domingo, 21 octubre 2018, 18:41
Jueves, 27 Septiembre 2018 09:54

Díaz-Canel en la ONU: admiración y respeto hacia Cuba

Escrito por  Martha Andrés Román / PL
Valora este artículo
(2 votos)

La admiración y el respeto hacia Cuba, así como la solidaridad con sus causas, están presentes hoy en la primera participación del presidente de la isla, Miguel Díaz-Canel, en la Asamblea General de la ONU.



Desde su llegada a la ciudad de Nueva York el pasado domingo para tomar parte en las actividades del mayor órgano del organismo multilateral, el mandatario sostuvo casi una veintena de encuentros bilaterales, pronunció varios discursos y dialogó con norteamericanos interesados en el acercamiento al país caribeño.

En el debate de alto nivel de la Asamblea General, a donde el dignatario aseguró que llevaba la voz de la isla, varias naciones expresaron el rechazo al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a Cuba hace más de 55 años.


Uno de los líderes mundiales en renovar la demanda de poner fin al cerco, y que además se reunió con Díaz-Canel, fue el presidente de Namibia, Hage Geingob, quien calificó a esa política de mecanismo 'anticuado, ineficaz y contraproducente'.


El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, recordó cómo en 2015, su país fue el anfitrión del acercamiento histórico entre Cuba y Estados Unidos, y en la Asamblea General instó a que se retome ese camino.


Asimismo, llamó a que se reconozcan los pasos dados por el Gobierno de La Habana para la apertura de su sistema económico, lo cual beneficia a los cubanos y al desarrollo económico y social de la isla.


Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, reiteró a su homólogo cubano el apoyo que históricamente ha brindado el territorio sudamericano a la isla caribeña en su lucha contra el bloqueo, durante un encuentro bilateral en el que abordaron la necesidad de fortalecer la integración regional.


Este 26 de septiembre, cuando Díaz-Canel terminó su intervención en el debate general, representantes de varios países acudieron a saludar al jefe de Estado, quien denunció la persistencia del bloqueo y demandó unidad para afrontar retos globales.


Pero quizás las muestras de mayor admiración y reconocimiento a la nación antillana llegaron anoche, fuera de la ceremonia y la diplomacia de la ONU, en el interior de una mítica iglesia ubicada en el barrio neoyorquino de Harlem.


¡Cuba sí, bloqueo no!, fue un grito que retumbó varias veces al interior de la iglesia Riverside, la misma edificación que en el año 2000 acogió al líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, y en la Díaz-Canel estuvo acompañado por su par de Venezuela, Nicolás Maduro.


Una gran ovación saludó la llegada al recinto del presidente cubano, quien al dirigirse al auditorio aseguró estar en presencia de 'hermanas y hermanos, amigas y amigos', y dijo que la mayor de las Antillas le debe mucho a la solidaridad, incluyendo la de miles de personas en Estados Unidos.


En ese encuentro, organizado con el nombre de Cuba habla por sí misma, Díaz-Canel ratificó el compromiso inquebrantable de la Revolución cubana 'con la causa de la justicia y del derecho de los pueblos a soñar y alcanzar un mundo mejor, que es posible'.


También sostuvo que podría considerarse a la iglesia Riverside el lugar de nacimiento del programa que ha llevado a jóvenes norteamericanos de los distritos más humildes a estudiar en la Escuela Latinoamericana de Medicina fundada en la isla en 1999.


Los doctores Joaquin Morante y Sitembile Sales, egresados de ese centro de altos estudios, agradecieron a Cuba su solidaridad y desprendimiento para formar jóvenes de todo el mundo en beneficio de los sectores más necesitados de sus países.

Siles, originaria de Harlem y graduada en la isla en 2010, manifestó a Prensa Latina que asistió al evento porque quería demostrar su agradecimiento al país y al pueblo del territorio caribeño, donde aprendió muchas cosas y recibió 'el mejor regalo del mundo' con la enseñanza de la Medicina.


Por su parte, una de las presentadoras de la jornada y activa luchadora a favor del fin del bloqueo a Cuba, Gail Walker, destacó que con la presencia de Díaz-Canel en la edificación se pensaba necesariamente en la visita de Fidel Castro.


La directora ejecutiva de la Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria/Pastores por la Paz, resaltó el hecho de que Díaz-Canel fue recibido con amor y respeto por la gente de Harlem y de Estados Unidos a pesar de lo que diga el Gobierno norteamericano, y confió en tener una maravillosa relación con el dignatario cubano.


Para nosotros Cuba muestra un camino, y contar con su representante aquí tiene gran significado, se trata de aprovechar la oportunidad para que el número más amplio de personas conozca sobre la Revolución en la isla, expresó a Prensa Latina otro de los asistentes al acto solidario, Martin Koppel.


Ante tales expresiones de admiración, durante una velada en la que las emociones se reflejaron continuamente, el presidente cubano celebró estar en Riverside, 'donde más de una vez abrazaron cálidamente a Fidel y con él a Cuba en nombre de lo mejor del pueblo norteamericano. Por esos momentos y por este, lo primero que quiero decir es: gracias'.

Visto 515 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar