domingo, 21 octubre 2018, 18:56
Lunes, 10 Septiembre 2018 05:58

El aprovechado Trump

Escrito por  Arnaldo Musa/Cubasí
Valora este artículo
(0 votos)

Con un gabinete “berrinchinoso”, proclive a la guerra, al odio contra Rusia, Irán, China y países que, como Cuba, tienen gobiernos progresistas, es inútil que Trump se proclame que está a favor del mercadeo



Este septiembre está trascurriendo con elementos que se vienen conjugando desde julio último, cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, desató las amenazantes medidas económicas contra China, la Unión Europea y sus otros dos socios de la región, México y Canadá, sin que la sangre haya llegado al río, porque todos los involucrados están viendo crecer su economía.

La cuestión con Beijing requeriría un comentario aparte, pero aún no se ha llegado a la guerra comercial plena, iniciada “modestamente” con aranceles ascendentes a unos 50 000 millones de dólares sobre los productos chinos, contestados rápidamente por China, que advirtió su deseo de negociar y evitar una confrontación que considera inútil.

Pero Trump no hace caso, porque está envuelto en una euforia “castigadora” que le dicta más sanciones contra Rusia e Irán, al tiempo que se queja de que China no “aprieta” sus relaciones comerciales con la República Popular Democrática de Corea, lo cual es un absurdo.

Y es que el millonario mandatario se aprovecha de cada oportunidad para decir que es un hombre pro mercado, cuando no lo es en la práctica, y trata de adjudicarse, con fines electorales para su partido, que el Producto Interno Bruto de EE.UU., creció al 4,1% anual en el segundo trimestre del año, el mejor crecimiento en los últimos cuatro, lo cual es una tendencia que se repite desde el 2009, o sea, mucho antes de que asumiera el actual inquilino de la Casa Blanca.

En esto tiene que ver el mayor consumo de la ciudadanía, las inversiones de las compañías y un mayor gasto del Gobierno, todo lo cual apuntaló el crecimiento en un trimestre en el que las exportaciones también contribuyeron de manera importante a que la economía marche a todo vapor.

Algunos críticos del gobierno de Trump señalan que hay que tomar el crecimiento de 4,1% con pinzas, ya que el aumento de las exportaciones se debe a que muchos negocios decidieron acelerar sus ventas al exterior en anticipación a la posible implementación de aranceles.

Cierto o no, la economía en EE.UU. (y también en Europa y Japón, aunque en menor escala) sigue avanzando y ello continúa reflejándose en los resultados corporativos que, trimestre a trimestre, sorprenden positivamente.

No obstante, analistas consideran que todo este andamiaje económico se puede derrumbar, si Trump insiste en iniciar una guerra comercial contra China.

Con un gabinete “berrinchinoso”, proclive a la guerra, al odio contra Rusia, Irán, China y países que, como Cuba, tienen gobiernos progresistas, es inútil que Trump se proclame que está a favor del mercadeo, cuando defiende la política de Buy American (Compra Americano), sin importarle el costo final que pueda tener para las compañías y para los consumidores.

Uno no puede autoproclamarse pro mercado si invoca el concepto de “seguridad nacional” para defender medidas puramente proteccionistas contra sus aliados históricos (como hizo para justificar la luego suspendida propuesta de gravar las importaciones de autos europeos), además de tratar de corregir las distorsiones generadas por políticas proteccionistas, otorgando subsidios caprichosos.

Con un adversario tan inestable al otro lado de la mesa, los chinos hacen lo que pueden para evitar que la guerra comercial se convierta en el freno de mano que finalmente detenga el asombroso avance de su economía.

Es cierto que el desempleo ha bajado a un 3,9%, otro punto para ser empleado electoralmente, pero oculta que los 1 500 millones de dólares en recortes fiscales de los que se jacta Trump como uno de los principales logros de su gobierno, medida aprobada en diciembre pasado, benefició a los ricos y empeoró la desigualdad, afirma Philip Alston especialista de Naciones Unidas en Derechos Humanos, quien especificó que la democracia estadounidense está siendo “socavada constantemente” por las personas en el poder y otros intereses creados.

Y es que la creciente brecha entre ricos y pobres en Estados Unidos, el país más rico del mundo, se mueve a todo vapor para volverse aún más desigual.

Visto 813 veces

Comentarios  

 
#2 Leonardo 13-09-2018 03:30
El problema esta en que USA quiere dominar Todo, no tienen escrupulos, ni humildad para Los paises menores miren El abuso de ese embargo contra Cuba es criminal per debe Todo Cubano alzar su voz y ser oido sobre El EMBARGO HACIA CUBA BASTA YA DE ABUSO CONTRA MI PATRIA. CUBA
 
 
#1 YOEL 10-09-2018 10:24
JAJAJAJAJA, LO CIERTO ES QUE LOS QUE TIENEN SEGUIRAN TENIENDO Y LOS QUE NO TIENEN BUENO SEGUIRAN INVENTANDO HABER SI PUEDEN TENER EL ASUNTO ES EL SIGUEINTE Y NADIE A PENSADO QUE ESTO PUEDE SER UN ACUERDO SECRETISIMO ENTRE LAS POTENCIAS ECONOMICAS PARA SUMIR O TRAGAR A LOS PAISES EN ALSA DE LATINOAMERICA QUE ESTAN AHI AHI CON LA ECONOMIA, RUSIA TIENE INTERESES EN LATINOAMERICA, CHINA GRANDES NEGOCIOS EN LATINOAMERICA, EUA, NI SE DIGA YA SABEMOS CUAL ES SU POCISIÓN, ES LA GUERRA DE LEON PARA MONO, Y O TE MUEVES O TE TRAGO, EN FIN ESTE PANORAMA NO PINTA NADA BIEN PARA LOS DE AQUI ABAJO.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar