lunes, 21 octubre 2019, 22:09
Lunes, 20 Mayo 2019 09:58

Alain Delon homenajeado en Cannes pese a las protestas feministas

Escrito por  AFP
Valora este artículo
(7 votos)
El actor francés Alain Delon, luego de recibir la Palma de Oro honorífica en el Festival de Cannes, el 19 de mayo de 2019. A su lado, su hija Anouchka. El actor francés Alain Delon, luego de recibir la Palma de Oro honorífica en el Festival de Cannes, el 19 de mayo de 2019. A su lado, su hija Anouchka.

Con lágrimas en los ojos, el actor francés Alain Delon recibió el domingo una Palma de Oro de honor en el Festival de Cannes, a pesar de las protestas de asociaciones feministas que lo acusan de violencia de género.

"Hacía tiempo que no había llorado tanto", admitió el actor de 83 años, al recibir esta recompensa de manos de su hija Anouchka, entre una lluvia de aplausos.

En una sala abarrotada, en presencia del presidente del certamen, Pierre Lescure, y de su delegado general, Thierry Frémaux, parte del público llevaba una chapa con la palabra "star", en alusión a la que el actor llevó en el festival en 2007.

"Esta noche es un poco un homenaje póstumo, pero estando vivo", dijo. "Voy a irme, pero no me iré sin darles las gracias".

"Si soy una estrella, y es por eso que quiero agradecerles, se lo debo al público y a nadie más", prosiguió, señalando, sin embargo, que pensaba en dos de las mujeres de su vida, las actrices Mireille Darc y Romy Schneider.

Antes, el ícono del cine francés saludó a una multitud de seguidores en la alfombra roja, mientras sonaba la música del filme "El clan de los sicilianos", que protagonizó con Jean Gabin y Lino Ventura en 1969.

Esta Palma de Oro honorífica había desatado una polémica incluso antes del inicio del certamen. Un grupo de feministas reprocharon al actor ser "racista, homófobo y misógino", según los términos de la asociación estadounidense Women and Hollywood, basándose en declaraciones que hizo en el pasado.

Una petición con más de 25 000 firmas solicitó a los organizadores del certamen "no homenajearlo".

"No hay homenaje para los agresores", reaccionó también el colectivo francés Osez le féminisme. "¿#MeToo no nos ha enseñado nada? Exigimos que el Festival de Cannes rechace homenajear a un agresor misógino".

"No es obligado estar de acuerdo conmigo. Pero hay una cosa en el mundo de la que estoy seguro, de la que estoy orgulloso, realmente, una sola, mi carrera", declaró el actor al recibir el premio. "Esta Palma de Oro me la dan por mi carrera y por nada más".

En el periódico francés JDD, Delon acusó a sus detractores de haber "inventado declaraciones".

"No estoy en contra del matrimonio gay, me da igual": la gente hace lo que quiere. Pero estoy en contra de la adopción por parte de dos personas del mismo sexo (...) ¿Dije que había abofeteado a una mujer? Sí. Y habría tenido que añadir que he recibido más bofetones de los que he dado. No he acosado a una mujer en mi vida".

Denunciando una "policía política", Frémaux defendió al actor al inicio del certamen: "Alain Delon tiene derecho a pensar lo que piensa", dijo, estimando que "es difícil juzgar con la perspectiva de hoy cosas hechas o dichas" en el pasado. "No le damos el Premio Nobel de la Paz", zanjó.

"Nunca más"

El actor siempre ha mantenido una relación de altibajos con el Festival de Cannes.

Estuvo en La Croisette por última vez en 2013, para la proyección de una copia restaurada de "A pleno sol" de René Clément, "su maestro absoluto", después de haber presentado en 2010 una versión restaurada de "El gatopardo".

Antes, sin embargo, se negó durante 10 años a poner los pies en el festival, indignado por no haber sido invitado, como Jean-Paul Belmondo, a las celebraciones del 50º aniversario de la muestra, en 1997.

En 1961, estuvo por primera vez en la alfombra roja con "¡Qué alegría vivir!" de René Clément, en competición, y repitió con "El eclipse" de Michelangelo Antonioni en 1962, Premio del Jurado, y con "El gatopardo" de Luchino Visconti, Palma de Oro en 1963.

Pero en 1976, cuando presentó "El otro señor Klein", de Joseph Losey, el filme tuvo una mala acogida, lo que exasperó al actor.

Aunque en 1990 volvió a la competición con "Nouvelle vague", de Jean-Luc Godard, y se reconcilió con La Croisette, siguieron unos años de tensión, que incluso lo llevarían a decir en 2006 que "nunca más" subiría la escalinata del Festival.

Visto 585 veces

Comentarios  

 
#2 JORGE TAVEL 21-05-2019 09:22
Estamos bajo una nueva especie de mordaza por parte como llamarlo de "genero" que no permite opinar. tiempos modernos! principio de la decadencia. Por mi parte le debo a Delon mucho arte visual del bueno, buen cine, a los otros no les debo nada.
 
 
#1 UNA TARDE DE NOVIEMB 20-05-2019 15:37
"es difícil juzgar con la perspectiva de hoy cosas hechas o dichas en el pasado"....

esto es cierto,...... con el tiempo, la gente madura...... y así puede ver las cosas con otras perspectivas,.. .... siempre para bién........ cuando eramos jóvenes..... no pensabamos igual que ahora..... que ya somos viejos.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar