lunes, 22 julio 2019, 21:32
Jueves, 18 Abril 2019 00:39

Ecos del Piña Colada (+ Videos)

Escrito por  Katia Sánchez Martínez y Giusette León García/CubaSí
Valora este artículo
(3 votos)
Telmary y Habana sana Telmary y Habana sana

La piña colada está en todos lados. Da igual si preparada en esquinas del boulevard, en el bar de la UNEAC o en el reputado restaurante Don Pepe.

Solo difiere en sus modos de hacer, nos dice un cantinero, que afirma orgulloso haber hecho suya una bebida que proviene en su forma original de suelo boricua.

El frescor del coctel omnipresente complementa el aire estival que tempranamente inunda Ciego. A medida que avanzamos hacia el centro, un bullicio parece esparcirse y tomar fuerza entre las calles avileñas. Es música, y baile, y alegría, y motivo de congregación alrededor del arte.

Así́ nos recibe el Festival Piña Colada, organizado por Arnaldo Rodríguez desde hace 16 años quien, ante tanta admiración que su tierra profesa al Talismán, la agasaja como retribuyéndole, cada mes de abril, con varios días de pura cubanía hecha festejo popular.



La analogía es evidente, nos explican, en tanto el coctel se prepara a partir de una mezcla armoniosa de ingredientes que bien pudiera representar la fusión defendida por el festival. Esta visión del arte -y de la música en particular- fue exactamente lo que vimos ante un David Torrens que, por primera vez en Ciego de Ávila, agradecía, emocionado, el carácter inclusivo de un evento que promueve la confluencia de estilos y géneros:

alt
David Torrens

“Yo hago pop, hago trova, un poco de esto y un poco de lo otro y tú tienes que esperar todo el año a que te toque tu festival, entonces Arnaldo ha hecho una cosa muy linda y es crear este festival donde junta a todas las músicas, no es discriminatorio, es todo lo contrario, es para sumar, esto es muy especial. Estoy impresionado de que haya grupos de salsa, de pop, de música alternativa, de rock, de todo y que el público sea capaz, en una misma ciudad, de escuchar y de disfrutar todos esos géneros...”

alt
Yotuel (Orishas)

Y así transitamos por la música urbana de Orishas, la trova de Buena Fe, la salsa de Alain Pérez, el jazz de Emilio Vega y hasta el Teatro Buendía con la obra Kid Chocolate, unipersonal de Jorge Caballero. En ese camino cobran sentido las palabras de Alain Pérez:
“Es multicultural, la ciudad se envuelve en arte, en estilos de música diferentes, de artistas, yo creo que también debemos propiciar y seguir ampliando los conversatorios, las clases magistrales, el concierto es muy bueno, el espacio del espectáculo y el show, pero esto le da un sentido de conexión con la historia, de reflexión a través del momento que estamos viviendo en la música”.

Recorrimos tanta música en una misma ruta y en cada parada fuimos sumando un ingrediente a la mezcla sonora y espiritual, porque, tal y como reconoce el maestro Emilio Vega, si hay un mérito indiscutible del Piña Colada es el de “aglutinar a todas las corrientes de música que existen en el país. Yo creo que eso es un gran mérito de Arnaldo, de la cultura y de todo el pueblo de Ciego.

alt
Alain Pérez

Es un festival muy heterogéneo, muy versátil y creo que es una gran oportunidad de ver los talentos jóvenes que están haciendo su obra en distintas aristas de nuestra música y también los valores ya establecidos que existen en nuestro país. Yo creo que es una gran idea, que refresca, la gente conoce, la gente se divierte, da la oportunidad de que los artistas muestren sus obras, muestren sus ideas y la pasemos bien con el Piña Colada...”

Para Brenda Navarrete, reencuentro, intercambio, son componentes que se echan a ojo de buen cubero, sin medidas exactas para saborearlos al gusto: “Tuvimos la satisfacción de encontrarnos muchos músicos, de ver los conciertos, ser parte de los conciertos, descargar, eso es lo bonito que tienen los festivales y específicamente este, Piña Colada”.

Brenda Navarrete: Mujer, tú puedes (+ Video)
Brenda Navarrete

El sábado en la noche, ante la plaza abarrotada, nos dijeron que éramos alrededor de 50 000 personas escuchando a Descemer Bueno. Solo entonces pudimos comprender la envergadura del festival y su alcance entre la población avileña. Durante el viaje de regreso, con la fiesta todavía en las venas, los muchachos del proyecto pinareño Los Compinches resumieron lo que ya deseábamos: “el Piña colada debe repetirse, repetirse y ser infinito”.

Visto 710 veces

Medios













Comentarios  

 
#1 RAULITO 18-04-2019 13:16
Tuve la oportunidad de disfrutar de este festival que este año arrastro mas pueblo que nunca, fue todo un exito. excelentes conciertos de Orishas, de Buena fe, Torrens, Telmari, Alain y que decir de Deceme Bueno. Entrega total de esos artistas con el pueblo avileño, exito total de Arnaldo.. Que repitan figuras de esa talla y que vuelvan el proximo año. Con este festival gana la cultura cubana.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar