jueves, 23 mayo 2019, 06:40
Jueves, 14 Marzo 2019 19:03

"Gioconda desnuda", un misterio fascinante

Escrito por  ANSA
Valora este artículo
(0 votos)

Francia conmemora los 500 años de la muerte de Leonardo da Vinci con un evento en el castillo de Chantilly, que expondrá el fascinante misterio de un lienzo con la "Gioconda desnuda" dibujada en carbón.


    Son muchas las dudas en torno a esta obra y su tema, que inspiró muchos a otros artistas, ahora reunidos en Chantilly para la muestra-evento que se realizará del 1 de junio al 6 de octubre.

    "Por primera vez -explicó en Chantilly Mathieu Deldicque, curador del museo local Condé- serán mostradas en conjunto las dos obras obras más emblemáticas de esta serie de la 'Gioconda desnuda', el dibujo de Chantilly y la 'Venus' del Hermitage de San Petersburgo".

    El lienzo de Chantilly, estudiado por meses en los laboratorios del Louvre, representa a "otra modelo, no la Mona Lisa -explica Deldicque-, una belleza imaginaria, ideal, pensada por Leonardo da Vinci, que posee también elementos masculinos, un brazo musculoso y un seno que parece en pose artificial.

    Empero, cuando se compara y se sobrepone este dibujo a la "Gioconda" del Louvre se tienen casi las mismas dimensiones y toda la parte inferior, con la célebre superposición de las manos, prácticamente iguales.

    La "Gioconda" de Chantilly fue creada después del cuadro más célebre del mundo. Se cree que fue realizado en el atelier de Leonardo, quizás por mano de un alumno.

    Existen asimismo elementos, como la huella del lápiz-carbón utilizado por un artista zurdo, que hace pensar en una participación directa del gran maestro.

    En el siglo XIX fue atribuida sin muchas dudas a Leonardo, como tantas otras pinturas inspiradas en esta figura.

    Las dudas aparecieron con el tiempo, y con el avance de la investigación científica la atribución original se puso en duda de nuevo.

    Sobre el cartón de Chantilly, que sufrió humedad, daños y hasta roturas, la investigación fue particularmente difícil. Se lo reatribuyó primero a un alumno, luego al taller de Leonardo, más tarde a artistas varios de siglos sucesivos.

    En 2016 fue nuevamente atribuida con certeza científica al atelier de Leonardo, probablemente -explicaron los curadores- a un alumno que la realizó bajo la atenta mirada del maestro.

    Permanece el inquietante misterio de la mirada fiera y provocadora, casi descarada, los ojos trabajados en varias ocasiones, la apariencia de este ser que juega entre lo masculino y lo femenino.

    Características además que se encuentran en todas las obras que desde junio serán marco del dibujo del misterio, utilizado -gracias a una serie de pequeños agujeros a lo largo de las silueta- para producir nuevas copias.

    En 1862 lo compró por 7.000 francos (una fortuna para la época) Enrique d'Orleans, duque de Aumale, cuya colección siempre se puede admirar en Chantilly.

    Entre las obras que alberga el castillo, donde se expone el "Retrato de Simonetta Vespucci" de Piero di Cosimo, se encuentran la otra "Gioconda Desnuda" de San Petersburgo (que se superpone de forma extraordinaria con el cartón) y la "Cortesana retratada como Flora" de Bartolomeo Veneto (Museo de Francfort).

    También la "Gioconda Desnuda" del Museo Ideal de Vinci, la "Señora en su baño" de Francois Clouet, el celebérrimo "Gabrielle d'Estrees y su hermana" (anónimo francés del siglo XVI) y el "Sabina Poppea" (anónimo francés del siglo XVI que pertenece al museo de Arte e Historia de Ginebra).

Visto 443 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar