miércoles, 20 febrero 2019, 00:19
Lunes, 07 Enero 2019 07:16

1969, fin de década marcó hito en lo musical

Escrito por  ANSA
Valora este artículo
(0 votos)

 La noticia de que en agosto de este año se realizarán dos megaeventos para recordar los 50 años del Festival de Woodstock, posiblemente el más famoso de la cultura popular del siglo pasado, lleva a mirar aquel 1969 como uno de los años "mágicos" del rock y otros géneros musicales.


    La densidad de eventos de aquel final de década resulta impresionante, con la cultura juvenil todavía en plena expansión, dividida entre llamados a la paz, batallas por los derechos civiles, búsquedas de modos alternativos de vida social y un marcado deseo colectivo de hallar nuevos modos de expresión artística.

El 30 de enero The Beatles, inmersos en su largo adiós a los escenarios, tocaron de improviso por última vez en público sobre la terraza de Apple, su sello londinense, en el número 3 de Savile Row. La performance sería interrumpida por la policía, como se ve en el filme "Let it be".

Entonces las relaciones entre John, Paul, George y Ringo ya eran catastróficas pese a la salida de "Yellow Submarine" y, el 26 de septiembre del legendario "Abbey Road".

Eventos simbólicos de un año extraordinario marcado por conciertos masivos: el más célebre, los tres días de Woodstock, entre el 15 y 17 de agosto en la granja de Max Yagur en Bethel, Nueva Jersey, con medió millón de personas que celebraron el amor y la música en medio de una total confusión, despidiendo de modo tal vez inadvertido toda el estilo una época.

Un espíritu opuesto al también multitudinario festival de Altamont, en California: lo que debía ser la respuesta de la Costa Oeste a Woodstock pasó a la historia como una pesadilla por la muerte de un espectador por parte de los motociclistas de los Hell's Angels, contratados como personal de seguridad por los Rolling Stones.

Justamente los Stones, el 5 de julio, habían reunido a más de un cuarto de millón de personas en el Hyde Park de Londres, en un concierto homenaje a Brian Jones, guitarrista y miembro fundador del grupo, hallado muerto en la piscina de su mansión pocos días antes.

Jones había dejado su lugar a Mick Taylor poco antes por sus graves problemas de adicciones. El 15 de noviembre en Washington medio millón de asistentes desfilaron en contra de la Guerra de Vietnam, siendo recibidos por Pete Seeger; Peter, Paul and Mary; Arlo Guthrie y John Denver, entre otros. Resultó contundente también la publicación de discos destinados a cambiar la historia de la música: en enero salió el primero de Led Zeppelin, que en pleno furor creativo en octubre lanzaron el segundo, "Whole Lotta Love".

 En febrero, desde Detroit llegó "Kick Out The Jams", legendario disco en vivo de MC5, la banda que plantó las semillas del punk rock y de la música como expresión rabiosa del malestar. Sus hermanos artísticos, los Stooges, conducidos por Iggy Pop, debutaron en agosto. Más o menos por el mismo momento surgió Cream, el primer supergrupo de la historia, formado por Eric Clapton, Jack Bruce y Ginger Baker para lanzar "Goodbye".

En marzo debutó Genesis con "From Genesis To Revelation", que luego sería repudiado por la banda. En abril se conocieron "Nashville Skyline" de Bob Dylan y "Songs From a Room" de Leonard Cohen, que contiene "Bird on a Wire", una de las canciones fundamentales del artista canadiense.

    Mayo quedó marcado por dos títulos, "Crosby, Stills & Nash", primer álbum de este trío, y "Tommy", la obra maestra de Pete Townsend y su banda The Who, primera ópera rock de la historia. En junio, con "Empty Sky" comenzó la carrera en estudio de Elton John; salieron a la luz "More" de Pink Floyd y "Beck Ola" de Jeff Beck. En julio debutó la banda Yes y en agosto, Santana, un héroe de Woodstock.

    En julio, cerca del alunizaje del Apolo XI, salió "Space Oddity", la inmortal aventura espacial de David Bowie, todavía un éxito hasta nuestros días.

Para octubre la presentación de "In The Court of the King Crimson King", primer disco de King Crimson, la banda de Robert Fripp, todavía hoy un símbolo mundial de innovación, mientras que Frank Zappa presentó "Hot Rats", uno de los ejemplos más logrados de fusión entre rock y jazz, y Pink Floyd realizó "Ummagumma".

    Diciembre cerró el año extraordinario a toda orquesta con el disco "Let it Bleed" de los Rolling Stones, con temas icónicos tales como "Gimme Shelter", "You Can't Always Get What You Want" y "Midnight Rambler".

    Dos de los más amados íconos de la música popular retornaron con éxito en 1969: Elvis Presley dio una seguidilla de 57 conciertos en Las Vegas, presentando "Suspicious Mind" y "In The Ghetto"; mientras que Frank Sinatra versionó "My Way", destinada a permanecer como uno de los más célebres clásicos jamás marchitos de su repertorio y de la historia musical mundial.

    También la música afroamericana tuvo un momento de auge en medio de la creciente lucha por los derechos civiles en un país como Estados Unidos, que ya no volvería a ser el mismo al culminar la volcánica década del sesenta.

Visto 222 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar