viernes, 14 diciembre 2018, 22:24
Lunes, 03 Diciembre 2018 05:06

Brasil constató solidaridad y competencia de los médicos cubanos

Escrito por  Osvaldo Cardosa Samón
Valora este artículo
(2 votos)

La expresidenta Dilma Rousseff afirmó hoy que Brasil constató la solidaridad, fraternidad y competencia de los profesionales cubanos en el programa Más Médicos, el más importante en salud en los últimos 20 años.

Esa iniciativa 'fue la más importante para la atención básica de salud del pueblo brasileño en los últimos 20 años. La Organización Mundial de la Salud (OMS) la considera como la primera y más fundamental', declaró Rousseff a Prensa Latina en medio de una reunión de la dirección nacional del Partido de los Trabajadores (PT).

Reconoció que su país tiene 'una inmensa carencia de médicos... y Cuba tiene un sistema sanitario sólido y una inmensa práctica de enseñanza en base a la salud pública, en prevención de dolencias y tratamiento a personas en postas, junto a las comunidades'.

Explicó que Más Médicos afloró cuando descubrimos que esta gigante nación tenía '63 millones de personas sin atención médica e hicimos primeramente un concurso para que los galenos brasileños participaran, pero pocos se presentaron y entonces decimos completar, y abrimos de manera general para otros de diferentes nacionalidades'.

Pero, detalló la senadora, 'no aparecieron muchos y apreciamos que un país respetado internacionalmente, no solo en el tratamiento de la salud básica, sino capaz de enfrentar enfermedades heredadas de guerras y desastres naturales, era Cuba, que exhibe un sistema de salud ejemplar'.

Cuando en Haití hubo problemas por un terremoto y renació el cólera y ébola en naciones, nos percatamos que quienes podían tratar de forma sistemática y masiva eran los médicos cubanos, comentó la exmandataria.

Precisó que, ante tal situación sanitaria en Brasil, 'recurrimos a Cuba y firmamos un acuerdo a través de la OPS (Organización Panamericana de la Salud), vinculada a la OMS, y recibimos la solidaridad, fraternidad y competencia de los médicos cubanos'.

Los profesionales de la isla, prosiguió Rousseff, 'vinieron a Brasil y de forma extremadamente generosa y progresiva llegaron a 11 mil cuando era presidenta y más tarde fui objeto de un golpe de Estado en 2016'.

Esos médicos cubanos tuvieron una actitud importante porque trataron a los brasileños como personas, no eran profesionales distantes que solo recetaban. Ellos hacían su historia y diagnóstico, visitaban las casas, tenían una relación próxima de ayudar desinteresadamente. Eso hizo la diferencia, rememoró la dirigente política.

Subrayó que fue tanta la diferencia que cuando se hizo una investigación 'el pueblo brasileño voto por los médicos cubanos y tuvieron una aprobación de casi el ciento por ciento, más o menos entre el 94 y 95 por ciento'.

Y eso fue progresivo e hicimos varias entrevistas y nos dimos cuenta como el brasileño veía a los médicos. Todos querían a los cubanos. Dos elementos saltaron a la vista: primero, los prefectos de los diferentes municipios querían a los médicos cubanos, los enfermos querían a los médicos cubanos, recalcó la exjefe de Estado.

Ellos (los cubanos) mostraron en Brasil qué es la salud pública, a quien se debe atender, a la persona, al brasileño.

Seguidamente Rousseff hizo tres observaciones: 'una primera sobre la negociación entre la OPS, Cuba y Brasil. Respecto a la remuneración de los médicos todo quedó bien claro acerca de lo planteado por Cuba. Todas las partes aceptamos y lo entendimos perfectamente porque había garantía de retorno de los profesionales a su patria y condiciones de apoyo a sus familias'.

Además de eso, aclaró, una segunda cuestión es que el patrón de la medicina en Cuba es reconocido internacionalmente por la OMS y la OPS. Cuando se tiene un problema grave de salud pública se recurre a los médicos cubanos, a la medicina cubana, por eso sus profesionales no tenían que revalidar para integrar Más Médicos.

Resultó un gran esfuerzo para Cuba llegar a los 11 mil médicos y en el Gobierno de Michel Temer hubo una reducción de la cantidad de cubanos (más de ocho mil 300) y eso fue grave, pues anteriormente había un déficit y comprometió la salud del pueblo brasileño.

Finalmente Rousseff denunció que actualmente 'hay un problema mayor por las posiciones absolutamente radicales, ideológicas y de ofensa a un país que ayudó a Brasil'. Es muy comprensible que Cuba cese su participación en Más Médicos, admitió.

La futura administración de Jair Bolsonaro 'está engañando a la población respecto a que los médicos brasileños ocuparán las plazas dejadas por los cubanos. Se repetirá el mismo fenómeno de cuando hicimos la convocatoria en 2013, que algunos se presentaron, y al año y medio abandonaron', alertó la expresidenta.

Vaticinó que 'habrá un gran problema para la salud pública y será responsabilidad de un gobierno que aún no ha tomado posesión'.

Visto 179 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar