jueves, 23 mayo 2019, 00:38
Miércoles, 24 Abril 2019 16:49

Venezuela y la defensa de un principio

Escrito por  Aday del Sol / CubaSí
Valora este artículo
(8 votos)

La Asamblea General no debe permitir que la ONU sea utilizada como herramienta para intervenir en los asuntos internos de otro Estado y pretender así designar, de manera ilegal, sus autoridades nacionales.

“Vivimos en un mundo que presenta múltiples y complejas amenazas, con retos a la paz y la seguridad internacional que deben ser abordados de manera conjunta con miembros responsables de la comunidad internacional, por medio del multilateralismo que permita avanzar en conjunto”, expresó el canciller venezolano Jorge Arreaza.

Lo anterior fue expuesto este miércoles en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para celebrar por primera vez el Día Internacional del Multilateralismo promovido por el país suramericano.

El diplomático venezolano leyó la declaración del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal) integrado por 120 naciones, en el que se plasma la histórica conmemoración del día celebrado y resaltó la relevancia de los pueblos del mundo.

"Los estados miembros del movimiento aprovechan esta oportunidad para reiterar su preocupación y firme oposición a la creciente tendencia de recurrir al unilateralismo a la arbitrariedad y a las medidas impuestas unilateralmente. Consideramos que existe la urgente necesidad de promover, defender y fortalecer el multilateralismo apegados a los principios de la Carta de las Naciones Unidas y a las normas del derecho internacional", puntualizó.

Denunció, en su enérgico discurso, que la Asamblea General no debe permitir que la ONU sea utilizada como herramienta para intervenir en los asuntos internos de otro Estado y pretender así designar, de manera ilegal, sus autoridades nacionales y representantes diplomáticos.

Fuerte y claro expresó Arreaza: "No se trata de un club de amigos, sino de un foro para que todos podamos estar representados y convivir bajo principios como la igualdad de derecho, la libre determinación y la no interveción".

Como es una vergüenza que, “desde esta misma tribuna el Presidente Donald Trump anunciara medidas coercitivas unilaterales contra Venezuela y otros países. No pueden pretender doblegar el multilateralismo a partir de presiones, extorsiones y burlar la Carta de la ONU desde su seno", concluyó el canciller.

Todos saben, y algunos saben y callan, que las sanciones y presiones económicas que ejerce Estados Unidos contra Venezuela, son ilegales bajo los parámetros de la Organización de Estados Americanos y las Naciones Unidas, así como de la legislación de los Estados Unidos y otros tratados y convenciones internacionales.

Todos saben que eso de “salvar” a Venezuela de una crisis económica, que el propio gobierno supremacista de Trump y sus títeres de la oposición burguesa provocaron, se trata únicamente de derrocar al gobierno legítimo de Maduro y robar impunemente las riquezas del pueblo.

En Venezuela no existe una crisis, Venezuela se defiende de una  guerra económica del gobierno de Washington. Una guerra que se lleva a cabo a través de la  inflación inducida, bloqueos financieros y comerciales, y más de 250 atentados terroristas en los últimos dos años. 

No hay que ser una analista político para saber que con Trump toda intervención es a la fuerza y porque sí. Tenemos el ejemplo de la apropiación ilegal de la empresa refinadora Citgo, filial de la estatal Petróleos de Venezuela S.A (PDVSA) en territorio estadounidense, de la que este señor se roba más de $ 1300 millones con la complicidad de la Asamblea burguesa, que encabeza Juan Guaidó, el presidente autoproclamado que no tiene a quien mandar.

En este escenario injerencista no existe mejor ocasión que este 24 de abril, decretado Día Internacional del Multilateralismo, una propuesta venezolana hecha realidad, para recordar las palabras de Fidel Castro en New York: “Hay un principio que es vital para los pueblos de nuestra América, hay un derecho que es vital para los pueblos de nuestra América, el principio de no intervención, el derecho a que no se intervenga en nuestros pueblos; por ese principio estuvimos clamando durante años, por ese principio hemos hablado muchas veces los latinoamericanos, la conquista de ese principio es una conquista de América Latina”.

Una conquista a la que el pueblo de Venezuela y su único presidente se aferran por la dignidad y la independencia de la Patria Grande.

Visto 264 veces Modificado por última vez en Viernes, 26 Abril 2019 00:25

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar