sábado, 15 diciembre 2018, 18:54
Domingo, 28 Octubre 2018 09:17

Haddad o Bolsonaro: El futuro de Brasil y América en dos caras

Escrito por  Telesur
Valora este artículo
(0 votos)

Los ojos del mundo apuntan al sur y se tiñen de verde amarelo: el futuro de un país, de una región y de un planeta tendrá mucho que decir este domingo en las urnas.



Este no es un domingo más ni para Brasil ni para América Latina ni tampoco para el mundo. Es, al contrario, uno de los domingos más importantes para la historia política de ese país y lo que su impacto significará más allá de sus fronteras.


Más de 147 millones de brasileñas y brasileños decidirán este 28 de octubre a su próximo presidente entre dos candidatos absolutamente diferentes: Fernando Haddad (Partido de los Trabajadores, PT) y Jair Bolsonaro (Partido Social Liberal, PSL).


Para el sociólogo y profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Salvador de Brasil, Felippe Ramos, los escenarios para la región y el mundo ante un resultado u otro son tan distintos entre sí como lo son sus propios contendores.


"Son candidaturas muy opuestas en el sentido de la política externa y con América Latina, eso está muy claro, las dos agendas son extremadamente diferentes".


La América Latina con Haddad


Ramos asegura que un triunfo de Haddad sería una sorpresa, al menos si nos guiamos por las últimas encuestas, pese al veloz ascenso que ha tenido el candidato del PT desde la primera vuelta hasta ahora y a la ola anti-Bolsonaro que, afirma, se ha tomado el país en los últimos días.


En varias oportunidades el candidato de izquierda ha manifestado su respeto al continente y la importancia de la independencia, autonomía y soberanía de los países, como también el fortalecimiento de los mecanismos de integración regional y del Mercado Común del Sur (Mercosur) destaca el académico.


La América Latina con Bolsonaro


Si bien Brasil es miembro fundador del Mercosur, Bolsonaro ha hablado de abandonar el organismo durante su Gobierno. "Eso es algo muy parecido con lo que Donald Trump (EE.UU.) ha hecho en su presidencia", señala Felippe Ramos. "Esto tendría un impacto muy fuerte en la región y en la economía brasileña, porque Brasil es muy dependiente de los mercados preferenciales de Mercosur", agrega.


Asimismo, el triunfo de Bolsonaro en el gigante de sur "sería una señal muy fuerte, generando la tendencia de una ola de extrema derecha. (...) Todo lo que Brasil ha apoyado como la integración y las cumbres de los pueblos, desaparecería de agenda; como también con los pueblos internacionales: Bolsonaro ha llegado a decir que saldría de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)".
 
"Hace más o menos 2 meses dije en una entrevista que ya habría retirado a Brasil del consejo de la ONU, no sólo por posicionarse en contra de Israel, sino por estar siempre del lado de lo que no suma. Este actual apoyo (de la ONU) a un corrupto condenado y preso (refiriéndose a Lula) es sólo otro ejemplo de nuestra posición (de por qué retirarse del organismo)".


Así como el presidente de EE.UU., la carta de la ultra-derecha sudamericana "Estaría muy cerca de denunciar tratados internacionales y porponer aislamientos de Brasil de países estratégicos para la economía, la política y la diplomacia", menciona Ramos, dando como ejemplo la promesa de Bolsonaro de revisar los acuerdos con China, el primer socio comercial del país sudamericano.


La violencia de Bolsonaro


Pero, pese a esto, el sociólogo considera que Jair Bolsonaro tiene muchas más similitudes con el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, que con el estadounidense, Donald Trump.


"Bolsonaro es un candidato ultra-conservador, muy reaccionario, que se parece un poco a Trump, pero mucho mas a Duterte de Filipinas, porque es muy radical en lo que habla".


Durante casi un año y medio de presidencia filipina, el mandatario ha llevado a cabo una política fascista contra el tráfico de droga, al aplicar ejecuciones extrajudiciales -medidas defendidas también por Bolsonaro- y que han dejado más de 5.000 muertos en Filipinas, declarándose Duterte, "feliz de masacrarlos".


Asimismo, y tal como el candidato brasileño, Duterte ha manifestado públicamente su rechazo a los homosexuales, a organismos de derechos humanos como los dependientes de la ONU, y ha naturalizado las agresiones a la mujer, como la violación, con comentarios tan aberrantes como el vertido sobre el caso de Jacqueline Hamill, misionera australiana violada y asesinada.


"Estaba molesto porque la hubieran violado, pero era tan hermosa, el alcalde debió haber sido el primero en violarla", dijo Duterte refiriéndose a él mismo cuando ejercía en 1989 como alcalde en Davao, ciudad filipina donde ocurrió el hecho.


El estilo parecido entre Bolsonaro y Duterte, asegura el sociólogo Felippe Ramos, "presenta una agenda muy agresiva para la región. (...) Tendríamos que ver si las institicones son lo suficientemente fuertes para frenar esa posibilidad de que Brasil no se convierta en Filipinas en corto de tiempo."


Tema Venezuela


Mientras Haddad "ha hablado de ayudar al país a encontrar sus propias salidas a la crisis y a fortalecer su

democracia", Bolsonaro plantea un gabinete de política exterior que transgrede los acuerdos de integración regional, y que ha mencionado el "cierre de fronteras, envío de tropas fronterizas, aislamiento diplomático e incluso la posibilidad de intervención militar", recuerda Ramos, quien considera que "Venezuela es un tema muy importante para todos los países de la región".

El factor margen de diferencia


La última encuesta, publicada el pasado jueves 25 de octubre, arrojó un 56 por ciento de preferencias para Bolsonaro contra un 44 por ciento para Haddad. A poco más de 24 horas del cierre de las mesas, un abrupto repunte y triunfo de la izquierda es poco esperable, pero no imposible.  


De todas maneras, el experto en Relaciones Internacionales, afirma que ante resultados que favorezca a la derecha, el margen de diferencia entre ambos será un factor tremendamente decisivo.


"Si gana Bolsonaro con una diferencia muy alta, eso significaría una fuerza política muy poderosa para el entonces presidente. Tendría más fuerza para imponer su agenda reaccionaria y ultra-conservadora en el congreso nacional e, incluso, para amenazar a la Suprema Corte de Brasil como lo ha hecho en las últimas semanas a través de su hijo", afirma Ramos.


Sin embargo, si Bolsonaro llega a la presidencia con una estrecha ventaja por sobre Haddad, "la oposición estaría más fortalecida en contra de su Gobierno", factor importante para fortalecer las instituciones como el propio Congreso, los partidos políticos opositores, la sociedad civil y la Suprema Corte, dice el analista, factores fundamentales "para frenar las medidas que puedan ser incontitucionales".

Visto 298 veces

Comentarios  

 
#1 lula 30-10-2018 15:29
siento mucha pena por mis hermanos brasileños, pero se merecen un gobierno asi, peor que el loco ese que esta en argentina. siempre el comentario fue que lula era un ladron y dilma tambien, que no los querian, ahora que prueben lo que tanto estaban esperando para que puedan comparar y vean que se equivocaron rotundamente, que los medios de comunicacion manipulan la informacion y que los que crearon la famosa ´´CRISIS`` no fue el gobierno del PT , porq se les olvidó muy rapido todo lo que el PT hizo por el pueblo. Espero de corazon puedan salir airosos de este desastre, pero se lo buscaron.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar