lunes, 26 agosto 2019, 01:37
Viernes, 22 Marzo 2019 18:12

Premio Nacional de Cine 2019 repartido entre tres grandes de Cuba

Escrito por  Prensa Latina
Valora este artículo
(0 votos)

El Premio Nacional de Cine 2019 fue otorgado este viernes al productor Miguel Mendoza, el director de fotografía Livio Delgado y el sonidista Jerónimo Labrada, considerados grandes figuras del séptimo arte en la isla.

Un ramo de flores y un cuadro del artista Ernesto Rancaño acompañaron el galardón que, lamentablemente para Mendoza llegó por intermedio de su hijo Miguel Jorge Mendoza, tras su fallecimiento el domingo último a sus 88 años de edad.


A consideración del jurado, presidido por la actriz y Premio Nacional de Cine 2011 Eslinda Nuñez, aunque había un total de 22 aspirantes al galardón, la decisión fue unánime por el invaluable desempeño de estos hombres en filmografías paradigmáticas del cine cubano.


El acta del tribunal reconoció la pasión de los tres especialistas, graduados en materias muy diversas y aparatadas del mundo del arte pero motivados y apasionados del proyector y las pantallas gigantes.


De Mendoza, uno de los fundadores del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (Icaic), Eslinda rememoró su trabajo creativo en la realización de más de 45 películas y mediometrajes, y más de 20 expos comercial y videoclips de 1960 hasta el 2004.


Entre las joyas de la cinematografía que llevan su sello mencionó Memorias del Subdesarrollo, Fresa y Chocolate, La primera carga al machete, Manuela y Soy Cuba, esta última una coproducción entre Rusia y Cuba a la que se integró con solo 21 años.


Al hablar de Delgado destacó su fructífera carrera en títulos paradigmáticos, divididos en documentales y obras de ficción, y junto a los realizadores Santiago Álvarez, Tomás Gutiérrez Alea, Pastor Vega y Juan Carlos Tabío.


La calidad de su trabajo, dijo, está presente en obras insignes de Cuba como Vaqueros del Cauto, Retrato de Teresa, Cecilia, Una novia para David, El siglo de las luces y Un hombre de éxito.


Mientras, se refirió a Labrada como un catedrático en la especialidad de sonido y un profesional de gran prestigio a nivel internacional.


Subrayó, también, su labor en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños, donde creó la Cátedra de Sonido, y en el Grupo de Experimentación Sonora del Icaic.


El propio Jerónimo, en las palabras de agradecimiento, convidó a rescatar el preciado patrimonio filmográfico que es parte vital de la memoria del cine y de su presencia.


Recordó el nacimiento de la entidad como fenómeno insólito que renovó las estructuras de producción, realización, distribución y exhibición, generadora de un movimiento cultural sin precedentes en el país.


Por primera vez se vio cine en los mulos, se realizó películas en su totalidad desde el rodaje hasta la copia compuesta, se revolucionó el lenguaje y la gente aprendió de forma masiva a apreciar obras de alta calidad artística, significó.


Además, habló del Icaic del futuro ajustado a los nuevos tiempos y las novedosas formas de producción y alentó a los más jóvenes a trabajar sobre esas raíces.


Aquí está el batón para los que llegan, preserven lo bueno que queda y vale de lo que se construyó y sobre esos cimientos continúen la obra de belleza y crecimiento espiritual que generamos los veteranos, incitó.


Durante la gala por la celebración de los 60 años de la entidad, se rindió homenaje a relevantes personalidades del cine en Cuba, muchas de las cuales ya no están físicamente.


Entre los agasajados estuvieron 14 hombres y mujeres, reconocidos con la distinción Por la Cultura Nacional y otros presentes que continúan trabajando a favor de este maravilloso arte desde los más diversos rubros y funciones.

Visto 330 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar