martes, 17 septiembre 2019, 21:40
Sábado, 23 Marzo 2019 06:13

Teatro joven en Holguín: cronología de un festival (+ FOTOS)

Escrito por  Jorge Suñol Robles / Especial para CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)
La compañlía Estro de Montecallado presentó su propuesta en el Festival... La compañlía Estro de Montecallado presentó su propuesta en el Festival... Fotos: Carlos Rafael

La XI edición del Festival Nacional de Teatro Joven, que estuvo dedicada a los 10 años de Trébol Teatro y al 80 aniversario del Teatro Suñol...

Vamos a ponernos dramáticos. Digo, teatrales, orgánicos, un poco observadores. Meternos en el personaje. Porque llegó el turno para abrir las salas y dejar el aliento en las tablas, desnudarse, asumirse, comprenderse, recorrer a la Isla desde sus orígenes. Llegó el momento para contar miles de historias y que el joven actor se desdoble, abra los ojos y te mire de cerca, y tú, lo sientas, respires su discurso.  


Teatro sobre el Camino, de Villa Clara, y El Portazo, de Matanzas,así como el Grupo de Experimentación Escénica La Caja Negra, de Santiago de Cuba, repitieron en este espacio de intercambio de experiencias, estilos y formas de pensar el arte de las tablas, donde puede medirse, sobre todo, cómo anda la escena joven y se le da oportunidad a nuevos proyectos vinculados con la Asociación Hermanos Saíz, que en conjunto con el Consejo Provincial de las Artes Escénicas, auspician este evento.


Grupos como Estro de Montecallado, de Mayabeque, nos regaló la obra Antonieta o El Suicidio. Con texto del dramatrugo cubano Salvador Lemis, y escrita en el año 2005, esta obra, dirigida por José Miguel Díaz Pérez, es un monólogo cargado de matices e intenciones, que atraviesan épocas, contextos, situaciones y momentos de la vida de mujeres que fueron víctimas de sus hombres, mujeres que evadían la realidady optaron por la muerte.


Interpretada de manera convincente por la actriz Hany Gómez Cunill, que además, fue el ejercicio para su Tesis de graduación en el ISA, es denotable su versatilidad, la destreza, el dominio en los constantes giros dramáticos que tiene el texto, su seguridad. Baila, canta, actúa, se pasea por el escenario, juega con el público, y eso es reconocible. Pero, hay que decirlo, debió cuidar más la pronunciación en el discurso, cada palabra debe ser entendible, para la propia fluidez y limpieza de la obra, para que el público, también, lo sienta.


Los títeres de la obra Paradigma o ¡Ay, Shakira…!, viajaron con Teatro sobre el camino, desde Santa Clara. De Granma llegaron los muchachos de Alas de Cuba, con la puesta Camino a la Semilla, con textos de Freddys Núñez Estenoz. Y para seguir las jornadas, vinieron los pinareños de Polizonte Teatro, dispuestos a no derramar una lágrima, por que la puesta así lo pedía: En esta obra nadie llora.

alt
Teatro sobre el camino.


La Caja Negra, por su parte, trajo la obra Leviatán, donde resulta evidente la crítica social, el deseo de reflejar el contexto en que vivimos, y presentarlo, desde diversos enfoques, desde la incertidumbre, el miedo, la inquietud, el gesto.


Esta obra, asumida por los actores José Alfredo Peña Ortiz y Maibel del Río Salazar, lograr captar la atención por su visualidad, por lo acertado de la escenografía, por la concepción de ambos personajes, que tienen de fondo una fuerte carga psicológica y un trabajo corporal muy cuidado.

alt
En esta obra nadie llora, de Teatro Polizonte, de Pinar del Río.


Pero no todo queda ahí. También tuvimos la presentación de Alas, desde el extremo más occidental de Cuba, con Dora dibuja caracolas. Y nos hicimos un Selfie, con el grupo Teatro del Caballero, de La Habana, en una historia de amor navideña.


Como última presentación se reservaron las emociones de los tuneros de Teatro Tuyo, con la puesta ¡¡¡PUM!!!, espectáculo unipersonal de Ernesto Parra, que obtuvo Premio Villanueva de la Crítica en 2018.


En dicha obra es plausible el equilibrio entre los momentos de risa y los de reflexión, el contacto  directo con el público, la energía de su actor, apoyado por una música propia del clown, pero que también se sostiene en otras canciones y efectos con una marcada intencionalidad dramática.

alt
Selfie.


Este Festival no solo queda en los escenarios. Son muy esperados, cada año, los encuentros teóricos, que reúnen a críticos, actores, directores y periodistas, y que esta vez se dedicó al sistema de enseñanza artística, específicamente en la carrera de actuación. Dentro de este espacio el sello editorial holguinero La Luz presentó dos títulos de teatro dramático de los autores Margarita Borges, con su K-lentamiento, y Marcel Pérez, con la propuesta Evangelistas y maleantes.


El panel “Teatro joven, retos, poéticas y estrategias”, moderado por el destacado crítico teatral Omar Valiño, y donde participaronlos directores Pedro Franco, Carlos Sarmiento y Juan Edilberto, formó parte del programa de actividades de este encuentro con las tablas.


Oportuno resulta siempre el Taller itinerante de la crítica, que viene a resumir lo que ha sido el festival en su oncena edición. Allí se analizan las estéticas y la calidad de las obras presentadas, apoyados en el boletínPalco 13, publicación que distingue al evento desde sus primeros años.


CCPC La República Light, en su tercera temporada, de El Portazo, fue la obra que puso inicio a estos días teatrales en Holguín. Para los que por primera vez disfutan de ese cabaret, siempre asombra la espectacularización, los vestuarios, el maquillaje, la concepción de cada uno de los personajes, un texto íntegro, capaz de atravesar y recorrer a la Isla desde diversos enfoques, el hecho de vivir y sentir esta fiesta, bailar,  formar parte, como público, de la puesta.

alt
CCPC La República Light.


Sin embargo, para los que repetimos, buscamos la diferencia entre una temporada y otra, nos enfocamos en lo evolución de la Cooperativa, en la manera de interpretar de sus actores. Y sí, encontramos muchas similitudes.


Este Festival,  plataforma para que el teatro joven indague en sus formas, y se repiense algunas, resulta necesario dentro de las tablas cubanas, porque confuyen varias estéticas, y se le da oportunidad a la emergente generación de actores, dramaturgos y directores de mostrar su trabajo. Holguín ha demostrado, por más de una década, ser un buen escenario.  Esperemos que el impulso se mantenga. Y usted, tenga palco garantizado en 2020.

Visto 545 veces Modificado por última vez en Domingo, 24 Marzo 2019 07:04

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar