miércoles, 23 octubre 2019, 21:33
Viernes, 15 Marzo 2019 06:10

Liadagmis Povea: Giro 360 grados la visten de triplista contendiente (+VIDEO)

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)
Liadagmis Povea tuvo una secuencia de cinco saltos por encima de 14.50 metros Liadagmis Povea tuvo una secuencia de cinco saltos por encima de 14.50 metros Ricardo López Hevia

Ciertamente Liadagmis Povea es una triplista con una cara diferente desde Barranquilla 2018. 

Pese al viento favorable de 3.1 m/s su estirón de 15.05 metros se convirtió en una de las sensaciones de la aún flameante Copa Cuba de atletismo.

Saltó más de diez veces, seis de manera oficial y otras cuatro o cinco luego de conocer que había clavado sus pinchos en el tanque de saltos a la distancia de 15.05 metros. Ciertamente Liadagmis Povea es una triplista con una cara diferente desde Barranquilla 2018.

Pese al viento favorable de 3.1 m/s su estirón se convirtió en una de las sensaciones de la aún flameante Copa Cuba de atletismo.

Con la trayectoria con la que llegó precedida, se hacía imprescindible hablar con la atleta pinareña nacida el 6 de febrero de 1996, subcampeona Mundial juvenil (14.07) en Eugene 2014, y pormenorizar cuestiones con su entrenador, el otrora estelar Yoelbi Quesada.
 
Aún algo consternada por la euforia de su registro, igualmente marca personal y tercera cubana capaz de superar la barrera de los 15 metros tras Yamilé Aldama (15.29) y Yargeris Savigne (15.28), declaró a CubaSí:

“No estaba preparada para superar los 15 metros. Quería mejorar las marcas que había venido logrando, por ese motivo me mostré un tanto ansiosa tras el tercer salto ya que el primero parecía espectacular y no lo pude terminar. Nada, me siento bien, agradecida con mis entrenadores Yoelbi y Mabel Gay y agradecida por el respaldo de mis compañeros de equipo y el público”.

¿Qué ha variado de un año a otro con respecto a tu trabajo técnico y físico, tras el bronce de Barranquilla con 14.44 metros?

“Barranquilla fue la base de este nuevo ciclo. He dado un giro de 360 grados en cuanto a mentalidad, disposición a los entrenamientos, enfoque en competencias. Nunca he destacado por mi físico, pero he elevado los parámetros de fuerza, que combinados con mi carrera y explosividad natural han dado estos resultados que he venido teniendo”.

Hablamos de una secuencia que incluyó además estirones de 14.84-14.88-14.50 y 14.69 metros. Con anterioridad, en las confrontaciones, Liadagmis había dado otras sólidad muestras de progresión y estabilidad, no solo por el hecho de haber materializado registros de 14.65 y 14.64 metros, sino también por la contundencia de sus secuencias. Según datos aportados por el estadístico Alfredo Sánchez, en su más reciente incursión, sin fouls cometidos su cronología de saltos fue de 14.35-14.56-13.65-14.50-renunció al 5to-14.65.

Antes, había materializado 14.64, marca considerablemente superior a los 14.20 exigidos por la IAAF para inscribirse en la cita universal de Doha. En esa ocasión se comportó de la siguiente manera: 14.40-14.64-14.50-14.43-x. Por si eso no bastara se impuso en el festival de saltos Manuel Pérez Ruiz con 14.42.

¿Motivada por la presencia de Catherine Ibargüen en Cuba y de Yargeris Savigne acá observando tu competencia?

“Con Catherine he conversado, nos hemos visto. También hallo motivaciones especiales en mis entrenadores Yoelbi Quesada y Mabel Gay, además de Yargeris, quien me precedió en esto de superar los 15 metros. Todos han sido excelentes triplistas, con el toque de la escuela cubana”.

Expectativas de cara a unos Juegos Panamericanos que se perfilan bien duros en la especialidad dada la posible presencia de la propia Ibargüen, Yulimar Rojas, Yosiris Urrutia, Tori Franklin y Shanieka Ricketts, entre otras rivales de consideración.

“Tenemos pronosticado escalar al podio en Lima. Ambiciono en grande. Quiero ser campeona Panamericana y luego llegar al mundial con la misma mentalidad ganadora. Serán competencias muy difíciles, pero esta marca me alienta a seguir trabajando y pensando como grande”.

¿Virtudes de tu secuencia de salto, sin ese físico prominente?

“Dependo esencialmente de la explosividad de la carrera. Técnicamente en el brinco-paso estoy bien, coordinada en la transición. Me retraso un poquito en el salto largo, pero estamos trabajando en base a eso, con técnica sobre la pierna alterna, contraria a la del brinco”.

¿Pensarías a largo plazo doblar en longitud?

“Lo he venido haciendo en las confrontaciones. En la Copa Cuba no me presenté debido a que me esforcé mucho en este primer macro, con todas las confrontaciones de triple y algunas de longitud en un mismo fin de semana”.

¿Estabilidad significa clave de crecimiento?

“El propósito de mis entrenadores y míos es buscar una secuencia con todos los saltos por encima de 14.40. Es una marca a la que acceden casi todas las triplistas de la élite y con ella se es finalista en cualquier evento de máximo nivel. Con 23 años me siento una atleta mucho más madura, desde ese punto de partida que fue Barranquilla. Hasta ese momento me faltaba elevar los índices de fuerza, lo cual he mejorado mucho. Además, el trabajo y comunicación atleta-entrenador, mi forma de asumir los entrenamientos y las competencias…”

Yoelbi, profundiza con “Chispa”

“El reto de ganar una medalla en Lima está bien duro, pero hemos dado pasos gigantes. Es una tremenda responsabilidad, pero el trabajo serio ha dado dividendos, tanto en lo físico como en lo psicológico.

Desde Barranquilla hicimos ajustes. Nos salimos un poco de lo tradicional, y ese entrenamiento ha sido la clave de la estabilidad, tomando en cuenta los registros de todas las confrontaciones.

A partir del 15 de abril estableceremos una base en la altura mexicana. Tenemos mucha más confianza luego de casi cuatro años de trabajo y una de sus mayores virtudes radica en que está muy clara de los objetivos que quiere vencer.

De la competencia, ¿lo más gratificante?

“La estabilidad demostrada. Algo muy importante. Está lista para clasificar en cualquier evento de nivel superior y esa seguridad nos facilita el trabajo. La madurez es algo que sistemáticamente hemos adquirido juntos. Es muy disciplinada y eso contribuye también. En su explosividad natural y el aumento de la fuerza, acompañado de una considerable mejoría técnica, está la clave de su evolución”.

A tu juicio, ¿la clave del éxito de atletas devenidos entrenadores como Iván Pedroso, Ubaldo Duany y tú, por solo citar algunos?

“El que es atleta pasa por muchos momentos durante su carrera. Los tiempos actuales no son los mismos de cuando estaba en activo. Siempre pensé convertirme en entrenador al retirarme. Superar a nuestros predecesores es difícil por las metas que pusieron. Cuba posee una escuela de triple salto, Iván, Duany, y yo tratamos de tomar lo mejor de quienes nos antecedieron y mejorarlo. Tenemos una lucha interna, pero fraternal. Iván y Duany se hallan a otro nivel ya probado, pero persigo ese escalón más alto.

Las confrontaciones son un elemento crucial. Ahora toca probarse en Europa, tras haber demostrado acá la esencia de lo que hemos realizado. Estoy contento no solo con Liadagmis, sino también con Andy Díaz. Internamente también existe rivalidad pues en el masculino hay varios muchachos sobre 17 metros y el femenino viene en ascenso”.

¿Perspectivas reales de que a mediano o largo plazo Liadagmis doble en triple y longitud?

“Lo que buscamos nosotros con la longitud es prepararla para simular eventos oficiales como Mundiales y Juegos Olímpìcos en los que se realiza en días distintos clasificación y final. Es algo difícil en los atletas. Lo hemos modelado para que logren adaptarse a ese régimen. La clasificación es algo que presiona mucho, y la longitud es base. Allí cambia de la pierna izquierda del triple a la derecha en longitud. Es una estrategia muy particular. Por lo demás mantiene sus tres pasos de volante y 15 de carrera de impulso.

La esencia del saltador cubano ha sido históricamente el ritmo de la carrera de impulso, perfeccionar esa fluidez. Iván no era muy rápido, yo tampoco, pero éramos muy rítmicos y eso contribuía a nuestra saltabilidad”.

Hurgando en la historia hallamos que han sido 24 las féminas capaces de superar la respetable barrera de los 15 metros. Seis de ellas rusas. Estados Unidos, potencia indiscutible del campo y pista universal, no posee representación en el selecto club, por ejemplo. Tras las rusas, con el sello de Aldama, Savigne y ahora Povea, aparecen precisamente las cubanas como las triplistas de mayor presencia.

Al descubierto este tándem del triple salto femenino antillano. Confiemos en que, a la vuelta de Lima, pese a los cruentos escollos que enfrentarán, nuestro próximo diálogo parta del éxito y una presea panamericana.

Visto 539 veces

Medios

Liadagmis Povea se estira hasta 15.05 metros en el triple de Copa Cuba. Notorio tomado del blog Deporcuba

Comentarios  

 
#4 lu1ky 27-03-2019 16:09
Si más no recuerdo la marca de Yamilé Aldama la hizo con Sudán y esta marca no se homologa por viento a favor, por lo tanto en realidad solo Savigne ha sobrepasado la marca representando a nuestro país. Reconozco el esfuerzo de Povea y la cubanía de Aldama, pero no puedes decir que aparecen 3 cubanas en la lista pq una no representaba a Cuba y la otra no se homologa
 
 
#3 pABg0nZ 16-03-2019 02:55
Sobre la critica del #1: aunque se diga que ha girado 360 grados, porque al fin y al cabo sigue siendo la misma persona, con esa metáfora puede haber querido decir que al dar un Giro completo ha visto todo desde otros ángulos.
Pienso que sí es posible cambiar puntos de vista y al mismo tiempo volver a sus raíces.
Me molesta que se esté criticando todo el tiempo a los atletas, por todo lo que dicen o hacen, porque al parecer olvidamos que solo son atletas, y no filósofos ni profesionales del discurso. Por parte del periodista hubiese sido descortés empezar a corregir a la muchacha, más teniendo en cuenta que ella parece de naturaleza tímida y como que a pesar de eso, al final sabemos lo que quería decir. Nota aparte, también ha habido escritores famosos con errores en sus novelas.
 
 
#2 pABg0nZ 16-03-2019 02:43
Aunque Magdelín Martínez sobrepasó los 15m siendo ya ciudadana italiana, pero de sobra está decir que su estilo y sus genes son cubanos, así que estaría bien mencionarla entre las triplistas cubanas o de origen cubano que han pasado la marca de ensueño para las mujeres del triple: los 15m.
 
 
#1 YO 15-03-2019 12:37
si gira 360 grados creo que vuelve a la posicion inicial ,no?
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar