domingo, 17 noviembre 2019, 07:45
Lunes, 10 Junio 2019 05:38

Consumo de drogas centra contienda por sucesión de May en Reino Unido

Escrito por  PL
Valora este artículo
(0 votos)

El Brexit, causante de la renuncia de May, ha pasado a un segundo plano en la prensa local, que se dedica ahora a hurgar en el pasado de los candidatos.



Las drogas centran hoy la contienda por la sucesión de la renunciante primera ministra Theresa May, después que más de la mitad de los 11 candidatos admitió haberlas consumido alguna vez en sus vidas.


La polémica la destapó el actual ministro de Mediambiente y aspirante al liderazgo del Partido Conservador, Michael Gove, quien en una reciente entrevista televisiva admitió haber tomado cocaína en más de una ocasión cuando trabajaba como periodista.

Fue una suerte que no terminara en la cárcel por consumir una droga ilegal, aseguró Grove a la BBC, tras aclarar que estaba profundamente arrepentido de su 'error'.


La confesión hizo que el Brexit, causante de la renuncia de May, pasara a un segundo plano en la prensa local, que se dedica ahora a hurgar en el pasado de los candidatos y a desempolvar sus declaraciones anteriores sobre el espinoso tema.

Según la cadena Sky News, el excanciller Boris Johnson, uno de los favoritos a reemplazar a la gobernante conservadora, admitió en más de una ocasión que durante sus años de estudiante en el exclusivo colegio de Oxford probó la cocaína y la mariguana.

El actual jefe de la diplomacia británica, Jeremy Hunt, también dijo que tomó una bebida hecha con mariguana durante un viaje de mochilero por la India mucho tiempo atrás, mientras que el ministro de Desarrollo Internacional, Rory Stewart, confesó que fumó opio hace 15 años en una boda en Irán.


Luego de que los también candidatos Matthew Hancock, Dominic Raab, Andrea Leadsom y Esther McVey admitieron a su vez haber tenido contacto con los estupefacientes en algún momento de su juventud, los únicos 'puros' serían el actual ministro del Interior, Sajid Javid, y los exfuncionarios Mark Harper y Sam Gyimah.


Según analistas, aún está por ver el peso que tendrán tales confesiones en la nominación oficial de las candidaturas prevista para la tarde de este lunes, cuando cada aspirante deberá lograr el respaldo de al menos ocho parlamentarios conservadores para poder participar en la contienda.


A nivel de la sociedad, el criterio está dividido, pues mientras algunos los critican por hipócritas o por trasgresores de la ley, otros los alaban por su honestidad, y alegan que 'quien esté libre de pecado, tire la primera piedra'.


Tras las nominaciones de este lunes, los candidatos que logren el respaldo requerido se irán eliminando en una serie de votaciones eliminatorias, hasta quedar la pareja más popular, de donde los más de 100 mil afiliados al Partido Conservador escogerán a su nuevo líder y Primer Ministro en un bolataje previsto para la tercera semana de julio.

Visto 376 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar