lunes, 22 abril 2019, 10:51
Jueves, 27 Septiembre 2018 06:22

Serie Mundial de Boxeo: Domadores, un latigazo por delante de Lobos

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)
Andy Cruz continúa sin conocer la derrota en Series Mundiales Andy Cruz continúa sin conocer la derrota en Series Mundiales Sitio oficial de la WSB

Si algo encierra el match final de la VIII Serie Mundial de Boxeo entre los Domadores de Cuba y los Lobos kazajos es interés.

Sobra rivalidad, morbo y pleitos revanchas entre los dos elencos que se han encargado de monopolizar los títulos de la competición a razón de tres para los Arlans y dos para los antillanos en siete ediciones precedentes, y que igualmente se perfilan como favoritas en cualquier competición al máximo nivel en el orbe.


Lo cierto es que luego del cartel inicial correspondiente al C-1 los Domadores blandieron el látigo y aventajan momentáneamente a sus sempiternos rivales 3-2. Cabe destacar que los kazajos han sido victimarios de los nuestros en dos ocasiones definitorias por 6-4 en el 2015, y desempate de 6-5 en el 2017.

De vuelta a Xiamen, China, escenario neutral donde se desarrolla la final, luego de un largometraje relacionado con la temática sede, -La AIBA exige el pago de una buena cifra de dinero al país que organice la final y en consonancia con esa exigencia resulta presumible que Cuba no haya podido asumirla. De ahí que la federación kazaja de boxeo se ha agenciado el cupo de anfitrión. Con semejante condición y las presiones o ventajas que de ella se pueda derivar, especialmente en votaciones de pleitos cerrados, los Lobos han logrado mordernos.

Y que conste que para nada pongo en duda la calidad de sus púgiles, insertados casi en su totalidad entre los primeros de sus respectivas divisiones y a nivel de ranking Kazajstán siempre se ubica, como Cuba, entre las tres naciones de avanzada.

Antes de entrar en el rigor del intercambio de puños consideré necesario realizar estas apreciaciones, fundamentalmente por la decisión dividida favorable a Andy Cruz (64 kg) sobre Dilmurat Mizhitov, a quien le repitió la dosis de la final del 2017.

Andy, como nos tiene acostumbrados desde que se tituló en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 disertó y sacó ventaja en cada intercambio con su oponente. Sin embargo, el juez A, la húngara Veronika Szucs, lo vio perder en toda la línea 49-46, con excepción del tercer round que lo votó 10-9 a su favor. Los restantes dos imparciales coincidieron en ver a Andy superior. ¿Estaríamos hablando del mismo combate?

El yumurino Cruz mantiene inmaculado su casillero de derrotas en la competición y exhibe 15 sonrisas.

Los otros dos airosos en la fecha por Cuba devinieron el 56 kg Osvel David García Caballero y el 91 Erislandy Savón, verdugos por inobjetables 3-0 de Ilias Suleimenov y Nurbol Altayev, respectivamente. En el caso de Savón llevó su global en la historia de Series Mundiales a 18-2.

Cabizbajos por la tropa de Rolando Acebal salieron Damián Arce ante el curtido Termitas Zhussupov, puntero del ranking de la campaña en los 49 kg, y Osleys Iglesias a manos de Abilkhan Amankul en los 75. Amankul, subtitular del orbe en Hamburgo 2017, también se erigía puntero de su peso y la única derrota que ha sufrido en Series Mundiales ante ocho éxitos, fue precisamente con Arlen López, fuera de la escuadra por un año debido a pobres rendimientos.

A propósito de ausencias notables, los Domadores llegaron al match crucial frente a los Lobos con las bajas del titular universal Johanys Argilagos (49), y del bicampeón olímpico Robeisy Ramírez (56), ambos desertores en tierras mexicanas. Además, fue separado de la selección nacional el oro del orbe Yosbany Veitía (52) por excederse de peso antes de intervenir en el torneo clasificatorio para los Juegos Centrocaribeños de Barranquilla.

De cara al cartel C-2 el tricampeón mundial Lázaro Álvarez (60), Roniel Iglesias (69), y el tetracampeón mundial Julio César La Cruz (81) deberán emplearse a fondo en aras de materializar la corona. De sus poisibles éxitos dependerá un veredicto favorable 6-4.
Álvarez es otro de nuestros púgiles más sólidos en la justa con 19 presentaciones victoriosas, pero en el recuerdo tiene fresco su revés ante Zakir Safiullin en la final del 2017; Roniel exhibe 13-4 pero ha experimentado una resurrección interesante en su boxeo; y Julio César está avalado por excelentes 18-2.

De cualquier manera, el veredicto está por conocerse, pues el C-2 se disputará en la mañana del viernes 28 de septiembre. Los pareos del mismo serán a razón de:

52 kgs: Jorge Luis Griñán-Saken Bibbosinov

60 kgs: Lázaro Álvarez-Zakir Safiullin, quien lo derrotó en la pasada final.

69 kgs: Roniel Iglesias-Aslanbek Shymbergenov, contra quien ha perdido en par de ocasiones.

81 kgs: Julio César La Cruz-Bek Nurmaganbet, a quien ya se impuso anteriormente.

+91: José Ángel Larduet-Kamshybek Kunkabayev, subcampeón mundial.

Si el match terminase empatado 5-5, algo que no creo, habría que decidir con un combate extra en los 64 kilogramos entre el cubano Jorge Moirán y Bekdaulet Ibragimov. Toca esperar a ver qué sucederá.

Visto 763 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar