domingo, 20 octubre 2019, 02:05
Jueves, 23 Mayo 2019 05:07

DE LAS REDES: Pinky, el delfín rosado de Luisiana, dio a luz un bebé

Escrito por  Redacción CubaSí
Valora este artículo
(11 votos)

La población de delfines rosados disminuye a gran velocidad. De mantenerse esta tendencia, en menos de 50 años la mitad de esta raza podría extinguirse.


La población de delfines rosados disminuye a gran velocidad. Así lo indicó la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza hace unos meses, a lo que sumó que, de mantenerse esta tendencia, en menos de 50 años la mitad de esta raza podría extinguirse.

La preocupación viene al caso a raíz de Pinky, el ya famoso delfín rosado nariz de botella, que habita en el río Calcasieu, en Luisiana.

Aunque esta especie vive fundamentalmente en el río Amazonas, se puede ver en menor proporción en otros lugares. Pinky, por ejemplo, fue descubierta hace 12 años por el capitán Erik Rue, quien veía nadar regularmente al mamífero de color inusual.

Desde entonces, el verlo nadar se convirtió en una atracción diaria para los residentes y visitantes del río Calcasieu, al sur del estado, quienes han observado también que era «muy activa sexualmente» con los delfines comunes, informó The Huffington Post.

alt


Evidentemente, esa actividad sexual dio los resultados que Pinky esperaba, pues es ahora madre de un pequeño y hermoso delfín rosado, según video que ha circulado por las redes.


El delfín rosado del Amazonas


El delfín rosado (Inia geoffrensis) es amistoso, social y curioso por naturaleza; también conocido como boto, tonina o delfín del Amazonas, debido a que vive en el río del mismo nombre y que tiene la mayor población en Suramérica.

Como un dato curioso y digno de admirar, se dice que cuando una hembra está dando a luz su cría, todo el grupo poblacional la rodea y protege para evitar que queden expuestas a caimanes, babillas o pirañas, que están listos para alimentarse de ellas.

La razón por la que son rosados es desconocida; podría ser una adaptación a la vida en el río, la temperatura, o por la presencia de capilares cerca de la superficie de la piel.

Aunque la teoría más acertada es que esta especie adquiere la coloración rosada con el tiempo. Al nacer y en su etapa de juventud son grises; en la adolescencia, gris claro, y en la adultez se tornan rosados como consecuencia del desgaste de su piel.

La destrucción acelerada de la cuenca del Amazonas los ha puesto en peligro en varias ocasiones, al igual que la pesca y la tala de arboles acelerada.

¿Y Pinky por qué es rosa?

Aunque no se ha realizado ninguna prueba científica, los expertos han deducido que el color rosa del delfín se debe a una alteración genética o a un tipo de albinismo, que permite ver la expansión de sus vasos sanguíneos.
 
La primera razón, la de deberse a una mutación genética, consiste simplemente en que cuando Pinky nació, su ADN sufrió una mutación en el color de la piel a partir del ADN del padre y de la madre.

Sin embargo, la doctora Naomi Rose, del Animal Welfare Institute, se inclina más por la segunda opción: «el color rosado es solo la sangre en la superficie de la piel, como cuando los humanos se sonrojan».

Otra teoría, pero que fue descartada rápidamente, es que Pinky estuviera emparentado con el delfín rosado que vive en la cuenca del Amazonas. No obstante, las características físicas de Pinky no se parecen en nada a esta especie, que tiene la nariz y la boca muy alargadas y el cuerpo bastante deformado.

«Sé que hay delfines del Amazonas, pero esos son algo feos y moteados. Pinky es rosado de un solo color, de la punta a la cola. Es muy bonito», señaló Rue, el marinero que descubrió al cetáceo.
 

Quizás no sepamos nunca el porqué Pinky y su bebé son rosas, pero de lo que no hay dudas es de que son un regalo hermoso de la naturaleza que, independientemente de su color, debemos admirar y luchar por evitar su extinción.

Visto 2321 veces

Medios

Un buzo sudafricano vivió para contar una experiencia cercana con la muerte al ser tragado por una ballena en las costas de Port Elizabeth.

La imagen de dos gorilas posando junto a un guardabosque del parque nacional de Virunga, en República Democrática del Congo, se viralizaron después de que Mathieu Shamavu la publicara en sus redes sociales.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar