lunes, 21 octubre 2019, 20:44
Lunes, 25 Febrero 2019 11:51

Independentismo catalán cuestiona forma de Gobierno en España

Escrito por  PL
Valora este artículo
(0 votos)

Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), uno de los dos partidos más importantes del independentismo en Cataluña, cuestionó hoy la forma de Gobierno en España, en particular la figura del rey Felipe VI.



Durante una rueda de prensa en Barcelona, la portavoz de ERC, Marta Vilalta, se refirió al discurso pronunciado la víspera por el monarca en la cena oficial con motivo del Congreso Mundial de Móviles, inaugurado este lunes en la llamada ciudad condal.

En su mensaje, Felipe VI defendió que la vigente Constitución de 1978, a la que calificó de éxito político sin precedentes, hizo de España 'una democracia plena' con instituciones sólidas.

Para Vilalta, la de este país 'es una democracia vacía que tiene presos políticos', en alusión a los nueve líderes separatistas en prisión preventiva desde hace más de un año, por su papel en el fracasado intento de secesión de Cataluña, acontecido en octubre de 2017.

La dirigente denunció que el juicio iniciado hace dos semanas en el Tribunal Supremo contra 12 políticos y activistas sociales del independentismo 'persigue la democracia, es una farsa'.

'Abdicó de ser el Rey de los ciudadanos de Cataluña' en su comparecencia institucional del 3 de octubre de 2017, cuando se mostró muy crítico con los planes independentistas del entonces gobierno regional.

Según ERC, el posicionamiento del monarca supuso un aval a las cargas policiales contra los votantes en el referendo de autodeterminación del 1 de octubre de 2017, prohibido de antemano por la justicia española.

En un discurso televisado el 3 de octubre, dos días después de la consulta suspendida por el Tribunal Constitucional, el también jefe de Estado dejó claro su apoyo sin fisuras a cualquier medida de Madrid para detener el proceso secesionista.

Para algunos entendidos, con su alocución de esa jornada, Felipe VI se alejó del papel moderador que la Constitución le otorga y avaló la cuestionada estrategia del otrora Gobierno de Mariano Rajoy, del derechista del Partido Popular, para resolver el diferendo territorial.

Desde entonces, los viajes del rey a Cataluña se convirtieron en un tema controvertido.

Cientos de personas salieron la víspera a las calles de Barcelona, la capital catalana, para protestar por su presencia.

Los manifestantes portaron pancartas con consignas como El Borbón no es bienvenido, Stop represión o Los reyes en los cuentos, además de quemar fotografías del representante de la Corona y heredero de Juan Carlos I.

Dos días después de la ilegalizada consulta, que culminó con una declaración unilateral de independencia del parlamento catalán el 27 de octubre, Felipe VI, en un discurso televisivo, no hizo referencia alguna a los heridos por la represión policial contra el referéndum, unas imágenes que dieron la vuelta al mundo.

Visto 295 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar