jueves, 21 febrero 2019, 14:32
Lunes, 11 Febrero 2019 20:04

Linieros cubanos imitan a Cándido Fabré: van donde quiera que los llamen

Escrito por  ACN
Valora este artículo
(2 votos)

Quizás pensando en el célebre repentista cubano Cándido Fabré y su canción  A la Hora que me llamen voy o confirmando su inveterada solidaridad, linieros capitalinos ratificaron hoy su máxima de que donde haga falta allí estarán para enfrentar fenómenos hidrometeorológicos.

   Con 32 años de servicio, uno de los más veteranos de la Empresa Eléctrica de La Habana, Jorge Luis Torres Aguiar, jefe de la Brigada Energizada e instructor del arriesgado oficio de manipular las líneas en caliente, expresó a la Agencia Cubana de Noticias su satisfacción por haber llevado la luz en tiempo récord a los cinco municipios capitalinos impactados por el devastador tornado del 27 de enero pasado.

  Nosotros los linieros formamos una gran familia que acudimos a prestar nuestros servicios en cualquier lugar de la geografía nacional o internacional, comentó Torres Aguiar, uno de los que recibió este lunes un diploma de reconocimiento en un multitudinario acto en la sede de su entidad, por haber restablecido en apenas cinco días la “magia de la luz”.

   En términos parecidos se pronunció uno de sus alumnos y también de los más jóvenes, Armando Pérez Cardoso, graduado en la Escuela provincial de capacitación Juan Ronda, quien dijo que poco después de la presencia del tornado ya estaban en condiciones de entrar en acción con el respaldo de sus hermanos de otras provincias.

  Para Pérez Cardoso, los daños llegaron a ser cuantiosos,  principalmente en Guanabacoa, Diez de Octubre y Regla, pero paulatinamente los más de 200 mil 546 consumidores afectados recibieron de nuevo el servicio.

   El joven también obtuvo el estímulo correspondiente en el encuentro de hoy en su propia entidad, donde sin inmutarse dijo que la mayor recompensa es el agradecimiento del pueblo, la sonrisa de los niños que los miraban trabajar, las gracias reiteradas de miles de mujeres y hombres, el grito de alegría la vecindad cuando al fin se hacía la luz.

   Reiteró el compromiso de los eléctricos de cumplir cualquier tarea que nos asignen, porque no habrá enemigo capaz de desunirnos ni confundirnos: le dimos a La Habana lo más  grande y el 24 el sí rotundo por nuestra Constitución, porque los eléctricos somos continuidad, subrayó con plena convicción. 

  Un grupo de 406 brigadas con sus 388 carros laboraron en la restauración de la interconexión del Sistema eléctrico nacional después de que el huracán Irma, el primero categoría 5 que tocó con su ojo tierra cubana desde 1932, se abatió por el norte del oriente del país en septiembre de 2017, lo cual constitiuyó un ejemplo elocuente de las concepciones de los trabajadores del sector.

Visto 207 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar