viernes, 18 octubre 2019, 07:06
Domingo, 19 Mayo 2019 05:47

Alertan sobre aumento de niños migrantes por selva panameña

Escrito por  Prensa Latina
Valora este artículo
(1 Voto)

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) alertó esta semana del notable incremento de niños y adolescentes migrantes en la selva del Darién, frontera natural con Colombia, en tránsito hacia EE.UU.

Según las autoridades panameñas, en los primeros cuatro meses de 2019, siete mil 724 personas, de las cuales mil 151 pertenecen a este segmento poblacional, atravesaron esta densa e inhóspita floresta de 575 mil hectáreas.

Ante esta realidad, 'surge la imperante necesidad de mejorar la identificación de aquellos niños y niñas que viajan no acompañados o separados de sus padres y cuya integridad pudiera verse comprometida por redes de tráfico y trata de personas', expresó el organismo internacional en un comunicado.

A juicio de Unicef, la travesía por el Darién esconde 'grandes riesgos', al punto de que existe constancia de menores muertos como consecuencia de las crecidas de ríos o que perdieron a sus padres en el trayecto.

'Por la carencia de agua y de servicios de saneamiento e higiene adecuados, los niños y niñas pequeños se encuentran particularmente vulnerables a las enfermedades diarreicas y a la deshidratación que pone en serio riesgo su derecho a la supervivencia y desarrollo', agregó la fuente.

Los migrantes localizados por las autoridades panameñas son trasladados a albergues temporales, donde reciben asistencia humanitaria básica.

Entre las enfermedades más comunes, luego de transitar la inhóspita selva, sobresalen diarrea, vómitos, inflamación de la piel, hongo en los pies y deshidratación, por lo que reciben atención médica que también incluye la aplicación de vacunas contra tétano, sarampión y rubéola.

De acuerdo con el Servicio Nacional de Fronteras de Panamá (Senafront), el mayor flujo tiene lugar en la temporada seca que se extiende entre diciembre y abril, pero al ritmo que va el movimiento migratorio, la cifra podría superar los nueve mil 678 registrados en 2018.

Relatos de algunos africanos y asiáticos revelan que llegan en barco o por aire a Brasil, para luego cruzar el Amazonas hacia Perú y girar rumbo al norte a través de Ecuador y Colombia, donde contratan a coyotes para que los guíen por la jungla del Darién, los cuales en la mayoría de los casos abandonan a sus 'clientes' durante la travesía.

Autoridades de Senafront aseguraron que esta reciente ola de migrantes resulta la más grande después de la crisis migratoria que enfrentaron en 2015 y 2016, cuando cerca de 60 mil personas provocaron un cierre temporal de las fronteras de la nación istmeña, Costa Rica y Nicaragua.

El llamado Tapón del Darién, usado históricamente por el crimen organizado para el tráfico de drogas, armas y migrantes, es el único punto del continente donde se interrumpe la carretera Panamericana que va desde Alaska hasta el Cabo de Hornos, en el extremo meridional de Argentina.

Visto 480 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar