lunes, 17 junio 2019, 04:46
Martes, 16 Abril 2019 09:19

Cancelar el Acuerdo FCB-MLB fue un mal movimiento

Escrito por  JIT
Valora este artículo
(0 votos)

The New York Times se pronunció sobre la cancelación del Acuerdo entre la Federación Cubana de Béisbol (FCB) y la Major League Baseball (MLB), por parte de la administración de Donald Trump.

«Cancelar el trato fue un mal movimiento por razones equivocadas. La decisión de Cuba de permitir que sus atletas se ganen la vida fuera fue un paso en la dirección correcta, incluso si algunos dólares se hubieran derramado en las arcas del gobierno», se afirma en un artículo firmado por la Junta Editorial.

El material, no tan extenso como otros de su tipo, ratificó como líneas agresivas el "dominio" ejercido por el gobierno cubano sobre la FCB, así como las relaciones estratégicas que la Isla sostiene con Venezuela. Nada nuevo.

En ese sentido se considera que: «Si bien Cuba debe ser disuadida de apoyar al régimen de Maduro, eso no debe ser un pretexto para satisfacer la obsesión de la derecha por mantener un congelamiento permanente en las relaciones con Cuba».

Lo primero, a todas luces, carece de fuerza moral, sentido político y diplomático, pues cada país decide soberanamente las relaciones que establece con otras naciones. Y Cuba, ya lo ha expresado más de una vez, no renunciará a sus profundos vínculos con Caracas.

Lo segundo es una verdad aplastante: solo la derecha estadounidense, y no toda, sino la más retrógrada y violenta, se opone al establecimiento de relaciones normales con la mayor de las Antillas.

«Al final, lo que lograron en gran medida el senador Rubio y la administración fue negar a los jugadores de béisbol cubanos su derecho a jugar al más alto nivel sin tener que colarse de forma peligrosa en los Estados Unidos y renunciar al derecho de volver a su país de origen», se estima al cierre del texto dominical.

Podríamos agregar nosotros que la decisión estimula de nuevo la emigración ilegal y el tráfico de personas, en una danza de millones que ya enlutó más de una vez a las familias cubanas.

La opinión del NYT recuerda que el Acuerdo FCB-MLB comenzó a tejerse a partir del giro en las relaciones de ambos países logrado durante el gobierno de Barack Obama. Detalla el modo en que Rubio, Bolton y la National Review, en un artículo escrito por el recalcitrante Elliott Abrams, atacaron su firma horas después de la histórica jornada del 19 de diciembre de 2018.

El periódico neoyorquino simplifica los vínculos históricos de Cuba y Venezuela al cambio de petróleo por médicos e "inteligencia", y denomina como "demandas" las agresiones con que 12 administraciones han intentado derrocar la Revolución.

La lucidez de la Junta Editorial afloró, sin embargo, en las líneas sucesivas: «El esfuerzo de Obama por poner fin a más de cinco décadas de hostilidad hacia Cuba fue aprobado por una gran mayoría de los estadounidenses como una apertura que hacía mucho tiempo estaba atrasada. Permitir que algunos jugadores de Cuba, loca por el béisbol, jugaran legalmente en las Grandes Ligas fue una propuesta de ganar-ganar: los jugadores que podrían haber arriesgado un vuelo peligroso alcanzarían legalmente el estrellato y la riqueza; el béisbol cubano ganaría algo de dinero; y su presencia sería evidencia tangible de una grieta en el hielo. Aceptar el mito de una federación de béisbol cubana independiente se consideró un guiño necesario».

Sobre esta última idea, que pareciera ser una de las causas sólidas para el fin del Acuerdo, cabe señalar que tampoco la MLB es un ente "independiente" del gobierno estadounidense. Ahora y antes ha debido pactar con la Casa Blanca hasta para enviar un bate a La Habana. El doble rasero no puede estar más en evidencia: la FCB debe ser "libre", pero la MLB debe poder ser manejada desde Washington.

Daría risa, si esa ideología no hubiera derribado el pacto de diciembre.

En definitiva, The New York Times se ha pronunciado sobre el Acuerdo, aunque con una de cal y otra de arena. Para señalar las esencias del tema ha debido repetir algunas frases acuñadas desde la política anticubana. No lo pudo evitar. Son las reglas.

Visto 420 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar