domingo, 18 agosto 2019, 09:44
Domingo, 27 Enero 2019 06:51

Gladiadora cubana Montero, una joven con rica historia en la lucha

Escrito por  Manuel Asseff Blanco / Especial de la ACN para CubaSï
Valora este artículo
(0 votos)

Con apenas 21 años recién cumplidos, la joven gladiadora Lianna de la Caridad Montero ya es dueña de una rica historia en la lucha libre, al convertirse en 2018 en la primera mujer de Cuba que sube al podio de premiaciones en un Campeonato Mundial de ese deporte, en la categoría absoluta.


Medallista de bronce en la cita del orbe que acogió Budapest, Hungría, en octubre último, Montero unió a ese resultado la conquista del título en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, en agosto último, con lo que redondeó un año inolvidable.

En el certamen universal, a fuerza de voluntad y derroche de coraje, la jovencita oriunda de Güines, en la provincia de Mayabeque, ganó esa inesperada presea en los 55 kilogramos al imponerse con cerrado marcador de 5-4 a la estadounidense Jacarra Gwenisha Winchester.

Esas actuaciones la avalaron para estar incluida entre las 10 mejores atletas del ejercicio anterior en la nación caribeña, además de llevarse el premio de Acontecimiento del Año, algo novedoso que estimula un hecho relevante.

Reconocimientos de ese tipo me estimulan a superarme cada día, para mí es un gran orgullo y honor estar entre los deportistas cubanos más destacados del año, aunque a decir verdad me sorprendió el segundo premio, dijo la mayabequense.

También en diálogo con la Agencia Cubana de Noticias, Montero, subcampeona en la lid planetaria juvenil con escenario en Tampere, Finlandia, en 2017, valoró su desempeño en los 12 meses precedentes y habló acerca de las metas que se traza para el futuro.

¿Qué representó para ti estar en el podio del Campeonato Mundial?

Para mí la medalla de bronce mundial fue algo grandioso y espectacular. Nunca olvidaré ese momento tan importante en mi carrera deportiva, creo que es uno de los sueños más grandes de cualquier deportista y pude conseguirlo. Me siento muy orgullosa.

En Budapest debutaste con derrota de 6-16 ante Zalina Sidakova, de Belarús, aunque te arrastró a la repesca porque avanzó a la final ¿cómo te recuperaste de ese revés?Siempre tuve mente positiva a pesar de perder mi primer combate, fue difícil recuperarme, pero me ayudaron mucho los consejos de mi entrenador Filiberto Delgado, quien me transmitió confianza y eso me animó bastante.

Cuando la belarusa llegó a la final me puse muy contenta porque tendría la posibilidad de ir al repechaje y si ganaba en esa ronda, como lo hice, podría discutir uno de los bronces en mi división.

¿Tú valoración del  duelo ante la estadounidense Jacarra Gwenisha Winchester?

Ese combate resultó muy difícil debido a que ninguna de las dos queríamos quedarnos fuera del podio y salimos decididas a entregarnos al máximo, pero me tocó ganar, expresó sonriente.

En el momento de la pelea salí a darlo todo porque sabía que era una oportunidad única que no podía dejar escapar y logré vencer por la mínima 5-4. La alegría que sentí jamás la olvidaré.

Hablemos de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla: ¿fue menos complicada esa competencia?

Te confieso que para mí fue muy fuerte y con bastante rigor, al igual que el Campeonato Mundial, porque enfrenté a oponentes de mucha calidad y eso me ayudó a superarme como luchadora; ese resultado en Colombia me dio confianza para lo que vendría después.

Ahora en 2019 se avecinan nuevos retos para ti, entre ellos los Juegos Panamericanos de Lima, ¿aspiraciones en esa justa multideportiva?

Bueno, lo primero que te diré es que en la capital peruana habrá mayor rivalidad por la presencia de luchadoras de Estados Unidos, Canadá, Brasil, Colombia, Ecuador y otras individualidades con buen nivel, pero mi aspiración es alcanzar una medalla, y aunque no sé decirte de qué color, me prepararé lo mejor posible para conseguir ese objetivo.

También tendrás este año la cita del orbe en Astaná, Kazajistán, que dará seis boletos en cada división a los Juegos Olímpicos de 2020.

¿Lo primordial ahí sería garantizar el cupo a Tokio?

Pienso que sí, estar en unos Juegos Olímpicos sería una experiencia inolvidable, por eso trabajaré duro para clasificar en el Mundial de Astaná, donde lo daré todo por incluirme otra vez entre las medallistas de mi división.

Hablando de la lid bajo los cinco aros en Tokio, aunque todavía falta bastante tiempo: ¿te imaginas en el podio del principal evento deportivo del planeta?

La verdad no quiero quemar etapas, lo primero será asegurar el boleto y ya después pensaré en esa posibilidad. De todas formas, no niego que una medalla olímpica sería un sueño convertido en realidad, concluyó la mayabequense, nacida el 21 de enero de 1998.

Visto 491 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar