jueves, 18 abril 2019, 20:15
Martes, 26 Marzo 2019 04:58

Ramonet en Cuba: Los datos son la materia prima principal en términos de recursos económicos

Escrito por  Daynet Rodríguez Sotomayor / CubaSí
Valora este artículo
(6 votos)

El intelectual franco-español antes estuvo en Camagüey y Santiago de Cuba y este fin de semana fue uno de los invitados especiales de la Feria en la provincia de Mayabeque.



"Hay que rendirse a la evidencia: Aquí y ahora vivimos bajo una especie de Imperio de la vigilancia". Precisamente esa es la advertencia y la provocación del más reciente libro que Ignacio Ramonet viene presentando en varias provincias de Cuba en el contexto de la Feria del Libro 2019.

El intelectual franco-español antes estuvo en Camagüey y Santiago de Cuba y este fin de semana fue uno de los invitados especiales de la Feria en la provincia de Mayabeque.

Conocido por varios títulos ya clásicos, especialmente su entrevista Cien horas con Fidel, llegó ahora con la sugerencia de El imperio de la vigilancia, un libro que la Editorial José Martí pone en manos de los lectores cubanos.

Según explicó a un nutrido auditorio, el libro recorre el proceso histórico de construcción de esa vigilancia desde los años de la Guerra Fría hasta el presente, y se completa con los diálogos con importantes estudiosos del tema y del contexto como el co-fundador de Wikileaks, Julian Assange, y el intelectual norteamericano Noam Chomsky.

En ese recorrido por la historia, Ramonet constata que "la voluntad de vigilar siempre ha existido y a eso lo acompaña hoy la eficacia de los medios tecnológicos disponibles".

Pero lo asombroso, a su juicio, es que la vigilancia de todo el mundo a escala planetaria no la realiza un estado totalitario, no es el fascismo, por ejemplo, sino la llamada "sociedad democrática, de economía de mercado".

Ese proceso, explica, es ayudado "por la voluntad de cada uno de nosotros. Nadie nos obliga a volcar nuestra información en Internet. Pero terminamos dándola como si estuviéramos en una comisaría, siendo interrogados bajo una lámpara. La diferencia es que lo hacemos nosotros mismos, libremente", observó.

El también director de la versión en español de Le Monde Diplomatique insistió en que de manera pasiva vamos dejando huellas en sitios digitales, en las redes sociales, y esa voluntariedad es luego utilizada y manipulada con fines económicos, comerciales, políticos, electorales.

A los lectores mayabequenses explicó muy rápidamente la operación de BigData que, entre otros factores, llevó al poder a Donald Trump. "Se trató de una operación de conjunto con la Universidad de Cambridge, para la recolección de datos que logró reunir a unas tres mil personas. Por 25 dólares entregaron voluntariamente sus datos, sus redes, sus gustos...". A través de ellos se obtuvo un ecosistema correlacional en redes sociales que al cabo de muy poco tiempo alcanzó a 57 millones de personas. Las fichas identitarias de ese universo se analizó para luego influenciar... El resultado de la maniobra lo sintetizó Ramonet: si no simpatizabas con Trump, al menos no te resultaba antipático.

En ese sentido, "los datos son la materia prima principal en términos de recursos económicos. El valor mayor es la información que damos nosotros mismos", aseveró.

Ramonet también se suma a la descripción del escenario actual como el imperio de "las fake news, y de una nueva realidad de la comunicación que se ha dado en llamar verdades alternativas". Bajo ese supuesto, argumentó, "hasta las verdades científicas dejan de serlo, y la prueba son los millones de personas que cada vez más desconfían de las vacunas".

Para historiar esa vigilancia global, se auxilia de filmes de ciencia ficción y otros recursos hipertextuales. "En el libro cito algunas películas, y adaptaciones, algunas muy buenas, del libro 1984 de George Orwell, porque a veces el cine anticipa. Un ejemplo es Duro de matar IV, donde curiosamente el guionista es uno de los mejores especialistas de la vigilancia en internet y el filme está basado en un estudio sobre este tema. La película muestra las capacidades para vigilar y modelar una realidad: cómo un hackeo a un sistema de provisión de servicios provoca un caos. ¿Dónde acabamos de ver eso? En Venezuela".

Interrogado sobre la realidad del continente, él que estuvo muy cerca de personalidades como Fidel y Hugo Chávez y que además fue cofundador de un evento fecundo del pensamiento de la izquierda como el Foro Social Mundial de Porto Alegre, corrobora efectivamente que "el péndulo se ha ido a la derecha, que se ha impuesto su relato" pero dijo confiar "en que no lo va a conseguir definitivamente, porque la historia no se detiene".

El libro El imperio de la vigilancia, como confirmó al auditorio, sigue el hilo conductor de otros textos suyos en torno "a la comunicación y la manipulación de los espíritus y las mentes". "Me he consagrado a lo que podemos llamar la persuasión clandestina y este libro también entra en esa preocupación: ¿cómo introducen en nuestro espíritu ideas que no son nuestras y que acaban por marcar nuestro comportamiento?"

El Imperio... es una advertencia, pero no se trata de darle la espalda a Internet. "No se puede estar contra internet, como no se puede estar contra la electricidad. La apuesta, como ha dicho el presidente cubano Miguel Díaz-Canel, es informatizar", reiteró.

La presencia de Ramonet fue introducida por el intelectual y ensayista cubano Enrique Ubieta quien lo calificó como un hombre querido, conocido y respetado entre los lectores de la isla, porque se trata de un autor que no es un simple espectador sino un protagonista, que "no observa los acontecimientos a distancia sino que participa de ellos".

Visto 288 veces Modificado por última vez en Sábado, 30 Marzo 2019 18:57

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar