lunes, 17 junio 2019, 12:02
Lunes, 11 Febrero 2019 05:06

Toros de Herrera: Reyes del Caribe sobre el terreno del Rod Carew

Escrito por  Harold Iglesias Manresa / CubaSi
Valora este artículo
(1 Voto)

Se desató la euforia no más el slugger cubano Alfredo Despaigne cedió el último out en el estadio Rod Carew para que Los Toros de Herrera panameños se coronaran 3-1 sobre los Leñadores de Las Tunas y sellaran su condición de mejor novena sobre el terreno.


Se desató la euforia no más el slugger cubano Alfredo Despaigne cedió el último out en el estadio Rod Carew para que Los Toros de Herrera panameños se coronaran 3-1 sobre los Leñadores de Las Tunas y sellaran su condición de mejor novena sobre el terreno.

Desde el mismo episodio inicial, el único titubeante del derecho Freddy Asiel Álvarez los anfitriones salieron a por el cetro, marcando dos anotaciones producto de tres indiscutibles, incluido un doble y excelente corrido de las bases. Dos que en definitiva bastarían para sentenciar el crucial duelo.

Y es que siendo realistas, no se puede aspirar ganar un torneo de tal calibre, ni de ningún otro la verdad, con solo cinco indiscutibles conectados y una sola carrera. Esa fue la realidad de nuestra ofensiva, sumida en un letargo prolongado e incapaz de descifrar los envíos de Harold Urz, ni tampoco de los relevistas istmeños, incluido Manny Costas, autor de su cuarto rescate en la lid y desde mi perspectiva el más valioso de la competición.

Volviendo a las huestes antillanas y su famélico accionar madero en ristre cabe destacar que apenas rindieron para un 15 % a la hora de empujar el empate o la ventaja con corredores en circulación, lo que da fe de su desacierto, que radiografiándolo fue una mezcla de ansiedad, con muy mala discriminación de lanzamientos desde el cajón de bateo y por consiguiente conexiones inofensivas. Dominados en toda la línea, con solo un atisbo de acierto en la alta del quinto capítulo, en el cual doble de Alfredo Despaigne, quizás el único ajustado cuando las situaciones de juego más lo requirieron, e inatrapable de Carlos Benítez, paciente como todo un consagrado a la hora de hacer swing y demostrando desde hace tres ediciones ser uno de los bateadores más consistentes de nuestra pelota se combinaron para descontar, darle un sorbo de esperanza a los hinchas de la Mayor de las Antillas y continuar con vida y aspiraciones. En definitiva fue solo eso, un sorbo.

Hablamos de un elenco que en 47 episodios anotó únicamente nueve carreras, par de ellas sucias, lo que evidencia desde hace ben tiempo ya que la ofensiva de Cuba no está apta para medirse a un pitcheo de relieve.

Lo digo porque no solo nos ha sucedido en el clásico beisbolero caribeño. Recuerdo aquel revés en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 en el cual cedimos 2-3 ante Sudcorea en la final, choque en el que frisó la decena los corredores dejados en las almohadillas, lujo inadmisible en la pelota contemporánea, donde eficiencia cuando usted lleva un corredor a posición anotadora se convierte prácticamente en un mandamiento.

Tarea pendiente para las alineaciones cubanas, e indicador evidenciado en Panamá, donde en varios desafíos se optó por el toque de bola para buscar una o avanzar al corredor, incluso tratándose de hombres confiables o con protagonismo ofensivo en turno.

Habrá este año otros exámenes de suma relevancia, como el torneo de los Juegos Panamericanos de Lima y el Premier 12, de vital importancia en la búsqueda de puntos para el ranking mundial y por consiguiente, para la clasificación a los Olímpicos de Tokio 2020.

Desde su composición, hasta el ostracismo para buscar variantes y echar manos de los emergentes cuando el partido lo pedía a gritos, Cuba sigue endeudada, al menos con su afición y con este cronista. Yurién Vizcaíno debió alinear en alguna pradera o como designado antes. Dariel Góngora y Yadián Martínez pudieron tener lanzamientos de verdad, más allá de los calentamientos y el ánimo brindado por ellos a sus coequiperos desde el bullpen...

Hablamos de los males de Cuba, o el mal sedimentado por años en que se ha convertido la inoperancia ofensiva de nuestros distintos equipos, pero ciertamente no hemos reconocido las virtudes de los Toros de Herrera, la novena de mejor rendimiento en toda la línea, especialmente madero en ristre y también de su staff de serpentineros cuando se vieron obligados, con los nervios al límite de preservar un marcador o contener una rebelión de sus oponentes.

Toda la eficacia remolcadora que adoleció Cuba la pusieron en vigor los del istmo, conectando a la hora cero, atinados a la hora de producir y con la convicción de estar a la altura de cualquier otro elenco.

Un torneo en extremo reñido, con paridad y la labor de los serpentineros en notas sostenidas de dominio.

Uno en el que el sistema de competencias empleado de dos llaves y la posibilidad de exclusivamente topar con otras dos novenas de la región en la etapa preliminar, se ganó mi desaprobación, como también la de muchos otros.

Cuba no pudo sostener su cábala de imponerse cada vez que disputó la Serie del Caribe en terrenos istmeños. Los Toros de Herrera, el otro invitado a la justa, se impuso en buena lid y se encargó de invertir el orden esta vez.

Panamá 2019 dijo adiós, para Cuba una vez más con el sabor de no poder ganar el partido crucial.

Vendrán otros exámenes en este año. Siendo optimista quisiera pensar que de acá a julio, todo ese descrédito ofensivo o al menos una parte, pueda revertirse, que se gane en solidez con esta nueva experiencia a la hora de integrar nuestros combinados nacionales y que si todos los astros y piezas involucradas en una posible victoria se trabajan con anticipación, se alinean, la realidad al finalizar el torneo de Lima o el Premier 12, sea diferente, como también materializable la presencia en tierras del Sol Naciente el año próximo.

Visto 344 veces Modificado por última vez en Martes, 12 Febrero 2019 06:54

Comentarios  

 
#5 Irmara 12-02-2019 10:58
Coincido con la opinión de Manuel y agrego, para llegar al equipo CUBA de mi juventud que lucían verdaderamente lindos, va ha pasar mucho tiempo, Kindelan, Valdés, Pacheco, Lazo; Omar Linares, Padilla, Vargas, V. Mesa, URRUTIA, EL KECHE DE CÁRDENAS, los recuerdo siempre, yo creo que ese equipo, NUNCA perdió una medalla de Oro, ya no hacen nada, no hay jonrones, ni flai largos, donde el corredor que estaba embazado podía llegar a la otra base, no se ve nada.
 
 
#4 Rodolfo Valdes 11-02-2019 19:04
Lo mismo de siempre,en una semana queremos estar al nivel de los Profesionales de Grandes Ligas.Ese Romo de Mexico, tiene 3 Anillos de Serie Mundial.Nadie quiere batear por detras del corredor,y todavia no sabemos tocar la bola.Estos que estan jugando en Japon,,no demostraron nadatenian que darle mas nivel al equipo.En una serie Corta , el que mas batea tiene que jugar.Entre Cachet,la Tercera,la Segunda,El Torpedero y el Jardinero Derecho,me recuerda al equipo de la isla hace 20 anos atras.Con el compromiso de darle a la bola,el clasico machucon por el cuadro y correr con estilo a la primera.Lazaro Blanco y Despaigne,ya juegan como Pro. Si no Contratan Pichers Profesionales en la Serie Nacional, no hay preparacion. En una semana Ud, no se hace Profesional.Par a jugar en Grandes Ligas,tiene que jugar Clase A,AA,AAA Y REZAR MUCHO PARA QUE ALQUIEN SE ACIDENTE PARA SUBIR.SIN CONTAR QUE DEBES BATEAR MAS DE 300 Y GANAR MAS DE 10 JUEGOS.HAY QUE DAR CATEGORIA A NUESTROS EQUIPOS NACIONALES. NO PUEDE ESTAR JUGANDO LOS DE LA SELCTIVA CON UNO DE LA ACADEMIA.
NOSOTROS INTERNAMENTE TENEMOS QUE SUBIR Y BAJAR PELOTEROS (no pueden tener los mismos estimulos,sueld o,dieta,hospeda je y viajes).Todo el que llega a la Grandes,sale corriendo de la base,esos que ganan Millones
ganaban an Clase A $100 mensuales,AA $150 y en AAA $250,Habia que Hacerlo Bien Todos los Dias.Esoy muy de Acuerdo con MANUEL
 
 
#3 Andrés R 11-02-2019 13:29
Siempre hablé que ese equipo habia perdido el team work, una constelación de estrellas y muchos por nombre no hacen un equipo, hay que estar claro de eso. Los verdaderos leñadores los recibimos con amor y con pasión cuando ganaron su campeonato, a este equipo no lo recibe nadie. Al pueblo tunero le daba lo mismo las victorias que las derrotas en la Serie del Caribe. A este equipo le pasará lo mismo que a Granma que saltó del primer lugar al lugar 13, alguien sabe por qué. Desmembraron un equipo que era un verdadero tren en su sistema de juego, que no se pudo lograr en ninguno de los enfrentamientos , por lo que yo ví en los juegos, el equipo tunero completo con algunos refuerzos en el pitcheo hubiesen hecho un mejor papel, claro sin la presencia de la CNB en el dogaut.
 
 
#2 Agustin Navarro 11-02-2019 13:01
Un segundo lugar que no sabe a nada, un Equipo con la presión del Campeonismo obligados a ganar, poco combativo, mal dirigido, mal formado llevando a familiares en dicho equipo, sin batear sin aprovechar nada del los equipos contrarios y una de las Series mas malas que a habido con equipos mediocres y que Cuba una ves más no gana a quien echarle la culpa sencillamente a Higinio y compañía año tras años de fracasos y prepárense ahora vienen los Panamericanos y que los que están en Japón no pueden jugar, pregunto quien pichea, quien va a batear y la ultima quien va dirigir porque Civil es malisimo
 
 
#1 manuel 11-02-2019 11:06
En parte estoy de acuerdo con el escrito. sea el sistema de competencia que sea. esta probado y demostrado que no bateamos. y seguimos protestando los lanzamientos. nos paramos en el cajón de bateo a dejar pasar la primera bola. Despaigne. protestando un lanzamiento faltándole 2 lanzamientos para terminar el partido. nada cosas de cubanos. otra cosa llevaron como 9 o 10 Pitcher. cuantos trabajaron en toda la serie 4 nada mas. Nos vemos desesperados a la hora de batear. no nos concentramos al bate. Samon muy conversador en la Primera base. y así otros mas. dejaron para ultima hora bateadores que podían cumplir su función en juegos anteriores. nada. mas de lo mismo. ahora a la mesa redonda para realizar un estuuuuuudio del por que perdimos causas y condiciones. y mas de lo mismo. creo yo que el béisbol cubano es el único que choca 2, 3, 4, 5, 6 veces con la misma piedra. y seguimos asiendo análisis. Los problemas están en la base. hay que ir a un terreno de pelota para ver jugar a los menores. para que vean lo que es indisciplina comenzando por los padres y terminando con el entrenador. mis suegros viven frente por frente al Ciro Frías. Todos los Fines de semana hay juego. lléguense. para que vean como llueven los Planchado, las malas palabras las indisciplinas en el terreno y fuera de este. vuelvo a repetir. nada mas cosas de cubanos. y así queremos que cuando nuestros hijos sean grande representen a CUBA dignamente en un torneo. Si quieren me publican.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar