sábado, 17 noviembre 2018, 01:17
Viernes, 09 Noviembre 2018 05:26

«Naturaleza eres tú, soy yo, somos todos»

Escrito por  Yuris Nórido/ CubaSí
Valora este artículo
(2 votos)
Rafael Villares frente a una de las obras de la exposición. Rafael Villares frente a una de las obras de la exposición.

El artista Rafael Villares despliega una interesante exposición en Factoría Habana, en la que pretende borrar límites entre la ciencia y el arte; y reflexiona sobre nuestra relación con el contexto. Lo entrevistamos.

Los tres niveles de Factoría Habana, uno de los mejores espacios expositivos de la capital cubana, acogen la exposición Divergencias: paradigma líquido, del joven (aunque cada vez más reconocido) artista de la plástica Rafael Villares.


Los que piensan que el arte y la ciencia son de por sí ámbitos contrapuestos deberían visitar esta exposición. Varias de las llamadas ciencias exactas confluyen sin traumas en expresiones decididamente estéticas.


Y no hay trampa: Rafael Villares reflexiona sobre la existencia (que es, en definitiva, el gran tema del arte)… y también sobre el paisaje que rodea al que existe. Y ese un tema sobre el que pueden (y deben) hablar el artista y el científico.


¿Se puede concebir la belleza si no hay quién pueda apreciarla? Obviamente, si existe una fórmula es porque alguien la formuló. Hay muchas preguntas y muchas «provocaciones» en esta expo, que cuenta con la curaduría de Concha Fontela.


Es arte conceptual, arte de pensamiento. Pero eso no significa que se descuide la factura, la «artesanía» misma del hecho plástico. Vislumbrar y seguir los caminos estilísticos, la razón de ser de cada pieza, puede resultar una aventura fascinante.


Para indagar sobre sus motivaciones, conversamos con el artista.

alt

alt

alt


—¿Cuál sería la columna vertebral de esta exposición?


—Creo que viene un poco por el título. Habla de esa intención de borrar límites. No solo los límites entre la ciencia y el arte, no solo los límites entre el hombre y la naturaleza. La intención es hablar de un tipo de paisaje, o mejor dicho: una nueva concepción del paisaje, donde la idea romántica de la naturaleza se desdibuja. La esencia es que nosotros somos los que construimos, los que vemos las cosas, en tanto los sentidos son producción cultural. Lo que vez es realmente lo que eres.


—Pero algunos siguen estableciendo esa contraposición entre la ciencia y el arte. La ciencia, dicen, se ocupa de los palpable, lo racional; mientras que el arte es ámbito emotivo, subjetivo… ¿Hasta qué punto esta exposición pretende poner en crisis esa idea?


—Con esta exposición pretendimos sobre todo establecer una colaboración entre el artista y los científicos, para mezclar esos paradigmas a los que responden las ciencias duras... pero también el arte, desde lo más sensible. Hay obras en las que participan activamente físicos, químicos, matemáticos, biólogos, topógrafos… Es una colaboración que agradezco muchísimo y partía de la propuesta de que ellos intervinieran algunas fotografías que yo había hecho. Y ellos escriben sobre la foto fórmulas, o sea, su propia interpretación de esas imágenes. Eso juega con mi propia interpretación. ¿Dónde está la realidad? Se trata en definitiva de una realidad mezclada, superpuesta. Eso es la sociedad líquida, donde todo está mezclado, donde todo es convergente…

alt

alt

alt


—Hay cierto compromiso, cierto posicionamiento por el respeto al contexto…


—La expo se basa en la máxima de que otro mundo es posible, en el sentido de que otra visión es posible, otra concepción del paisaje es posible. Y por tanto, otra visión de sociedad es posible, en tanto tú cambies tu forma de pensar. Y en tanto concientices que tú eres el que construye tu realidad. La realidad no existe per se, existe en tu mente. Por lo tanto, tú tienes esa capacidad creativa, transformadora y transgresora… Insisto: la naturaleza eres tú. Mientras tú nombras a la naturaleza ya la estás separando de ti. En definitiva, la naturaleza no es solo eso que comienza cuando se acaban los edificios: la naturaleza ya está dentro de ti. Hay una forma de entremezclar, hay elementos que se repiten en todas partes, hay una cierta morfología que te conecta con todo tu entorno.


—¿Hasta qué punto el artista juega a ser Dios?


—El artista al final es un vínculo, un canal. Pero los somos todos a nivel creativo. Somos parte de la naturaleza, somos esencia… y también somos gestores de esa naturaleza.

alt

alt


La muestra estará abierta hasta el mes de febrero, en O´Reilly, entre Habana y Aguiar, La Habana Vieja. Recomendable.

Visto 380 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar