miércoles, 23 octubre 2019, 09:00
Martes, 23 Abril 2019 09:46

Venezuela defendida: activistas protegen embajada bolivariana en Estados Unidos

Escrito por  Redacción CubaSí
Valora este artículo
(7 votos)

Un grupo de activistas estadounidenses protege a diario la embajada de Venezuela en el país norteño, para evitar que los representantes del impostor Juan Guaidó la tomen por la fuerza, se conoció este martes.


En una nota publicada por el sitio de opinión y análisis misionverdad.com, trascendió que los manifestantes son miembros del grupo Codepink y resguardan las instalaciones de la embajada en solidaridad con Venezuela, para impedir el acceso por la fuerza, como hicieron con la agregaduría militar en la misma ciudad y el consulado venezolano en Nueva York.

Los partidarios de Codepink «duermen con frazadas en los sillones de la embajada hasta que los representantes de Guaidó, en conveniencia con Estados Unidos, desistan de la idea de tomar la sede diplomática».

Misionverdad.com se hizo eco de un comunicado de la organización en el que afirma que «un grupo de ciudadanos estadounidenses, disgustado con el intento orquestado por Estados Unidos de derrocar al gobierno venezolano, ha formado un Colectivo de Protección de la Embajada [Colectivos por la Paz] para evitar que la embajada caiga en manos de la oposición no electa».

Antes, Codepink había irrumpido en las sesiones del Congreso y frente al secretario de Estado, Mike Pompeo, y su representante para Venezuela, Elliott Abrams, había denunciado las acciones hostiles del gobierno de Estados Unidos contra la Revolución Bolivariana de Venezuela que lidera Nicolás Maduro Moros, así como la posibilidad de una intervención militar en la nación suramericana.

Ahora, y de acuerdo a un artículo firmado por Medea Benjamin, cofundadora de Codepink, el resguardo de la embajada de Venezuela en Washington se lleva a cabo en un «trabajo codo a codo» con el personal diplomático del país en Estados Unidos. Esta acción se justifica en base al artículo 22 de la Convención de Viena de 1961 sobre relaciones diplomáticas que establece que el Estado receptor «debe proteger las sedes diplomáticas de otros países en su territorio de cualquier intrusión, perturbación de la paz o menoscabo de su dignidad».

Según Benjamin, la Administración Trump violó flagrantemente este principio siendo uno de los pocos países que ha permitido que se tomen por la fuerza las sedes diplomáticas de Venezuela en el exterior, junto a Costa Rica.

Por esto, el Colectivo de Protección de la Embajada, como se han dado en llamar, realizan eventos educativos durante el día, como charlas, y cuelgan pancartas para concientizar sobre los efectos de otras invasiones de Estados Unidos, mientras que por las noches se turnan para dormir en los sillones de la embajada. Entre los eventos convocados destacan seminarios sobre la historia de Venezuela, Julián Assange, las consecuencias de la política exterior de Estados Unidos en África, e información sobre Honduras y El Salvador, agrega Misionverdad.com.

«El 23 de abril, un día antes de lo que espera sea el intento de toma por parte de los representantes de Guaidó, esperamos hacer un seminario con el exoficial de la CIA John Kiriakou para hablar sobre las operaciones de cambio de régimen de Estados Unidos», expresó Benjamin quien en reiteradas oportunidades destacó a los medios que la presencia del grupo es para disuadir cualquier intento de toma de la sede.

Mientras eso sucede, recuerda misionverdad.com, el colectivo tiene una gran pancarta justo encima de la bandera de Venezuela que dice «fin de las sanciones mortales», y dos más en las columnas del edificio que son una «lista de verificación imperial» sobre cómo organizar un golpe de Estado, y una última sobre las mencionadas consecuencias de las intervenciones de Estados Unidos.

También en las ventanas colocaron treinta y dos signos sobre la cronología del último intento de golpe de Estado, protagonizado esta vez por Juan Guaidó.

Visto 1325 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar