martes, 15 octubre 2019, 23:27
Lunes, 22 Abril 2019 22:39

"Nos debe molestar todo lo que haga daño a la Revolución"

Escrito por  Cubadebate
Valora este artículo
(1 Voto)

En medio de la compleja coyuntura que vive el país, los trabajadores cubanos juegan un papel protagónico en las prioridades de defensa y economía, aseguró este lunes Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, al intervenir en una de las sesiones de debate de delegados al XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC).

“Este evento debe aportar la comprensión por los trabajadores de la situación a enfrentar, y llevarnos a una discusión sistemática, amplia, precisa y concertada de los problemas de la economía nacional”, sostuvo el mandatario ante la Comisión 2 del cónclave, la cual evaluó esta jornada cuestiones como el rol del movimiento sindical en la concresión de planes trazados por el país.

El jefe de Estado propuso a las máximas autoridades ministeriales evaluar cada una de las respuestas a los planetamientos emanados de la cita sindical, “desde los que están saliendo de las comisiones hasta los que se verán en el plenario”.

“Desde el Consejo de Ministros podríamos, a partir de la culminación del Congreso y en lo que compete a la acciones del Gobierno, establecer un mecanismo de chequeo bimensual que permita sistematizar los acuerdos y proposiciones, para que no caigan en saco roto”.

Además de la dirigencia, el mandatario demandó el seguimiento a dichas cuestiones desde las asambleas de afiliados, los consejos de dirección, las organizaciones de bases sindicales, “escenarios más propicios para promover el debate económico, que no puede quedar encerrado en los ministerios, los Consejos de Ministros o la Comisión de Implementación, sino hacer de él una práctica diaria y sistemática”.

Esas estructuras, según apuntó el Presidente cubano, son las de mayor importancia en el aseguramiento político y la convocatoria a los trabajadores “para enfrentar victoriosamente la situación actual e infringir una derrota más al imperialismo en su bravuconería”.

“Un debate comprometido y con confianza demuestran que no hay miedo al recrudecimiento de las sanciones económicas, porque tenemos un pueblo heróico con una cultura de resistencia y victoria”, expresó Díaz-Canel.

En otro momento de su intervención, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros compartió conceptos como la gestión de Gobierno y la definición de una administración pública y empresarial más eficientes y, para ello, la implementación de una correcta política de cuadros.

Insistió en que dos cualidades esenciales de los directivos son la sensibilidad con los problemas de la población, y la inquietud revolucionaria.

“Nos debe molestar todo lo que haga daño a la Revolución: los problemas de eficiencia, el despilfarro de recursos, el robo de combustible, la indisciplina y el incumplimento de los planes”.

Otro elemento en el que hizo énfasis el jefe de Estado fue en disminuir la burocracia. “A veces queremos complejizar tanto los procesos y no logramos lo fundamental, que es el control”.

A tono con ello, subrayó la importancia de la rendición de cuentas por todos los cuadros a sus trabajadores y a las instituciones superiores en la cadena de dirección sindical.

“No sólo es un elemento de control, y si se ejerce con sentido de responsabilidad hace que uno se supere, a la vez que resulta un ejercicio de compromiso ante el colectivo y permite enriquecer los análisis propios”.

Díaz-Canel añadió que una herramienta esencial en cualquiera de los ámbitos de trabajo es el uso de la investigación científica e innovación para resolver los problemas y en ese sentido destacó la vinculación de los gobiernos territoriales con los centros de investigacion y las universidades.

En otro momento de su amplia intervención, aseveró que es un reto implementar y cumplir las políticas aprobadas como parte de los Lineamientos, sistematizar los programas de desarrollo y trabajar con la concepción de ir solucionando de manera gradual los problemas acumulados.

“No se puede pasar por alto la batalla ética contra la corrupción e ilegalidades. Continúa el mal control interno, hay prácticas nefastas que siguen proliferando como las cuentas y efectos por pagar o cobrar, la no conciliación, el no depósito efectivo en bancos y algo que nos molesta, es que reconozcamos que nos están robando combustible y no seamos capaces de hacer nada”.

En ese sentido, convidó a reforzar las estructuras y equipos de dirección económica, y a continuar fortaleciendo la empresa estatal, en la que descansan los principales programas de desarrollo económico social.

La defensa a los encadenamientos productivos, la calidad de los contratos y las importaciones, la eficiencia en la preparación de las inversiones, potenciar la exportación y la importación, y las producciones nacionales con calidad, fueron otros puntos ampliamente abordados por Díaz-Canel en el salón plenario, al que asistieron 442 delegados en representación de los 15 sindicatos, la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores y de todos los territorios del país, además de 16 invitados.

“Todo el mundo tiene que exportar rubros, hacer estudios de mercado y crear condiciones para no exportar materias primas, sino semiproductos y productos con más valor agregado”.

Ante el recrudecimiento del bloqueo norteamericano, las sanciones económicas y la aplicación del título III de la Ley Helms-Burton, Díaz-Canel dijo que no es momento de lamentaciones, “sino de trabajar de manera integrada y asumir la situación con compromiso y responsabilidad”.


Los trabajadores tienen la palabra

alt

Delegados al XXI Congreso de la CTC, reunidos en la comisión 2 para analizar temas económicos. Foto: Jorge Luis Sánchez Rivera.

Al intervenir en los debates de la jornada, trabajadores que se desempeñan en sectores decisivos de la economía enfatizaron en su rol para contribuir a satisfacer las demandas nacionales y aumentar las exportaciones.

Una de los sectores clave para generar exportaciones y fomentar las producciones nacionales es el industrial. En el Palacio de Convenciones de La Habana, a nombre de los trabajadores de la Empresa ACINOX de Las Tunas, intervino Eduardo Cemitier Castillo.

El dirigente sindical dijo que la limitación de la entrada de chatarra al país es una de las mayores dificultades que enfrenta la planta, consecuencia del bloqueo económico que vive Cuba, sin embargo, “no podemos disminuir la fuerza, sino buscar soluciones internas en el país”.

“Fomentar los suministros internos de chatarra desde Ciego de Ávila hasta Guantánamo, para que ACINOX Las Tunas cumpla con sus compromisos, es una de las soluciones que cobran fuerza”, aseguró quien representa mil 181 trabajadores y 110 jubilados de la empresa productora de aceros inoxidables en el oriente de Cuba.

Por otra parte, aseveró que la empresa cuenta con capacidad para exportar más de 156 mil toneladas de acero, y que en ese sentido existe una inversión para el laminador inaugurado hace 30 años por el Comandante en Jefe Fidel Castro, que deberá asegurar 170 mil toneladas, de ellas 120 mil toneladas de barra y 50 mil toneladas de alambrón. “Con esto podemos ahorrarle dinero al país y aumentar los ingresos de la empresa”.

Luis Cruz Ortiz, de la Unidad Empresarial de Base de la industria cubana del mueble, de Las Tunas, dijo que ya han logrado contratar la fabricación de esos surtidos para el turismo, su principal cliente, así como el montaje por trabajadores propios y la sostenibilidad de las producciones, lo que da la posibilidad de mantener un trabajo y salario estables, así como la plantilla de trabajadores.

Durante el año laboran en los polos de Holguín, Cayo Cruz, Cayo Santa María, Cayo Coco, Varadero y La Habana. “Contamos con algunos equipos obsoletos, sin embargo cumplimos con todos nuestros compromisos”.

Trabajamos en temas fundamentales como los inventarios y el ahorro; “este año hemos logrado en la industria del mueble la aprobación de 10 millones de pesos en muebles de producciones alternativas destinada a la población”.

Para ellos se ha laborado en dos, y hasta tres turnos de trabajo, cuando se ha hecho necesario, porque sabemos la necesidad de continuar aportando a la empresa estatal socialista.

“Si ya hemos logrado confeccionar los muebles para los hoteles de más alto estándar del país, debemos lograr la exportación, pues es lo que se necesita. Aunque nuestra industria para este año no tiene previsto exportar, vamos a llevar un grupo de producciones a la Feria del Caribe, en Santiago de Cuba en junio”.

Dentro de la propia esfera industrial, Alfredo García Pérez, del sindicato de Energía y Minas de Holguín, aludió a la producción niquelífera, la cual no se cumplió en 2018, pues se dejó de fabricar y exportar alrededor de dos mil 500 toneladas de níquel y cobalto, lo que significó que 27 millones de dólares no ingresaron a la economía.

No obstante, se sobrecumplieron los ingresos debido al comportamiento favorable de los precios.

Al cierre del primer trimestre del año se cumple lo previsto; no obstante, no se ha logrado el cumplimiento de los ingresos a causa de los precios por debajo de lo esperado (12 mil 900 dólares la tonelada de níquel), de un plan previsto de 14 mil 500 dólares, y el cobalto en los 35 mil 500 de los 75 mil previstos.

García Pérez comentó que la empresa productora de níquel “Comandante Ernesto Che Guevara”, no presenta una situación favorable debido a la descapitalización, además de la fluctuación de personal a causa de las afectaciones salariales por el incumplimiento de planes.

Ante tales situaciones, “los dirigentes sindicales estamos llamados a mantener el vínculo con la base, a convocar a los trabajadores a esforzarse más y a que busquen más soluciones para los problemas que se presenten”.

  • Alimentario y de la pesca

Delegados pertenecientes a la empresa pesquera de La Coloma, de Pinar del Río, y de cultivo del camarón, Cultisur, de Camagüey, se refirieron a los compromisos de esas entidades en la exportación de langosta y camarón, así como para cumplir con el encargo estatal.

El delegado Alberto Gandoy, de la entidad pinareña, una de las mejores en 2018 por el sobrecumplimiento de los planes de captura de langosta (2 mil 250 toneladas), su procesamiento y exportación, ratificó su apoyo al llamado del país de incrementar las producciones para el mercado nacional.

Destacó que se garantizan los encargos para las dietas médicas y el turismo, además de trabajar en la elaboración de una decena de surtidos y subproductos destinados a la alimentación del cubano.

“Estamos dejando prácticamente lista la fábrica para el procesamiento de bonito en lata, la fritanga y la sardina. En el caso del carapacho del cobo (uno de los rubros exportables junto a la langosta y el pepino de mar), se está moliendo para la confección de pienso animal”.

En su intervención, el delegado solicitó que se tengan en cuenta las posibilidades de otorgar los materiales necesarios para reconstruir las jaulas para la captura de langosta, afectadas por los últimos ciclones en su provincia.

Por su parte, José Díaz Vidal, de la empresa camaronicultora, comentó sobre las nuevas estrategias para el cultivo intensivo del camarón, a fin de aumentar los rendimientos de ese producto al año.

La empresa, que aporta anualmente de 16 a 18 millones de pesos, aumentaría unos 30 millones con el sistema propuesto, de acuerdo con el delegado.

“Estaríamos hablando de obtener mil kilogramos de camarón por hectárea en un corto plazo, en comparación con los 900 kilogramos actuales”.

Detalló que han identificado unas 70 hectáreas para aplicar este método, que aportarían alrededor de 700 kilogramos por ciclo, y mil 400 kilogramos al año, en doble ciclaje.

  • Comercio y gastronomía

La delegada Digna Morales, directora provincial de Comercio, Gastronomía y Servicios de Villa Clara, reconoció el papel que tiene este sector en la economía cubana, y la necesidad que tiene hoy el comercio de levantarse y buscar soluciones a los planes.

“Hemos estado trabajando con los 42 centros de elaboración que tiene la provincia en función de buscar alternativas y soluciones para un comercio más eficiente frente a la población”, agregó.

No obstante, la delegada contó que el 60% de sus trabajadores atienden directamente a la población y se les aplica una escala salarial de 245 pesos.

Hablamos de dependientes integrales, dependientes económicos. Estos trabajadores son los que llevan un movimiento de dinero de alrededor de 2 mil 230 millones de pesos”.

Morales añadió: “En los análisis realizados he llegado a la conclusión de que las resoluciones 17 y 6 no resuelven los problemas del comercio, ni los problemas del salario, partiendo incluso de la propia cualificación orientada por el Ministerio del Trabajo, donde se plantea que el indicador límite que se cualifica mediante el salario por peso en valor agregado, tiene que ser igual o inferior al aprobado para el año en curso”.

Señaló los problemas e insatisfacciones que se crean cuando crece el plan y los trabajadores no reciben nada, porque el coeficiente no lo acompaña. “Si a eso le agregamos el 42% que hay que pagar de impuestos por los productos de otras entidades, entonces es un comercio desleal, porque el productor directo con la ampliación del objeto social de las empresas puede tener actividades secundarias”.

La villaclareña aseguró que el sector en su territorio no tiene cadenas de impagos; “no las vamos a tener, no vamos a dejar de cumplir el plan, pero para mí se hace un deber corresponder los salarios con el trabajo de los obreros”.

Murillo: Los municipios deben buscar vías para tributar al plan de desarrollo

En respuesta a varias intervenciones de los delegados, Marino Murillo, jefe de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo, insistió en que hay que buscar soluciones para exportar.

“Debemos analizar cómo una empresa con un mínimo de inversión puede comenzar a exportar uno o dos productos y trabajar bajo esa experiencia”.

Asimismo, señaló que una de las medidas a aplicar a las empresas, es crear una institución financiera para que el tema de la inversión-exportación fluya por la vía natural y no por la administrativa.

“Aquí cualquiera pudiera aportar otra experiencia, lo acepto, pero ningún inversor va a poner dinero con incertidumbre. Si tuvieran un contrato de exportación firmado, que se sabe que el ingreso va a venir, se puede buscar entonces un financiamiento mínimo, a partir de la infraestructura que tiene la empresa”.

Murillo se refirió a que la empresa debe tributar a las estrategias de desarrollo local, y que a la vez, éstas deben verse reflejadas a nivel de país.

Sobre el tema del capital humano desde el punto de vista científico y los trabajadores por cuenta propia, consideró que, aunque se ha producido una recomposición del empleo, hay una gran realidad: cuando la fuerza de trabajo por ingreso se mueve hacia sectores de menor dotación de capital, se empieza a perder el uso de ese capital humano que tanto tiempo costó crear.

Apuntó a que esta situación hay que revertirla transformando la empresa estatal socialista.

Reconoció que en la ciencia ha habido una reorganización importante, pero enfatizó en la necesidad de que los centros de investigación aporten a la economía.

“Lo más importante es que tiene que haber una interface con la investigación y la economía real. Ha sido lo que hemos tratado de hacer con las políticas del país”.

Del tema de la utilidad, la investigación y la capacitación, habló de que una empresa paga impuestos por utilidades, y de ese por ciento una cantidad va para el presupuesto del estado, como rendimiento de la inversión y el resto lo retiene la empresa.

Concluyó afirmando que este reto traslada a la Ministra de Finanzas y Precios, la tarea de buscar beneficios fiscales para las empresas que importan, independientemente de la magnitud.

alt

Asiste Miguel Díaz-Canel, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, a la comisión sobre el aporte de los trabajadores a la eficiencia que demanda la economía del país, en el Palacio de Convenciones, en La Habana. Foto: Ariel Ley Royero/ ACN.

Visto 468 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar