jueves, 23 mayo 2019, 13:36
Sábado, 06 Abril 2019 16:26

Al rescate del cocodrilo cubano

Escrito por  Carlos Cruz Capote / PL
Valora este artículo
(2 votos)

El cocodrilo cubano (crocodylus rhombifer), considerado en peligro de extinción, sobresale entre las especies que integran la rica fauna de la Ciénaga de Zapata, el mayor humedal de Cuba y del Caribe.


La caza furtiva, los efectos del cambio climático, la intrusión salina por el ascenso del nivel medio del mar y el aumento de la temperatura se convierten en factores que amenazan a este saurio incluido en el Apéndice I de la Convención Internacional sobre Comercio de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestre (CITES).

En la Ciénaga de Zapata conviven el cocodrilo cubano y el americano, con épocas de reproducción similares, lo que provoca su hibridación en la naturaleza, además, si se tiene en cuenta una alta tasa de mortalidad debido a los depredadores y el canibalismo propio de la especie, entonces las alarmas se disparan en aras de su conservación.

Estudios recientes identificaron en el área la existencia de algo más de tres mil individuos genéticamente puros que deben ser monitoreados para su conservación a largo plazo. Uno de los esfuerzos sustantivos en favor de la preservación e incremento de las poblaciones del cocodrilo cubano lo realizan especialistas del Centro Meteorológico Provincial de Matanzas mediante el estudio del comportamiento climático en la Ciénaga de Zapata y su repercusión en la fase reproductiva, porque la temperatura determina el sexo de estos animales durante la etapa de incubación.

Cuando son elevadas (las temperaturas) motivan una descendencia mayoritaria de machos y un menor número de hembras, lo que altera el balance de las poblaciones.

Al respecto, Niliam Fernández, subdirectora técnica de la institución meteorológica matancera, explica a Prensa Latina que 'en la localidad de Playa Larga se encuentra ubicada una estación meteorológica que mediante su amplia base de datos permitió conocer que hubo un incremento de 0.5 grados centígrados de temperatura durante los últimos 10 años'.

'Por estas razones se tomó la decisión de reintroducir la población hacia el Refugio de Fauna Canales del Hanábana, para ampliar el número de individuos en libertad, contrarrestar condiciones como la pérdida de la integridad genética, el lento crecimiento poblacional y futuras variaciones de temperatura, dañinas para los huevos', detalla la especialista.

La zona elegida fue escenario de la intensa acción humana, para producir arroz, siendo palpable la recuperación del medio natural pródigo en agua, alimento y sitios de nidificación. Para verificar el éxito en su traslado se cuentan los ejemplares por el reflejo de la luz en sus ojos durante la noche, mostrando buenos patrones de dispersión e indicadores de salud.

'Comparar la relación entre tamaño y peso, el régimen alimentario, distribución, abundancia y estado embrionario, son tareas encaminadas a salvaguardar la pureza genética de la especie y el restablecimiento de una población silvestre viable y estable del cocodrilo cubano', puntualiza la subdirectora del Centro Meteorológico Provincial de Matanzas.

La institución es la encargada de suministrar información meteorológica y climática autorizada, confiable y oportuna sobre el estado y comportamiento futuro de la atmósfera, entre otras tareas, pero asumen con rigor investigaciones como la del cocodrilo cubano y el monitoreo del comportamiento de especies invasoras, entre ellas la Claria, comúnmente conocida como pez gato.

Visto 491 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar