miércoles, 12 diciembre 2018, 02:28
Martes, 28 Agosto 2018 03:15

Irán: Rechazo a matones y “payasos”

Escrito por  Arnaldo Musa/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)
Según Jonh Bolton "EE.UU. no busca el cambio del régimen en Irán. Lo que queremos es un cambio masivo en la conducta del régimen" Según Jonh Bolton "EE.UU. no busca el cambio del régimen en Irán. Lo que queremos es un cambio masivo en la conducta del régimen"

El aumento y la intensificación de las sanciones norteamericanas contra Irán, la infiltración de elementos mercenarios para promover violentas manifestaciones de protesta y presiones de índole militar de Estados Unidos e Israel para anular el programa coheteril son los más recientes elementos que confluyen en la conspiración contra el país persa, en el que se vislumbra claramente un intento para deponer al actual gobierno.

A mi mente llega aquel fatal suceso de 1953, cuando integrantes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos organizaron y manejaron una marcha circense en pleno Teherán, que se convirtió en una revuelta del lumpen proletariado que logró deponer y asesinar al primer ministro Mohamad Mossadeq, quien se había atrevido a desafiar al imperialismo, al nacionalizar la riqueza petrolera del país. Los “payasos” al servicio de la contrarrevolución cumplieron su cometido.

Lo cierto es que abandonando el pacto nuclear al que se había comprometido y reimponiendo las sanciones relacionadas con el tema al efecto contra Irán, EE.UU. busca obligar a Teherán a que adopte sus propias políticas.

O sea, un comportamiento similar al del matón, en el que EE.UU., bajo el liderazgo del presidente, Donald Trump, presiona salvajemente, en un contexto en que el Pentágono considera al propio Irán, Rusia, China y Turquía una amenaza para su hegemonía mundial.

Las nuevas sanciones estadounidenses, al contrario de las anteriores, no cuentan con el apoyo de la comunidad internacional, en concreto de Rusia, China y los países europeos, y es porque el mundo está caminando hacia la multipolaridad, además de que los aliados de EE.UU. en Europa no pueden estar de acuerdo con que se amenace y sancione a sus empresas.

Y es que el egoísmo estadounidense no deja ver que Teherán está actuando inteligentemente al cooperar con países y empresas que están a favor de desarrollar una relación económica estable. Aprovechando las ventajas con que cuenta Irán, entre ellas su pescan geoestratégica en el mundo y sus reservas naturales.

Recordemos que después de la retirada de Washington del pacto nuclear multilateral —alcanzado en el 2015— entre Irán y el entonces Grupo 5+1 (EE.UU., Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), el presidente estadounidense, Donald Trump, firmó una orden para reimponer las sanciones relacionadas con el tema nuclear contra Teherán.

La primera tanda de dichos embargos atirantes se puso en marcha inmediatamente, y después se programaron otras que apuntan al sector petrolero y gasífero, así como al Banco Central de Irán.

A ello se unieron amenazas de Trump contra las empresas occidentales que se atrevieran a negociar con Teherán, lo cual levantó protestas en países occidentales que han estado legislando para proteger a sus empresas amenazadas.

Asimismo, el presidente iraní, Hassan Rohani, acusó a Washington de "querer lanzar una guerra psicológica contra la nación iraní y provocar disensiones" entre los ciudadanos del país.

Estimó sin sentido mantener negociaciones a la sombra de las sanciones impuestas "a los niños iraníes, a los enfermos y a la nación".

Visto 693 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar