viernes, 18 octubre 2019, 06:56
Miércoles, 20 Marzo 2019 06:05

DE LA VIDA COTIDIANA: «Cuando llego y todo se acaba»

Escrito por  Alina M. Lotti / CubaSí
Valora este artículo
(11 votos)

Tal es la disyuntiva que afrontan muchos trabajadores al llegar al hogar, sobre todo quienes cumplen un horario cerrado. 


Una señora se quejaba el otro día de que en las afueras de la tienda de «La Palma» —así la nombran quienes residen por ese lugar del municipio capitalino de Arroyo Naranjo— se vende de todo, desde café importado hasta el muy codiciado aceite.

«Hay un comercio afuera y otro adentro», decía ella, en tanto la amiga le respondía (y eso lo deduje por las respuestas) que cuando la policía aparece, los revendedores se esfuman como por arte de magia, y luego reaparecen una y otra vez.  

El tema de los revendedores es recurrente y la extendida práctica de comprar y luego revender persistirá mientras haya caldo de cultivo para ello, es decir, carencias. Mas eso no significa que las autoridades pertinentes se mantengan impasibles. 

Las personas que realizan este «trabajo», por lo general inescrupulosas, que prefieren «saquear» el bolsillo de los demás antes de «sudar» un salario digno, se las ingenian a diario buscando por aquí y por allá los artículos y productos que más escasean para luego multiplicar sus dividendos. Tal es el caso del papel sanitario, y más recientemente, de las papas y el aceite, aunque la lista varía en dependencia de las escaseces.

En La Habana, por ejemplo, resulta frecuente escuchar a los revendedores por las calles con jabitas de papas que ofertan al precio de 1 CUC. Es decir, a todo se le «saca partido».

Sin embargo, muchas personas que laboran, sobre todo en condiciones de horario cerrado (como la mayoría), al llegar a sus hogares encuentran dos disyuntivas: «estamos cerrados» o «ya todo se acabó».

Esta situación favoreció que las llamadas «carretillas» tuvieran aceptación, a pesar de los altos precios, porque para muchos se convirtió en una opción, a sabiendas de que no es la mejor.

En el caso de las papas —para continuar con un tema de gran interés popular—, conozco varias trabajadoras que en esta época se han ausentado de sus centros de trabajo o han llegado tarde para poder comprarlas en el mercado. (Estoy consciente de que este producto tiene sus irregularidades en las provincias).

Lo ideal sería que tuviéramos los productos garantizados una vez terminada la jornada laboral, pero no es así.

La necesidad de construir una Cuba próspera y sostenible pasa por aumentar los niveles de productividad y de colocar al trabajo en un lugar de máxima prioridad. Sin embargo, situaciones de este tipo —vistas a gran escala, por supuesto— afectan de manera notable los ritmos productivos y de servicios.

Para poner un ejemplo: ¿qué ocurriría si los maestros de una escuela llegaran tarde para poder adquirir un artículo de primera necesidad?

La Cuba de hoy, la nuestra, necesita con urgencia resolver estas cuestiones de la vida cotidiana que, además de perjudicar el bolsillo de los ciudadanos, molestan sobremanera. No resulta viable vivir en una sociedad donde unos pocos se aprovechan del trabajo digno y honrado de millones.

La nueva Constitución, aprobada el pasado 24 de febrero, reconoce, en el Artículo 64, el derecho al trabajo. «La persona en condición de trabajar tiene derecho a obtener un empleo digno, en correspondencia con su elección, calificación, aptitud y exigencias de la economía y la sociedad».   

Claro que, para los llamados revendedores, esto es letra muerta. No obstante, la sociedad tiene que ir buscando los mecanismos para acabar con esta plaga y quizás otras alternativas —como pueden ser los horarios extendidos— que beneficien a aquellos que cada día cumplen con una jornada laboral y, al llegar a sus hogares, encuentran todo cerrado, lo cual hace que recurran a quienes tienen todo el tiempo del mundo para «hacer las compras». 

Visto 1220 veces

Las carencias son el caldo de cultivo perfecto para estas personas que lucran con las necesidades ajenas sin pudor alguno.

Mientras se insiste, con justicia, en la necesidad de aprovechar la jornada de trabajo, la mayoría de los cubanos salen a comprar entre las nueve de la mañana y las cinco de la tarde. ¿Un chiste?

Comentarios  

 
#32 OML 22-03-2019 10:06
El problema es que el Sistema está diseñado para los que no trabajan porque todo lo que tiene que ver con Servicio es en horario laborable y los que trabajamos se nos dificulta todo, hasta la farmacia que cuando despachan el medicamento es temprano en la mañana y cuando llegas del trabajo se acabó prácticamente la mayoría de los medicamento sin hablar de los mercados y Tiendas todo lo surten en la mañana y esto se queda sin palabras pienso que el Gobierno tiene que resolver este tema. Además en cuanto a la Papa yo compro en un mercado y el Lunes no abre es otro problema, ese día si hay Papa por qué no la despachan al igual que quedarse hasta las 7 pm como las bodegas porque a la 3:30 pm ya están cerrando y ya sabes esperar hasta el sábado si te empatas con ella, No se puede decir al jefe vengo tarde porque voy a comprar Papa ó tal medicina es tremenda situación espero esto algún día se resuelva.
 
 
#31 ENRIQUE 22-03-2019 06:13
HAY, EN MI CRITERIO, DOS TEMAS QUE REQUIEREN DE LA MAXIMA ATENCION POR PARTE DEL PODER POPULAR A TODOS LOS NIVELES:

1.- AMPLIACION DEL HORARIO DE SERVICIO EN LAS TIENDAS, PARA QUE LOS QUE TRABAJEN Y NO TENGAN QUIEN EN SU NUCLEO FAMILIAR PUEDAN REALIZAR LAS COMPRAS, PUEDAN ACCEDER A LOS PRODUCTOS DE LAS TIENDAS.

2.- EJERCER DE FORMA EFECTIVA UNA DE LAS FUNCIONES QUE LES CORRESPONDEN Y QUE CONSISTE EN VELAR POR LA LEGALIDAD, ADOPTANDO LAS MEDIDAS QUE CORRESPONDAN CONTRA LOS ACAPARADORES Y REVENDEDORES DE PRODUCTOS, TANTO DENTRO DE LAS TIENDAS, COMO FUERA DE ELLAS.
 
 
#30 Odalis 21-03-2019 21:26
Es cierto que los que trabajamos todos los días, no tenemos accesibilidad a los productos normados para todos, muchas veces ni nos enteramos que llegaron los huevos, o el pollo, o la papa, generalmente cuando llegamos del trabajo sobre las 6 de la tarde ya el puesto de viandas esta cerrado.
Este tema ya es recurrente a través de los años siempre pasa igual, con la diferencia de que ahora los revendedores son los dueños de los productos sensibles a la población, hace falta que las autoridades tomen cartas en este asunto para eliminar estos problemas tan necesarios para todos
 
 
#29 rondo 21-03-2019 20:50
En el mercado de la línea en Pinar del Río, así como en la carnicería Caballo Blanco, los revendedores de carne de cerdo tiene la cola controlada del no. 1 al no. 10, todos los días, y quién va a resolver eso. Ellos son revendedores, sinvergüenzas que revenden la carne para buscarse unos kilos más. No hay nada que se pueda hacer, ellos son un clan organizado y no acaba de ver justicia.
 
 
#28 Liudmila 21-03-2019 14:48
A veces nosotros mismos le hacemos el juego a los revendedores por necesidad, pongo el ejemplo entre las tantas cosas que no tengo y necesito para cocinar está el vino seco y el vinagre ya que en las tiendas no lo hay, un producto que vale 1.85 CUC te lo están vendiendo a 2.00 CUC, no me quedó más remedio que comprarlo, una que en la media hora de almuerzo tengo que ir al lugar más cercano y la otra no tengo salud para caminar por todas las tiendas de La Habana en vano.
 
 
#27 Irmara 21-03-2019 13:53
#25 ÑO, La librera ayuda a muchas gente y no es quitándola como se va ha resolver el problema de la vagancia, creo que los productos que habla el articulo no es precisamente los controlados por la libreta. es lo extra que uno consume. porque lo de la libreta no alcanza.
 
 
#26 amandy 21-03-2019 11:53
Ya es vergonzoso volver sobre este tema por lo reiterativo, es el ABC de todos los días. Los Tenderos siguen despachando por la libre, todo lo que se quiera comprar. Hoy mismo en la mañana, en la Tienda de 70 y 25 en PLaya, sacaron detergente líquido, desincrustante y lejía y la están vendiendo por cajas. ¿Qué trabajadora estatal, que cumple su jornada laboral, puede aspirar a las 5:00 p.m. cuando cumpla su joranada de trbajo, comprar detergente?. Todos sabemos que el horario de las Tiendas no están diseñados para el Trabajdor Estatal, Se benefician de este horario los particulares, revendedores y negociantes que están todo el día en la calle en el invento, pues todo abre y cierra en horario laboral.
Por otra parte, sabemos de la escacéz por la que está atravesando el País, y siguen los revendedores haciendo su Zafra ante los ojos de todo el mundo. Las autoridades competentes no juegan ningún papel. ¿Qué pasó con las denuncias de los vendedores de escoba, frazadas de piso, Pan, etc, ect, etc. La indisciplina, la corrupción, la indolencia, siguen y siguen y los problemas se incrementan cada día. Y de los precios ni hablar, lo mismo da que sea en MN o CUC.
Hacia donde vamos?.
El problema es mucho más serio y requiere de un análisis profundo "A grandes problemas, grandes soluciones". Cambiar todo lo que debe ser cambiado, como dice nuestro Comandante. El Presidente solo no puede con tantas dificultades. Debe hacer como Maduro. Sacudir la mata fuerte, muy fuerte, hasta las ramas más pequeñas, y que todas las malas hojas, lo podrido, lo viciado, putrefacto y corrompido se desprenda del árbol y retoñe con nuevas fuezas. Solo así seguiremos por el camino
correcto y saldremos adelante.
 
 
#25 Ñooo 21-03-2019 09:49
Lei un escrito de la ley contra la vagancia esto no se resuelve así es que en Cuba hay una libreta de abasteciemiento con productos subsidiados para TODOS lo que hace que puedan haber vagos, eliminando la misma se acaban los vagos, ya que es imposible resolver los problemas de abastecimientos y es permanente las escacez entonces lo ideal seria que hayan estableciemient os con horarios extras para que todos puedan comprar incluyendo el domingo hasta las 6pm y estoy seguro que el que no va al agro es porque tiene dinero para comprar a los revendedores sino fuera al agro que por cierto trabajan los domingos y no afecta la jornada de trabajo
 
 
#24 Yolanda 21-03-2019 05:05
Este es un tema muy interesante, pero también tenemos el problema de que los establecimiento s cierran temprano, y cuando llegamos al barrio la todo esta concluyendo- Por eso uno tiene que dejar el trabajo y salir a pescar en la calle lo que encuentra para retornar con alimentos para la casa, porque todos sabemos que si lo dejas para cuando estén próximo a casa no encontrarás nada.
Cientos de horas se pierden en buscar alimentos. Todos los días, porque la alimentación es una batalla de todos los días.
A las 6 de la tarde todos los puntos de venta de están prácticamente cerrados. Entonces, por eso los mercados en la mañana y en la tarde y a toda hora, están llenos, porque los trabajadores tienen que dejar sus puestos para ir a buscar la alimentación del dia.
 
 
#23 MARYESTO 20-03-2019 18:09
Esto es un problema muy viejo, y la solucion es muy sencilla, primero mejorar el abastecimiento a las unidades, segundo las tiendas todas deben cerrar mas tarde hay que ajustar horarios o pagar horas extras a sus trabajadores. Ahora que viene el verano caliente, se podria trabajar de 7 am a 11 am y en la tarde de 5 pm a 10 pm. Y tercero, con garantias de transporte a esa hora para los trabajadores que regresan a sus casas.
Les pongo un ejemplo sencillo, alla por los 80 en Pinar del Rio se fabrico un queso crema muy bueno y grande, el primer dia como siempre se acabo, pero para sorpresa de todos volvieron a surtir la tienda, ya duro un poco mas y para mas sorpresa al tercer dia volvieron a llenar la tienda, resultado en mi casa se compraba uno solo y cuando se terminaba se compraba el otro. Por desgracia esto duro muy poco. Pero es un ejemplo para destacar que si no hay un suministro estable de todos los productos, van a seguir las colas, los revendedores, y los que no cogen porque ya se acabo.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar