lunes, 21 octubre 2019, 13:24
Lunes, 11 Marzo 2019 12:41

American curios: Los sabios

Escrito por  David Brooks/La Jornada
Valora este artículo
(1 Voto)
Decenas de miles de niños y jóvenes en más de 50 países tienen programado realizar una huelga escolar el 15 de marzo, para exigir a los políticos que aborden la crisis del cambio climático y emprendan acciones ya. Foto tomada de Fridays for Future Decenas de miles de niños y jóvenes en más de 50 países tienen programado realizar una huelga escolar el 15 de marzo, para exigir a los políticos que aborden la crisis del cambio climático y emprendan acciones ya. Foto tomada de Fridays for Future

Los niños y los jóvenes están llegando al rescate de los adultos que la están regando, poniendo en riesgo mortal y moral a sus sociedades y al planeta.

Les piden que dejen de portarse de manera infantil y asuman eso que dicen querer enseñar a los menores de edad: responsabilidad.

El 15 de marzo, decenas de miles de niños y jóvenes en más de 50 países, incluidos Estados Unidos y México, tienen programada una huelga escolar para exigir a los políticos que aborden la crisis del cambio climático aquí y ahora.

Inspirados por una jovencita sueca, Greta Thunberg, ahora de 16 años, quien solita desde agosto de 2018 empezó a abandonar su escuela cada viernes para protestar frente al Parlamento de su país con una pancarta en la cual se leía: "huelga escolar por el clima", decenas de miles de estudiantes en cada vez más países se han sumado al movimiento descentralizado y encabezado sólo por jóvenes.

En enero, Thunberg viajó a Davos, donde acusó en su cara a multimillonarios, empresarios y políticos reunidos ahí de saber exactamente "los valores sin precio que han estado sacrificando para continuar ganando montos inimaginables de dinero". Y les advirtió: “yo no quiero su esperanza… Quiero que entren en pánico. Quiero que sientan el pánico que yo siento cada día. Y después quiero que actúen”.

Semanas antes, Thunberg tomó el podio en una conferencia mundial sobre cambio climático de la ONU, donde declaró: "ustedes dicen que aman más que todo a sus hijos, pero les están robando su futuro frente a sus propios ojos". Y acusó: "ustedes no son lo suficientemente maduros para decir las cosas como son".

Cuando la primera ministra británica, Theresa May, y otros políticos los criticaron por no ir a clases, la sueca respondió: "si ustedes piensan que deberíamos estar en la escuela, entonces sugerimos que ustedes tomen nuestro lugar en las calles". Jonas Kampus, otro activista en Suiza, respondió a estas críticas que "estudiar por un futuro que no existirá, no tiene sentido". A pesar de que no pueden expresarse por medio del voto por ser menores de edad, advierten que se harán escuchar de otras maneras.

“Somos el futuro sin voz de la humanidad… No aceptaremos una vida de temor y devastación. Tenemos derecho a vivir nuestros sueños y esperanzas… Ahora haremos escuchar nuestras voces. El 15 de marzo protestaremos en cada continente… Vamos a cambiar el destino de la humanidad les guste o no”, escribieron unos 150 estudiantes del nuevo movimiento en una carta colectiva publicada primero en The Guardian.

“Demandamos que los que toman decisiones en el mundo asuman responsabilidad y resuelvan esta crisis. Nos han fallado en el pasado… la juventud de este mundo ha empezado a moverse y ya no nos quedaremos quietos”, advierten.

Thunberg aparentemente fue inspirada por los estudiantes de la prepa en Parkland, Florida, quienes después de que 14 de sus compañeros y tres trabajadores murieron en un tiroteo masivo en febrero de 2018, detonaron un movimiento sin precedente de jóvenes contra la violencia por armas de fuego: March for Our Lives. Ahora, uno de los líderes más destacados de ese esfuerzo, David Hogg, acaba de invitar a sus seguidores en Twitter –casi un millón– a sumarse a las huelgas escolares contra el cambio climático.

En Estados Unidos, el Sunrise Movement, también conformado por jóvenes, ha emprendido acciones directas en el Congreso y por todo el país exigiendo acción de los políticos ahora, impulsando el New Deal Verde, en colaboración con legisladores nuevos, como Alexandria Ocasio-Cortez, la congresista más joven.

Como siempre, los jóvenes siembran la esperanza al desafiar a aquellos adultos que les dicen cómo pensar y actuar, y que les tratan de explicar la supuesta neta sobre "la realidad", cómo hay que aceptar los límites de lo posible y los invitan a aceptar la desilusión, disfrazada de sabiduría adulta. Pero ahora el futuro depende de escuchar la sabiduría antigua de los más jóvenes.

Visto 2122 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar