jueves, 21 marzo 2019, 19:51
Jueves, 14 Marzo 2019 18:58

Rememoran en Cuba origen del Icaic en su aniversario 60

Escrito por  PL
Valora este artículo
(0 votos)

Críticos y cineastas dialogaron hoy aquí acerca del surgimiento y primera etapa del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (Icaic), a propósito de cumplir 60 años de creado.


Durante la cita, el intelectual franco-español Ignacio Ramonet se refirió al contexto cinematográfico internacional existente en el instante que Cuba crea este importante centro, gestor e impulsor de la cultura de aquella época.

Además, comentó sobre su cercana relación con Alfredo Guevara y Saúl Yerín, ambas figuras imprescindibles en el desarrollo del cine en la isla a partir de 1959 tras el triunfo de la Revolución cubana.

En el intercambio también estuvieron presentes la prestigiosa ensayista Graziella Pogolotti, quien abordó la coyuntura política, económica y social y las aspiraciones de ese movimiento de realizadores audiovisuales de esos primeros años.

Necesitábamos un cine que hablara nuestro idioma y expusiera nuestros conflictos, era un sueño que requería una base industrial (...) y logró unificar a esa tribu dispersa de escritores y artistas en un busca de un destino, significó.

La historia del Icaic no puede hacerse solo basado en las películas que logró, sino debe verse como elemento protagonista dentro de la política cultural cubana que para entonces estaba enmarcada en la llamada Unión Soviética, indicó.

Todos aspiraban a que un país dueño de su destino les ofreciera una plataforma para el diálogo, dijo al referirse al instituto como gestor del encuentro y el intercambio de opinión, esa primera institución cultural de la Revolución.

Por su parte, la cineasta Rebeca Chávez habló acerca de la importancia que tuvo la llegada de este centro a la oriental ciudad cubana de Santiago de Cuba, de la mano del Ejército Rebelde, la Revolución cubana y sus principios emancipadores.

Para mí no hay coincidencias históricas, la primera Ley de Reforma Agraria y el Icaic están unidas en el tiempo; una atacaba la estructura de la propiedad existente y la otra se proponía desmantelar el colonialismo cultural y buscar nuevas miradas, expresó.

A su juicio, aquella naciente industria del cine era un sistema íntegro que logró crear el capital simbólico de la revolución mediante las imágenes documentadas de las hazañas del pueblo cubano y sus protagonistas.

Lo más importante del Icaic no fue solo haber creado el acercamiento a nuestra historia y realidad, ni fomentar la creación libre de los realizadores mediante un cine financiado por el Estado, sino ser la fuerza del debate y la unidad mediante la diversidad, resaltó.

Durante las celebraciones por el 60 cumpleaños de este organismo, la Cinemateca de Cuba brindará en su sede, el cine 23 y 12, de esta capital, una amplia muestra retrospectiva de de sus creaciones.

Visto 193 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar