domingo, 17 noviembre 2019, 12:33
Martes, 30 Abril 2019 05:32

Finlandia: Quoque tu, Suomi?

Escrito por  Arnaldo Musa/Cubasí
Valora este artículo
(1 Voto)

Las elecciones parlamentarias europeas de este mayo tendrá la particularidad de celebrarse en medio del avance incontenible de la ultraderecha, que también ha sido acogida por el electorado finés, y estuvo a punto de lograr el poder absoluto, al que accedieron los socialdemócratas con apenas un escaño de ventaja.


El gran derrotado fue la hasta entonces gobernante centroderecha del espectro político de Suomi (Finlandia en finés), abandonado por un votante cansado de años de austeridad y barruntos de corrupción en una desarrollada nación europea presuntamente limpia en ese sentido
Tras cuatro años de políticas de austeridad, Finlandia votó por un nuevo Parlamento. En estas elecciones legislativas, los socialdemócratas ya aparecían como favoritos ante la gobernante coalición de centroderecha.

Desde su llegada al poder en el 2015, la coalición de gobierno saliente, formada por el Centro (el partido del primer ministro Juha Sipilá), el Partido de Coalición Nacional (derecha) y el partido Reforma Azul (euroescéptico), aplicó una serie de medidas para sacar al país de la recesión.

Unas medidas contra las que hizo campaña el socialdemócrata Antti Rinne. "Tenemos que encontrar los medios justos para convertir en sostenible la sociedad finlandesa (...) la política fiscal no puede conseguirlo sola", dijo a la prensa del país.

Dos de los tres socios de la coalición de gobierno abogaron por su parte por una economía fuerte (Finlandia salió de la recesión en el 2016) que permita limitar la austeridad, pero fue inútil, porque se tomaron decisiones radicales.

RESULTADOS

Con un 72,8% de participación de sus más de cuatro millones de electores, el Partido Socialdemócrata Finés obtuvo el 17,6% de los votos, obteniendo 40 escaños -seis más que en las anteriores elecciones- del Parlamento de 200 curules.

El ultraderechista Partido de los Finlandeses logró el 17,5% de los votos, y un escaño menos, 39, pero uno más que la Coalición Nacional, que obtuvo 38, y ocho por encima del Partido del Centro, que sacó 31, perdiendo 18.

Lo único favorable para las fuerzas progresistas fue la obtención de 16 curules por la Alianza de la Izquierda, cuatro más que en los anteriores comicios parlamentarios.

De todas maneras, cualquier grupo gobernante debe hacerlo en coalición, y siempre con la espada de la ultraderecha pendiendo sobre su cabeza.

En este contexto, trascendió que la ultraderecha podría haber logrado la mayoría, pero una confusión en las boletas, hizo que 400 electores de una localidad votaron erróneamente por el Partido Comunista de Finlandia, organización que no logró escaño alguno.

La confusión se produjo cuando los despistados votantes escribieron en la papeleta el número 98, correspondiente al líder de la ultraderecha, sin caer en la cuenta de que Halla-aho no concurría por Uusimaa, sino por el distrito electoral de Helsinki.

De ese modo, el candidato por Uusimaa con el número 98, el comunista Kalevi Wahrman, recibió 483 votos, frente a los 49 que consiguió en el 2015, aunque quedó muy lejos de ser elegido diputado, en la cada vez mayor derechista Finlandia.

Visto 1040 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar