martes, 15 octubre 2019, 22:13
Miércoles, 17 Abril 2019 05:47

Pentatlón Moderno: Potencialidades de Santo Domingo a Lima

Escrito por  Harold Iglesias Manresa / CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)
Leydi Laura Moya buscará mejorar la séptima plaza de Toronto 2015 en Lima. Leydi Laura Moya buscará mejorar la séptima plaza de Toronto 2015 en Lima.

Leydi Laura Moya y José Figueroa constituyen las principales cartas de triunfo del pentatlón moderno de cara a los Juegos Panamericanos de Lima, donde hacerse de una presea será bien complicado.

Es la plata de Yaniel Velázquez en Río de Janeiro 2007, el único metal que atesora Cuba en citas multideportivas continentales en pentatlón moderno. Entonces sus 5 344 puntos (por el sistema anterior), se antojaron astronómicos y se erigió Yaniel como el primer cubano en inscribirse a un certamen de esa disciplina en Juegos Olímpicos.

Ciertamente no lo hizo mal a la vuelta de un año en Beijing 2008, cuando recaló decimoquinto 5 292. Ocho años después Leidy Laura Moya (puesto 33-986 unidades), y José Figueroa (32-1 214) no se comportaron a la misma altura bajo los cinco aros en la propia ciudad Maravillosa.

Ellos vuelven a ser los principales referentes antillanos de cara a Lima, escenario en el cual en lugar de dos juegos de preseas habrá cinco en disputa. Ese justamente será nuestro número de efectivos entre los 32 contendientes de cada sexo. Actualmente, con el consabido escaso roce competitivo de primer nivel, Leidy Laura aparece en el lugar 66 del ranking Mundial con 60 unidades.

La bielorrusa Anastasiya Prokopenko (193) regentea, en tanto como huesos duros a este lado del Atlántico aparecen entre otras las mexicanas Mayan Oliver (12-145) y Tamara Vega (22-128); la argentina Iryna Khokhlova (25-121); y las guatemaltecas Sofía Cabrera (33-101) y Sophia Hernández (37-93), por solo mencionar las de mayor kilometraje.

A propósito de nuestros representantes Leydi Laura se agenció el puesto de honor en individuales de una lid preparatoria con asiento en Santo Domingo. En porfía con clasificados a los Panamericanos de Lima de otras naciones compiló 1 340 rayas, a razón de 20 victorias y solo 7 reveses (258 puntos) en la esgrima; tiempo de 2:19,75 minutos (271) en natación; los 300 puntos reglamentarios sobre el caballo en la equitación; y en tiro-carrera fue segunda (511). Solo aventajada por la guatemalteca Gabriela Fernández, quien aseguró la plata con un total de 1 318, en tanto la anfitriona Katerin Garrido obtuvo la de bronce al sumar 1 280, según reflejó el semanario deportivo Jit. 

La también antillana Eliani Cámara (118-22) se ubicó cuarta (1 266) luego de situarse tercera en esgrima (218), quinta en tiro-carrera (499), sexta en natación (2:30.78-249) y logró los 300 en equitación.

Sus potencialidades aunando esfuerzos se medirían este miércoles como parte del relevo femenino. A ellas en la capital peruana se les sumará Delmis Dalia Pérez (113-24).

Al momento de leer usted estas líneas casi seguro José Ricardo Figueroa (80-54 ptos en el escalafón), Lester Ders (87-44) y Raidel Orama (120-26) analizaban qué les pudo haber fallado en sus respectivas ejecuciones, máxime teniendo en cuenta que de ellos tres, en puja interna, solo dos harán el grado a dominios del Cuzco.

Hace cuatro años en Toronto Figueroa cuarto-1 415 ptos rindió la actuación más meritoria de nuestro combinado. Leydi Laura recaló séptima (1 268) con un parcial nada halagüeño de plaza 21 en equitación.

En el sector varonil el chileno Esteban Bustos (17-139) y el mexicano Álvaro Sandoval (18-136), se perfilan como huesos más duros, sin descartar al también azteca Manuel Padilla (24-126) y el albiceleste Leandro Silva (32-107).

Siguiendo en esa cuerda de rendimientos, hace menos de 12 meses en la subsede del certamen centrocaribeño en Cali, Lester y Raidel se alzaron en relevo masculino con el único oro de Cuba, pues Leydi Laura y Eliani, se vistieron de bronce, misma ubicación que el relevo mixto de Figueroa y Leydi, dorados centrocaribeños en Veracruz hace cuatro años, para redondear la corona individual de Leydi y el subcampeonato de Figueroa.

Un soplo de historia

El Pentatlón moderno es una disciplina deportiva con presencia ininterrumpida bajo los cinco aros desde la edición de Estocolmo 1912, e irrupción de la mujer en Sydney 2000. El medallero histórico lo encabeza Hungría (9-8-5), acechada por Suecia (9-7-5). La extinta Unión Soviética (5-5-5), Rusia (3-1-0), y Polonia (3-0-0), completan el quinteto de vanguardia.

Estados Unidos (11-7-5) se erige como referente indiscutible en América, escoltado por Brasil (3-5-0) y Canadá (3-3-2).

Se considera heredero del pentatlón que se disputaba en los Juegos Olímpicos de la antigüedad con asiento en Grecia, el cual comprendía pruebas de carrera, salto de longitud, lanzamiento de jabalina, lanzamiento de disco y lucha. Su vencedor, aclamado por el público, era llamado “Victor Ludorum” o “El Vencedor de los Juegos”.

Actualmente las estocadas de espada inician las acciones. En la natación, donde las series se determinan según el mejor tiempo en el ranking mundial de pentatlón moderno, los competidores nadan una distancia de 200 m estilo libre. Todos los que completan el recorrido dentro del tiempo de 2 minutos y 30 segundos ganan 250 puntos.

La equitación se disputa en un recorrido de 350 m a 400 m, con 12 obstáculos — con uno doble y otro triple — de 1.20 m de altura. Los atletas participan en un sorteo antes de la prueba para conocer con que caballo competirán. Los competidores empiezan el recorrido con 300 puntos que van siendo deducidos según su desempeño.

Aquel que esté mejor colocado al final de las tres primeras pruebas saldrá en primer lugar en la prueba combinada (carrera y tiro) — los intervalos de salida se basan en la diferencia entre las puntuaciones (salida por handicap). La prueba consta de cuatro paradas en la zona de tiro — se dispara con el objetivo de acertar cinco tiros en el blanco — y de una carrera de 800 metros (totalizando 3200 metros). Los atletas que completan este recorrido dentro del tiempo de 13 min 20 segundos ganan 500 puntos. El vencedor de la competición será el pentatleta que cruce primero la línea de llegada.

Así, entre arduo trabajo, situaciones no del todo favorables especialmente con los caballos y la práctica de la natación, nuestros pentatletas mantienen el enfoque, redoblan esfuerzos y mentalizan un posible podio de premiaciones. Justamente la esgrima y el desempeño en la alberca, constituyen dos de los principales fuertes de nuestros efectivos. La prueba mixta de tiro y carrera les depara estrategias, dosificación de fuerzas y precisión al disparar, elementos todos que pueden pulir aún más.

Dos referentes tenemos, en el caso de Leydi Laura constituiría su tercera cita multideportiva continental, mientras Figueroa concurriría a su segunda.

Visto 460 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar