viernes, 24 mayo 2019, 18:06
Sábado, 16 Marzo 2019 05:39

Anette Delgado regresa vestida de princesa

Escrito por  Yuris Nórido/ CubaSí
Anette Delgado, durante un descanso de su ensayo de Cenicienta. Anette Delgado, durante un descanso de su ensayo de Cenicienta. FOTOS: BALLET NACIONAL DE CUBA

Ha sido un año lejos de los escenarios. Poco tiempo, si tomamos en cuenta que estuvo embarazada y que dio a luz a una niña. Mucho tiempo, si les hacemos caso a algunos de sus seguidores, ansiosos por verla nuevamente protagonizando un clásico. Pues bien, Anette Delgado regresará este domingo al Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso vestida de princesa: protagonizará La Cenicienta, el ballet en dos actos de Pedro Consuegra a partir de la música de Johann Strauss (hijo).


“Ha sido un reto enorme, para mí es como un debut”, comenta en un descanso de su ensayo, en uno de los salones del Ballet Nacional de Cuba.


Tiene que serlo; se trata de una coreografía muy demandante, que le exige a la protagonista un altísimo nivel técnico (abundan pasos complicados, secuencias arduas… que deben ser asumidos como si no costaran) y un desdoblamiento en la interpretación: Greta, la Cenicienta, es la humilde criada de su madrastra y al mismo tiempo (gracias a la magia) la rutilante princesa que enamora al príncipe.


No había apuro, Anette Delgado pudo haber regresado al escenario con un ballet más sencillo, “pero este estaba programado y decidí enfrentar el riesgo; aunque —dice en broma— casi me arrepiento”.


La etapa que deja atrás ha sido compleja, “desde todos los puntos de vista, física y espiritualmente”, pero ella no quiere perder el tiempo sentada.


“Para esta obra he trabajado muy duro en los salones de ensayo. Y créeme, las cosas que hace un año me salían sin esfuerzo, ahora me suelen costar mucho. Pero estoy poniéndolo todo porque sé que hay mucha gente que está esperando verme.


“Yo sé que habrá pasos que quizás no salgan igual que antes de irme, pero esto es un proceso, hay que tener calma. El ballet es un ejercicio muy fuerte, aunque no todos se den cuenta.


“Eso sí, de algo sí pueden estar seguros: cada vez que yo me paro sobre un escenario, cada vez que bailo cualquier obra del repertorio, yo lo doy todo. Así que bailaré la mejor Cenicienta que pueda, con la certeza de que poco a poco iré recuperando lo que he perdido”.


Anette estará acompañada por su partenaire habitual, que es también su compañero de vida: el primer bailarín Dani Hernández. Será un apoyo indiscutible. Pero todo el elenco está feliz por compartir escenario con ella.


“Ojalá que el público capte el resultado de mi trabajo, ojalá que disfrute la función como la voy a disfrutar yo misma. Bailar siempre me ha hecho muy feliz”.


LA CENICIENTA DE LOS JÓVENES


Este fin de semana concluirá en el Gran Teatro la temporada de Cenicienta que el Ballet Nacional de Cuba inició a finales del mes pasado en el teatro La Caridad de Santa Clara.


Algo ha caracterizado estas funciones: el debut de jovencísimos bailarines en roles protagonistas.


Tiene que ver con la voluntad expresa de la nueva subdirectora artística de la compañía, la primera bailarina Viengsay Valdés: ofrecer oportunidades a los que están comenzando.


El sábado interpretarán por primera vez los papeles titulares la primera solita Chavela Riera y un integrante del cuerpo de baile: Darío Hernández.


Otros debutantes en personajes relevantes son (o han sido) Alejandro Olivera (que todavía está haciendo prácticas pre-profesionales), la solista Laura Blanco y una bailarina del cuerpo de baile: Ailadi Travieso.


El propio coreógrafo, Pedro Consuegra, un cubano radicado en Europa, ha venido especialmente a remontar su ballet.


Las entradas, como era de esperar, están prácticamente agotadas. El Ballet Nacional sigue siendo la compañía más popular de Cuba.

alt

Modificado por última vez en Sábado, 23 Marzo 2019 08:30

Comentarios  

 
#1 Colaborador Danzarío 18-03-2019 00:51
Muchas gracias Yuri, siempre lo digo, el mejor periodista en cuanto a danza se refiere, una vez más, una magnifica entrevista, que maravilla que Anette regresé a las tablas , en verdad es mí preferida con su baile extraordinario y espectacular, aunque es obvio que todas son esplendentes estrellas. Todo parece indicar que la nueva dirección con Viengsay Valdés marcha en forma excelente, felicidades, en verdad hacían falta cambios sustanciales para la compañía, ha demostrado entereza y sabiduría, desde mi punto de vista, proporcionar oportunidad a los jóvenes es una política magistral… ¡Muchos éxitos en su labor!
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar