martes, 22 octubre 2019, 20:31
Miércoles, 06 Febrero 2019 06:04

Serie del Caribe en Panamá: Cuba fiel a su historia en el istmo

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/CubaSí
Valora este artículo
(2 votos)

Madero al ristre hubo un hombre que cargó con toda la responsabilidad de impulsar las tres anotaciones de la tropa de Pablo Civil: Alfredo Despaigne.


Panamá en materia de béisbol siempre ha sido una tierra bendita para las selecciones cubanas, y este martes en el estadio Rod Carew los Leñadores de Las Tunas se aferraron a esa historia para, encomendados a una joya de pitcheo del derecho Lázaro Blanco, y con el calibre del madero del slugger Alfredo Despaigne alcanzar su primera victoria de la serie del Caribe, 3-1 sobre los charros de Jalisco.


Una vez más el derecho granmense demostró por qué es considerado el primer abridor y principal carta de triunfo del staff antillano. Durante siete episodios espació solo tres hits, administró sus fuerzas y con 93 lanzamientos silenció a una batería mexicana que ya venía dando muestras de poca contundencia desde su revés 1-5 en la apertura ante los Cardenales de Lara venezolanos.


El espigado fue quirúrgico en la distribución de sus comandos, siempre bordeando las esquinas y con un tino milimétrico para detectar los lanzamientos más dolorosos para sus oponentes. Su recta lateral, llegó a las 90 millas, se antojó una daga y luego de un titubeo inicial en el episodio inicial se mostró dominante en toda la línea, al punto de que nunca los charros lograron embasarle dos hombres.


Madero al ristre hubo un hombre que cargó con toda la responsabilidad de impulsar las tres anotaciones de la tropa de Pablo Civil: Alfredo Despaigne. Dos inatrapables en los momentos claves fueron su divisa remolcadora, a tono con su condición de cuarto madero y uno de los principales empujadores de los Halcones de Softbank de la Liga profesional de béisbol japonés.


Curtido en esos menesteres, tras cuatro temporadas en la exigente pelota nipona, Despaigne demostró su madera, al tiempo que custodió la pradera izquierda sin contratiempo alguno.


Otros que destacaron en el line-up presentado por Civil fueron Jorge Alomá, doble y cohete; Yunieski Larduet, doble crucial y par de anotadas, además del veterano de mil batallas y siempre oportuno Danel Castro, en rol de bateador designado.


Con el partido 3-0 en el octavo el alto mando de Cuba decidió mover su pitcheo relevo. El zurdo Liván Moinelo se fue sin sacar out (boleto y cañonazo), pero en su rescate Vladimir García liquidó la rebelión con ponche y una rolata que sirvió para doble play salvador.


Cuando todo parecía transitar por cauces de calma en el noveno los mariachis desataron su furia ante los envíos de Vladimir García y el primer lanzamiento de Raidel Martínez. Facturaron una, pero el apagafuegos pinareño supo en definitiva sentenciar el encuentro.


Factores X


Siempre salir con el pie derecho en torneos cortos como este deviene esencial en las aspiraciones de cualquier novena. Más aún cuando el sistema de competencias de esta Serie del Caribe se antoja sui géneris, con dos grupos de tres armadas y doble vuelta de todos contra todos. Los ganadores de cada llave serán los agraciados y discutirán la final en fecha dominical.


Con tal panorama podemos decir que las claves del primer triunfo de los Leñadores fueron las siguientes:


1-    La excelente faena monticular del derecho Lázaro Blanco durante siete actos.
2-    El bateo oportuno y calibre impulsor del cuarto madero Alfredo Despaigne.
3-    Ceñirse a los criterios de efectividad del béisbol contemporáneo y producir carreras cuando entran hombres en posición anotadora.


Con nueve inatrapables y herméticos en defensa redondearon los de la Mayor de las Antillas su primer performance. México, tras dos deslices, prácticamente ve bien complejas sus aspiraciones de avance.


El panorama se despejará un tanto más este miércoles, cuando en duelo de invictos se midan antillanos y venezolanos a partir de las tres de la tarde.


Otro desenlace del torneo vio imponerse a las Estrellas Orientales de República Dominicana en disputado duelo 3-1 sobre los Cangrejeros de Santurce. Pitcheo fue la divisa en el desafío, en el que se diluyeron varias opciones ofensivas para uno y otro plantel.


Los istmeños, representado por los Toros de Herrera, aventajaron 4-2 al equipo quisqueyano Estrellas Orientales.


Cosas del béisbol, pues los de la tierra del merengue salen como uno de los grandes favoritos para discutir la corona.

Visto 489 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar