole.

Entre tiempos y marcas

Puede que muchos no lo conozcan, pero el campeonato NACAC tiene un poderío considerable, especialmente por la calidad concentrada en la pista en los países de la región, que igualmente han experimentado un despertar en los eventos de campo, por lo que será complicado regresar a casa con el oro colgando del cuello.

Así, por ejemplo, radiografiando a los nuestros tenemos que Almanza ostenta (2:01.06 minutos) en los 800, marca que la sitúa en el puesto 58 del ranking del área, bien distante de la jamaicana Natoya Goule (1:56.15), y la curtida estadounidense Ajee Wilson (1:56.45). puede que ninguna de las dos se inscriba a Toronto, pero, en cualquier caso, varias de las restantes rankeadas podrían hacerle frente.

La situación de Yarisley es menos compleja. Morris se antoja la piedra en el zapato de la pinareña, y este año se ha elevado sobre 4.88, en tanto la discípula de Alexander Nava exhibe 4.80 de mejor registro.

Cartel de favorita indiscutible tiene la santiaguera Pérez en el disco. Órbita de 67.82 la avala sobremanera por sobre la estadounidense Valerie Allman (63.55), después de ella y Denia la de mayor relieve en la región con sus disparos.

Zurian detuvo los relojes en Barranquilla en 55.13 segundos, crono que la coloca en el escaño 60 entre las marcas de mayor renombre. Impresionantes los 52.75 de la puntera Sydney Mclaughlin, y amén de que no tome la partida esta última, para Zurian inscribirse en la final y rebajar ese tiempo sería un rendimiento loable.

El triple encomendado a Jordan Díaz (17.41 metros) puede mantener la tradición y el prestigio del área de saltos. Sus predecesores norteños Christian Taylor (17.81) y Will Claye (17.44) no aparecen en las listas de partida, por lo que el favoritismo de Jordan aumenta. Eso sí, no puede cederle terreno a la confianza y en consonancia deberá salir a atacar la tabla con todo en su secuencia de brinco-paso-salto.

Otro que estará corriendo entre huesos será Iribarne. El jamaicano Ronald Levy (13.13) ha devorado obstáculos como ninguno en la región, mientras Iribarne no ha bajado de 13.48 en lo que va de año.

Pedro Acuña, de 24 abriles posee registros cimeros discretos en la doble vuelta al óvalo (1:49.3) y los 1 500-3:54.33, los cuales no creo le alcancen para colarse entre los ocho finalistas de esas pruebas. A propósito, las comandan por ese orden los estadounidenses Clayton Murphy (1:43.12), y Matthew Centrowitz (3:31.77). ninguno concurrirá, pero Acuña dista mucho de cronos contundentes. Su caso, como el del novel de 18 años, Romero (21.24 segundos en 200) pasa por brindarles un escenario riguroso de confrontación.

Cierro a ritmo del 4x400 que tiene opciones reales de podio si se comportan como nos han tenido acostumbrados en los últimos duelos. Rubén Caballero a nivel individual exhibe 46.92 segundos en la vuelta al óvalo, pero de conjunto con Chacón, Zamora y Lescay pueden resultar peligrosos. De hecho, si engranan como es debido, deben mejorar los 3:03.87 minutos dorados de Barranquilla. Amén de recalar en la posición 26, distanciados de los 2:59.78 de la posta norteña, es sabido que son sumamente competitivos.

El certamen NACAC entra en su tercera edición. Costa Rica en el 2015 le deparó a Cuba un título gracias al martillista Roberto Janet (72.72), cuatro platas y otros tantos bronces. Estados Unidos, a tono con su poderío, ha sido el rey Indiscutible, con 28 cetros en los albores del 2007, y 27 en suelo tico.

Para el campo y pista de la región y al decir de Víctor López, Presidente de NACAC, es importante lograr que la lid se torne competitiva y asistan varios de los mejores exponentes de cada una de las pruebas. Ese impulso forma parte del proyecto que prevé crear un circuito internacional en nuestra región, para el que ya existe una propuesta de 20 mítines, divididos en dos niveles cualitativos, a tono con los recursos y presupuesto de que disponga cada país organizador. En el caso de Cuba sería el Memorial Barrientos el que captaría presencia internacional y el foco de atención.

En la actualidad NACAC cuenta con mítines en naciones como Jamaica, Estados Unidos, Canadá, Trinidad y Tobago, Martinica, México, Guadalupe, San Martín e Islas Caimán, por solo mencionar algunos que son parte del actual calendario.

Visto 555 veces

Comentarios  

 
#1 pABg0nZ 11-08-2018 06:13
Me parece muy bien que se pruebe a otros atletas y no sean siempre los dos o tres que pueden ganar medallas. Lo único es que la FCA debería tener reglas claras, por ejemplo los atletas no pueden por tiempo ilimitado competir en el extranjero sin mostrar avances en los rendimientos ni en lo táctico. A mi juicio a los atletas que no se crezcan en los torneos extrafronteras, no los echaría de la preselección, pero sí debería haber conversaciones previas con ellos, hacerles saber que su "crédito de confianza" no es para toda la vida y si no cumplen con objetivos reales, como por ejemplo mejorar sus marcas del año, pues tienen que darle paso a otros con las mismas reglas. Eso de ir siempre los mismos a todas las competencias porque sus entrenadores tienen mejores contactos con la dirección, no es justo, así como que no sirve de motivación para los que participan y tampoco para los que no participan. Lo mismo debería hacerse con atletas maduros en declive, aunque hayan ganado medallas mundiales, cuando baja su rendimiento sin lesión como causa principal, se debería dar más posibilidad al atletas de la próxima generación y no seguir con el mismo disco hasta que esté tan rayado que no dé más.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar