sábado, 15 diciembre 2018, 17:24
Martes, 13 Noviembre 2018 05:23

El nuevo escándalo electoral en la Florida

Escrito por  Nicanor León Cotayo
Valora este artículo
(4 votos)

Luego que realizaron sus comicios el martes, nadie se atreve a asegurar que estos fueron limpios.


Se trata de las elecciones de medio término para seleccionar a su gobernador y un senador federal.

La agencia española EFE afirmó, este lunes, que el propio Donald Trump reconoció que hubo graves anomalías en ese proceso.

En su cuenta de Twitter escribió: “Las elecciones de Florida deberían ser ratificadas en favor del senador, Rick Scott y gobernador, Ron DeSantis dado que grandes números de papeletas han aparecido de la nada, y muchas están perdidas o falsificadas”.

Además el presidente, sin pruebas, asegura que los demócratas están “tratando de robar” los resultados.

Y subrayó: “Un recuento honesto de los votos ya no es posible, puesto que las papeletas han sido degradadas en gran parte. ¡Debemos asumir los resultados de la Noche Electoral!”.

EFE dijo que tanto uno como otro cuentan con una leve ventaja en el recuento final.
Al respecto, el Secretario de Estado floridano, Ken Detzner ordenó el sábado el conteo de unos 8 millones de cartillas de votación.

Teniendo en cuenta que la ley de Florida exige el recuento de los votos si la diferencia es muy baja, como en este caso.

También se cuentan votos en Arizona y Georgia.

Los 67 condados se enfrentan al jueves como fecha límite para completar el trabajo, de acuerdo a la orden del estado, la mitad ya lo había comenzado a hacer.

Se esperaba que muchos otros comenzaran a hacerlo el lunes luego de un dramático fin de semana debido al tenso recuento en los condados de Broward y Palm Beach.

Por su parte, la supervisora de Elecciones del Condado Palm Beach dijo que sus anticuadas máquinas quizás no terminen el recuento a tiempo.

Esta es una situación sin precedentes incluso en este estado con amplio historial de elecciones que se ganaron con márgenes muy estrechos.

Funcionarios estatales declararon no tener antecedentes de haberse efectuado recuentos en elecciones para dichos cargos.

Por ejemplo en Broward, fueron contadas erróneamente 22 boletas de votantes a distancia, rechazadas y mezcladas con 205 legales.

En ese contexto, Rick Scott, busca una orden para incautar todas las máquinas de votación, dispositivos de conteo y boletas electorales “cuando no estén en uso”.

Por su parte, Juan Peñalosa, jefe del Partido Demócrata en la Florida, acusó a Scott de “usar su posición para consolidar el poder recortando el núcleo de nuestra democracia”.

Este domingo Rick Scott dijo a Fox News que “Bill Nelson está intentando cometer fraude para ganar esta elección, es un mal perdedor. Ha estado en política demasiado tiempo”.

Este panorama trae recuerdos del proceso presidencial del año 2000, cuando a la Florida le llevó más de un mes y medio declarar como vencedor a George W. Bush frente al candidato Albert Gore.

Otra lección de oro, sobre todo cuando se trata de explicar de manera concreta cómo funciona el proceso electoral en Estados Unidos.

Visto 504 veces

Comentarios  

 
#1 Carlos Alejandro 13-11-2018 11:46
La Florida, desflorida por la ambición inescrupulosa de los que viven de los ingenuos que sólo ven candilejas, hasta cuándo ese pueblo se dejará embaucar por timadores, por estos y otros como el marquito de afiche, que de rubio sólo le quedan los cuernos.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar