sábado, 24 agosto 2019, 00:14
Lunes, 06 Mayo 2019 05:25

¿La música popular bailable está en crisis?

Escrito por  Yuris Nórido/ CubaSí
Valora este artículo
(5 votos)
¿La música popular bailable está en crisis? FOTOS: CORTESÍA DEL NOTICIERO CULTURAL Y EL INSTITUTO CUBANO DE LA MÚSICA

Les hicimos la pregunta a cuatro importantes directores de orquestas cubanas y todos están de acuerdo: no hay crisis, pero hace falta más apoyo en la difusión.

El llamado género urbano gana cada vez más espacio y pareciera que las orquestas que llevan años haciendo los géneros cubanos de la música popular bailable están en desventaja.


¿Qué prefiere el público bailador? ¿La música cubana está a la altura de esas demandas? ¿Se puede hablar de una crisis en la creación? ¿O es puramente cuestión de mercado? Conversamos con cuatro importantes músicos cubanos, directores de agrupaciones emblemáticas.


Manolito Simonet: Hace falta más soporte

alt


—¿Hasta qué punto es cierta la mítica trascendencia universal de la música popular bailable cubana?


—La música popular bailable cubana es, y ha sido desde hace mucho tiempo, una de las manifestaciones de más trascendencia en el panorama universal. Somos un país muy pequeño, pero musicalmente somos gigantes. Nuestra música ha trascendido a todas las latitudes.


«Fíjate, que es difícil encontrar un evento dedicado a la música bailable en el mundo en el que no estén representados nuestros ritmos, aunque los asuman con otro estilo.


«Yo creo que lo que falta a esta música es un tejido que soporte su calidad. Estoy hablando de un tejido económico. La música contemporánea ha tomado otro camino. Por ejemplo, un video clip de estos tiempos, para que pueda competir, necesita de una gran factura.


«Que no parezca que estoy pidiendo nada específico. Pero ahí está la clave: desde el punto de vista del soporto económico estamos por muy por debajo de otras expresiones musicales en el mundo».


—¿Y cómo coexiste entonces la música popular bailable cubana con esas expresiones foráneas?


—Es que aquí no es como en Puerto Rico o como Colombia, donde la cumbia compite con la salsa. Lo nuestro es la fusión. Tú escuchas por ejemplo a David Blanco y notas la cubanía debajo del rock que hace. Incluso, escuchas el reguetón cubano y no se parece al del resto del mundo. La música cubana de ahora mismo está toda fusionada.


«Lo ideal sería unir todo este gran movimiento, que existe en buena medida gracias a la posibilidad que ha dado este país de que los jóvenes se puedan formar en las escuelas de arte. Hay mucha calidad musical aquí, es un referente para el mundo entero.


«En América Latina, por ejemplo, el ochenta por ciento de los músicos no han tenido la posibilidad de pasar por un conservatorio.


«Entonces, hay que trabajar con ganas, todo el mundo: las empresas, la prensa y nosotros los músicos, para que el pueblo tengo su música al nivel que siempre tuvo».


—El nivel que siempre tuvo, dice usted. ¿Admite entonces que hay un retroceso ahora mismo?


—En parte sí y en parte no. Solo te digo: crisis en la creación no hay. La cuestión es que la música pueda competir. Es como el deporte: hay que prepararse para competir. Para eso hace falta estatus. Ese es un reto para nuestra música, sobre todo para las nuevas generaciones de músicos.


«Las orquestas establecidas en Cuba cuentan casi todas con más de veinte años. Tenemos que aspirar a que haya orquestas de nueva creación. Este es el momento. Nuestra música popular bailable tiene que ser la más importante de la región… y una de las más importantes del mundo».


César “Pupy” Pedroso: La balanza tiene que estar a nuestro favor

alt


—¿Podemos hablar de una crisis en la música popular bailable cubana?


—Yo no creo que haya una crisis, lo que falta es información, promoción a distintos niveles. Muchas veces, cuando se convoca a un evento dedicado a la música popular bailable, la que hacemos nosotros, de pronto se insertan otros géneros que no tienen nada que ver con la convocatoria inicial.


«Se convoca a música popular cubana y ves cómo se intercalan, entre número y número, manifestaciones “extrañas”. Eso, al final, afecta no solo al evento en cuestión, sino también a nuestra música.


«Hace falta más respaldo, desde todos los puntos de vista, porque el talento está. Hicimos hace poco un concierto en el Cotorro y fue impresionante la respuesta del público. Yo me dije: “aquí no hay ninguna crisis, hay lo que hace falta es que la música se posicione mejor”».


—¿Posicionarse frente a qué?


—Mira, la gente está suturada por la presencia creciente de ciertos géneros foráneos. No es que yo tenga nada contra esos géneros, todo tiene su espacio. Siempre hemos coexistido con otras expresiones de la música popular que venían de afuera. En la época dorada de la Aragón estaba el rock and roll. Se bailaba de todo: yo mismo bailé mucho rock and roll. Pero también bailaba con la Aragón, con Chapotín…


«Tiene que ser una balanza. Pero ciertamente debería estar a favor nuestro».


—¿Hay equilibrio entre la calidad de la música que se hace y su difusión?


—Hay un nivel técnico extraordinario. Hay incluso orquestas que nadie conoce, pero si uno se fija en los músicos, nota que cuentan con excelentes instrumentistas. Yo te diría que la calidad ahora mismo, en cuanto a técnica musical, es superior a la de hace quince o veinte años atrás.


«Pero eso no es suficiente: hay que apoyar mucho más a ese talento. Y es una tarea de todos: las instituciones de la cultura, las empresas discográficas, los medios de comunicación… La música cubana es un patrimonio de todos».


Elito Revé: Unidad, esa es la palabra de orden

alt


—¿Cómo garantizar un público para la música popular bailable?


—Los representantes de la música popular bailable, la más auténtica, la que nació aquí, todos los que hacen esa música tenemos que estar unidos. Es la única manera de que esos géneros sigan avanzando. Es una apuesta no solo por la música, sino también por la cultura del país.


—¿Cree que esos géneros cubanos están experimentando un retroceso en el gusto del público? ¿Puede hablarse de una crisis en la creación?


—Lo que hay que hacer es seguir trabajando, seguir luchando, seguir haciendo discos… cosas buenas. Eso es lo que han hecho siempre todos mis compañeros en la música… y también los de otras manifestaciones artísticas. No podemos cansarnos.


«Cuba sigue siendo una potencia musical. De aquí salieron el danzón, el danzonete, el bolero, el mambo, el changüí de mi papá, el songo de Juan Formell, el mozambique, la rumba… Cuba, para la música, es algo muy grande. Somos una isla muy pequeña, pero tenemos un corazón bien grande».


Samuel Formell: La calidad hay que demostrarla todos los días

alt


—¿Basta contar con buenos músicos para hacer buena música?


—Los Van Van siempre han tenido el objetivo de hacer buena música, en función del momento, de las demandas de cada época. Pero que la buena música se conozca no es solo responsabilidad de los músicos. Mucha gente tiene que intervenir en ese proceso.


«Además de contar con los medios de comunicación (que son vitales, incluyendo la radio, la televisión, la prensa escrita y los nuevos medios del internet y las redes sociales), también hace falta consolidar plataformas para el mercado.


«La música que se está haciendo en Cuba tiene mucha calidad, y eso se hace evidente cuando estamos en el extranjero: los conciertos se repletan. Y los llenamos haciendo nuestra música, que tiene una gran tradición y es parte importantísima de la cultura cubana y de la idiosincrasia de nuestro pueblo.


«Pero esa calidad hay que demostrarla todos los días.


«Lo más importante es enfocarte en lo que está pasando a tu alrededor, comprender qué es lo que quiere la gente, lo que quiere la juventud… A nosotros nos complace mucho conectar con las nuevas generaciones, con un público que puede gustar de lo que se denomina “música urbana”, que al final es mucho más simple y se puede “aprender” más fácilmente, pero que no renuncia a sus raíces.


«Hay que “pegar” los coros, hay que buscar nuevas sonoridades, hay que mezclar el sonido de los instrumentos electrónicos con el de los tradicionales… La cosa es no quedarse de brazos cruzados».


—¿Es optimista entonces ante este panorama?


—Siempre. Esta es, en definitiva, la música del pueblo cubano. Los cubanos somos muy exigentes con nuestra música. Tanto es así, que hubo épocas en que las orquestas tenían que hacer un disco por año, algo que no sucede en todas partes. Eso, creo yo, es malgastar mucha música, hay temas que la gente no tiene tiempo de escuchar. Pero el pueblo cubano consume rápido.


«Y por suerte, hay muchas y buenas orquestas. Yo tengo mucha fe. Y Los Van Van, como bandera de este movimiento, seguimos dando el ejemplo. Nuestra música está viva… y no se va a morir nunca».

Visto 983 veces

Comentarios  

 
#20 Yod 13-05-2019 19:55
Con todo mi respeto, creo que los principales responsables de de lo que ocurre con nuestra música son los medios de difusión. Si bien hay orquestas de elevado nivel, creo que es importante difundir la música de los nuevos talentos .¡¡¡Digo, de los verdaderos talentos!!! Por ejemplo los ganadores de Sonando e Cuba y del programa La Banda Gigante . Esos talento los elige el público y por ende tienen un punto a su favor la aceptación del público . Quisiera que se difundieron más la música hecha en otras provincias, que no se centralizará solo en la capital, si indagaran en esto sabrán lo que pasa realmente
 
 
#19 El ilustre 10-05-2019 02:02
La música cubana no está en crisis, si no falta de promoción y de inversión, la opinión que más me gustó fue la de Samuel formell, el género urbano no impide nada que la música popular cubana avance , en muchos países del mundo por ejemplo México se oye música urbana pero no deja de oírse la ranchera que es de hay, pero hay, hay mercado para todo y se oye de todo Hasta la música a popular cubana que gusta mmucho.lo que hay que hacer es crear, ideal y llegarle al público, ayer mismo fue mi cumple y bailé con el último disco de los van van , pero también baile con música urbana ,la buena música no la grosera .que le falta a la música cubana unión y abrirse a lo que está sucediendo en el momento que Cómo quiera somos potencia musical .quiero ponerles este ejemplo marc antoni a echo música urbana fusionada pero ahora hizo un disco de salsa espectacular y ya está en las primeras listas mundiales se preguntarán por que hay es donde está el problema de la música cubana en estos momentos.saludo s esa es mi opinión
 
 
#18 Jessica 09-05-2019 08:46
Concuerdo con Alex, sigo abogando por el programa NOCTURNO en la TV cubana... lo seguimos esperando.
 
 
#17 Alex 08-05-2019 18:13
Desde cuando no se pone en la radio y la TV mucho menos la música de la 0riginal de Manzanillo, Maravilla de Florida, Danden, agrupaciones de CamagÜey, Las Tunas, Guantánamo e incluso el propio septeto Santiaguero y Habanero, solo promocionan los grupos que radican en la capital, eso no es justo. Abogo también porque se ponga en cualquier Canal el Programa Nocturno.
 
 
#16 Josefina 08-05-2019 15:41
Vuelvo a mi repetida palabra: educar. Niños, niñas y adolescentes, se mueven como lo que ven en la tele, video y celulares y repiten lo que oyen. Más de 12 horas al día con esa música en los programas de la TV cubana. Vulgaridad, pero lo han aprendido. Gestos groseros, los han aprendido. La única dirigente que se preocupaba por estos problemas era Vilma Espín.
A los directores de televisión, a los gerentes, a los promoteres musicales solo les interesa la popularidad y la ganancia. Nos esperan generaciones completas sin estar educados en nuestra buena música, no digo clásica, digo buena. Se sobran exponentes en Cuba. En algunas Peñas como la de Luanda Suárez (Areíto) muchos jóvenes cantan y bailan canciones de los 70 y los 80. Regreso a la palabra inicial: EDUCAR.
 
 
#15 JORGE TAVEL 08-05-2019 15:07
Tengo una pregunta. Los difusores radiale y televisivos son los dueños de esos medios? por supuesto que no, entonces porque hacen lo que les da la gana en contra de lo nacional y sobretodo del buen gusto.
 
 
#14 JORGE TAVEL 08-05-2019 15:03
Es simple, todo esta en crisis,empezand o por la educacion formal
 
 
#13 carlosvaradero 08-05-2019 08:53
romi (comentario 12)usted reconoce que el regueton es sexista, vulgar mediocre (según su comentario).
Ahora dígame por favor cual regueton en sus letras reverencian los valores y la dignidad humana, según su comentario.
En algo si tiene razón:
El reguetòn es consumido por mediocres, gente sin cultura, marginados y personas con un gusto musical fatal.
De ahí que quienes más consuman el genero sean los cocheros, los carretones, los choferes de guagua, los del carro de la basura y otros que sin estar en este grupo que menciono, tienen igual tan deformado el gusto musical.
 
 
#12 romi 07-05-2019 17:03
Hace tiempo que se discute esto en las redes sociales y es verdad que el género reguetón se le escapó a la música bailable cubana, es una realidad.
Cuando usted escucha la radio, que muy pocas personas actualmente lo hacen, se escucha más otros géneros que la bailable, incluso hemos sido invadido por el reguetón de cualquier parte del mundo.
Digan lo que digan, si el reguetón es vulgar, sexista, etc., esa música urbana, que algunos la catalogan que solo la escuchan o las bailan gentes mediocres, marginados, etc., así lo he visto en las redes y se equivocan, el género está en la altura, a cualquier nivel educacional, sea reprochados por zurdos, pero tiene audiencia y lo bailan, viejos y jóvenes, su ritmo es muy contagioso y mi respeto a los que en sus letras reverencian los valores y la dignidad humana.
 
 
#11 jorgiño 07-05-2019 14:57
Mi querida ESTELBINA, parece que es usted la que no vive en cuba, digame cuantos jovenes tienen grabados en su celular musica cubana, digame si en los municipios de este pàis existen espacios donde se pueda disfrutar de nuestra musica, le dire que yo quedo muy decepcionado con la musica que se hace en cuba.
Ya lo dijo el gran maestro Frank Fernandez lo que se hace en cuba con respecto a la musica popular deja mucho que desear
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar