martes, 15 octubre 2019, 00:56
Miércoles, 15 Mayo 2019 05:41

Jasiel Rivero: Quinteto ideal de Argentina y en busca de canastas a otro nivel

Escrito por  Harold Iglesias Manresa / CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)
Jasiel Rivero se ha convertido en un jugador temible y piedra angular del Boca Juniors. Jasiel Rivero se ha convertido en un jugador temible y piedra angular del Boca Juniors. Foto tomada del sitio oficial de la Liga Argentina de Baloncesto

El ala-pívot capitalino, con 2.05 metros de estatura y 108 kg de peso, quedó elegido sobre la base de rendimientos muy sólidos en el quinteto ideal de la competición. 


La noticia se ha esparcido como dinamita. Es lógico, Jasiel Rivero, desde hace buen tiempo, tiene todas las miradas vueltas hacia él por su desempeño en la Liga Argentina de Baloncesto. El ala-pívot capitalino, con 2.05 metros de estatura y 108 kg de peso, quedó elegido sobre la base de rendimientos muy sólidos en el quinteto ideal de la competición.

Su impecable hoja de servicios incluyó ser líder en eficiencia con inmejorable 21.3% en 37 desafíos, una unidad completa más que su más cercano perseguidor, Devon Scott (20.3%). Asimismo lideró a los anotadores 707 cartones, para un 19.1 como media. A la vanguardia estuvo igualmente en libres convertidos (165 en 244, para un todavía perfectible 67.6%, a razón de 4.5 por cada actuación).

Redondeó ese performance con el séptimo escaño entre los taponeros (34-0.9 por desafío); el sexto entre los de mayor número de dobles convertidos (208); segundo en promedio de faltas recibidas (220-5.9 por acto); y décimo en minutos sobre el tabloncillo, a razón de 31 por encuentro.

Como es habitual en nuestros intercambios, gracias a las bondades de las redes sociales, entramos en detalle sobre su designación y otras cuestiones:

«Hola, hermano, muchas gracias por la felicitación. El premio no es más que el reconocimiento a mi trabajo diario, no solo esta temporada en el Boca Juniors, sino desde que llegué a la Liga Argentina por primera vez en el 2015 y debuté con el Estudiantes de Concordia. Me tomo muy en serio mi trabajo y amo jugar baloncesto», sentenció, como si protagonizara un contraataque fulminante.

¿Más cerca de debutar con el Burgos de la Primera división española tras este rendimiento en Argentina?

«Bro, yo firmé en España por cuatro años, pero me cedieron un año a Boca. No sé si el año que viene vaya a Europa o me cedan de nuevo a otro lugar. Es una política muy común, sobre todo con jugadores talentosos, pero sin ese súper aval en algún torneo importante. Creo que si dependiera de lo que he hecho este año, tengo el derecho de estrenarme en España en la campaña próxima. Sería otro paso firme en mi crecimiento y un sueño cumplido».

¿Cómo asumes el liderazgo de un club como Boca? ¿Qué ha sido lo más difícil en ese sentido?

«Mano, el liderazgo se gana de a poco, haciendo mi trabajo día a día. Eso me ha dado estos resultados. Lo más difícil para uno como atleta, o para mí, ha sido adaptarme al equipo, a sus sistemas y dinámicas de juego. Después de unos partidos, me acostumbré, y se trató de adaptar mi baloncesto a esa filosofía y hacer lo que he aprendido durante más de 15 años practicándolo».

¿Qué ha mejorado en tu accionar individual, tanto en la selección nacional como en el Boca Juniors?

«Sigo persiguiendo ser un basquetbolista más completo. He mejorado bastante, pero quiero seguir creciendo en lo que es el tiro de larga distancia, recurso muy importante en el baloncesto actual. Buena parte de los ala-pívots poseen buen tiro de tres puntos (42 en 106 para notable 39.6%) o cercano al perímetro, eso los hace letales, y lo estoy trabajando muchísimo. De hecho, se ha convertido en una de mis armas, a pesar de que el Club no culminó bien en ese departamento».

Físicamente, ¿cómo distribuyes tu trabajo?, ¿cuántos partidos tienen a la semana y cómo funcionan las sesiones de entrenamiento?

«Al día siguiente de un juego no entrenamos, pero los restantes hacemos pesas todos los días, y a veces tenemos hasta tres juegos a la semana. Eso se combina con el entrenamiento en el tabloncillo, circuito de habilidades y repaso de sistemas de ataque y defensa. Varía en dependencia de nuestro calendario semanal.

«Ahora encararemos la postemporada frente a Estudiantes, mi anterior equipo, y de seguro tendré sensaciones encontradas en cancha, pero hay que asumir la responsabilidad que nos toca. De hecho, ya el régimen de entrenamiento para enfrentar los play off ha variado».

¿Consideras que Boca es superior a Estudiantes de Concordia?

«Mano, no sé qué decirte. Todo pasa por cuestiones económicas. El que tenga más plata acá en Argentina y en cualquier lugar del mundo es el que arma un mejor equipo: la filosofía de que el dinero manda. Si nos regimos por eso, Boca en estos momentos es superior a Estudiantes y a muchos otros del torneo, en lo que a la plantilla propiamente se refiere. Sin embargo, no fue hasta la segunda mitad de la competición que logramos engranar. Al final, culminamos en la octava posición con balance de 20-18».

Ciertamente, Boca no desplegó ese temible poder ofensivo, al punto de que promedió 78.1 puntos por choque. En contraposición, su defensa estuvo a la altura, y por una nariz se impusieron en no pocos duelos. Tal es así, que permitieron a sus oponentes 77.3 en cada encuentro.

Cierro con algunas declaraciones importantes que me ofreció Jasiel en nuestra conversación precedente. Una que pasa por un sueño, otra que está ligada directamente con su nivel de juego y autoconfianza. En lo personal, por como lo veo creciendo y luchando a cada momento, me gustaría pensar que, a la vuelta de dos o tres años, pueda fichar en la NBA. Con 25 abriles tiene aún mucho terreno que recorrer. El Burgos, su horizonte inmediato…


¿A cuáles recursos les tienes más confianza?

«Se me hace jugar más fácil de cuatro (ala-pívot). Soy un jugador que tiene buenas habilidades para mi estatura de 2.04 metros y 107 kg con el manejo del balón. Me gusta cortar y atacar de frente al aro, jugar bordeando la pintura o iniciar fuera de esta… tener más movilidad. De espaldas al aro aún debo pulir algunos detalles relacionados con el juego de piernas, el posicionamiento sin balón. Si quiero ser un jugador completo en mi posición, eso es necesario. Y si pretendo jugar en otras Ligas más exigentes, más aún».

¿Algún significado especial el número 14?

«Hermano, lo usé desde pequeño, desde que Reynaldo Rodríguez fue mi entrenador en las categorías escolares. Soy del criterio de que, si quiero hacer mi historia en este deporte, hay que ser fiel a tu camiseta. Lo más grande que hay es que la gente te recuerde: Jasiel Rivero, uno de los mejores baloncestistas que ha dado Cuba, jugaba con el dorsal 14. En su honor, retiraron ese número de los equipos Capitalinos. ¿Te imaginas eso?».

Visto 663 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar