martes, 22 octubre 2019, 05:21
Miércoles, 12 Junio 2019 04:46

Parlamento Europeo: Candidato de Trump en apuros

Escrito por  Arnaldo Musa / Especial para CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)

Parecía cosa hecha que se llevaran a cabo los planes hegemónicos de EE.UU., pero no ha sido así, y el nuevo presidente del Parlamento Europeo será electo en la reunión de la entidad que se celebrará los días 20 y 21 en Bruselas.

Parecía cosa hecha que se llevaran a cabo los planes hegemónicos de Estados Unidos, pero no ha sido así, y el nuevo presidente del Parlamento Europeo (PE) será electo en la reunión de la entidad que se celebrará los próximos días 20 y 21 en Bruselas, la capital belga, sede de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Las elecciones de finales de mayo dieron la victoria a las fuerzas defensoras de la existencia del bloque comunitario en la Eurocámara con el Partido Popular Europeo (PPE), de derecha, a la cabeza, con 179 de los 751 escaños.

Sin embargo, ese grupo, que escogió al alemán Manfred Weber como su candidato a presidir la Comisión, no logra la mayoría con los socialdemócratas (153), sus tradicionales aliados, y deben acercarse a liberales (106) o Verdes (74).

Recuerda Prensa Latina que en la cumbre del Consejo Europeo del 28 de mayo pasado, Weber tampoco logró el apoyo mayoritario de los mandatarios encargados de designar quién liderará la Comisión durante el próximo lustro.

La canciller federal alemana, Ángela Merkel, reiteró su apoyo a su compatriota, mientras el presidente francés, Emmanuel Macron, cercano a los liberales, no escondió su oposición a Weber.

Para poder ser designado presidente de la Comisión Europea, el candidato debe reunir el apoyo de al menos 21 de los 28 mandatarios de la UE, cuyos países representan el 65% por ciento de la población, por lo que la correlación de fuerzas en esta institución es clave.

La Eurocámara, sin embargo, tiene la última palabra, al deber validar por mayoría la elección propuesta por los gobernantes y ya advirtió que abogan por alguien que ejerciera de candidato principal durante los comicios europeos.

Cuando Weber comentó recientemente que ha bajado últimamente muchas libras, el periódico español El País, también de derecha, opnó que se debía a los continuados viajes y consultas con las autoridades norteamericanas en Washinhgton, quienes pensaban que su designación como presdente del PE no tendría inconveniente, independientemente de una elección en la que una minoría de la población votó por el susodicho.

Secreto a voces

Realmente, es un secreto a voces que Weber es el favorito del presidente estadounidense, Donald Trump, quien le ha impuesto la misión sabotear el aprovisionamiento ‎de la Unión Europea con hidrocarburos rusos.

La primera batalla de Manfred Weber sería ‎poner fin a la construcción del gasoducto Nord Stream 2, a pesar de los miles de millones de ‎euros ya invertidos en ese proyecto y de los miles de millones que permitirá ahorrar cuando esté ‎terminado.

Para que el Parlamento Europeo elija democráticamente a Weber no es necesario que ‎ese personaje cuente con el respaldo de la mayoría de los eurodiputados. Basta con que su grupo ‎parlamentario, el PPE obtuviera la mayor cantidad de votos. Así que ‎Washington ya había preparado una asamblea donde el PPE estará en primer lugar y el grupo Europa de ‎las Naciones y las Libertades (ENL) quedaría en segundo lugar.

Steve Banon, exconsejero del presidente estadounidense Donald Trump, ha sido enviado a ‎Europa para servir de consejero al italiano Matteo Salvini y crear una camada de partidos ‎identitarios –pero no independentistas–, aunque poniendo especial cuidado en evitar que el ENL ‎llegue a obtener la mayoría.

En aras de lograr ese resultado –a pesar de los esfuerzos de Salvini– fue necesario convencer al ‎partido polaco Derecho y Justicia para que se mantuviera en el grupo de los Conservadores y ‎Reformistas Europeos (CRE), prometiéndole un aumento “significativo” del número de tropas ‎estadounidenses desplegadas en Polonia.

En esta línea, el 13 de mayo, Donald Trump recibió en la Casa Blanca al primer ministro húngaro, Viktor Orban ‎y lo exhortó, a mantener su partido al lado del PPE, a cambio de armamento y de gas natural.

Además, se “filtró” un video que muestra a Heinz-Christian Strache, jefe del Partido de la ‎Libertad de Austria (FPO) y miembro de la coalición gubernamental austriaca, un fuerte contrario a Weber, en pleno acto de ‎corrupción. El video en cuestión es antiguo y su rodaje fue orquestado por una mujer que ha sido presentada como una agente rusa, aunque, según la Red Voltaire, es mucho más probable que sea agente de la CIA.

Paripé

A pesar de todo lo que la prensa repite constantemente, no existe oposición de fondo entre el ‎Partido Popular Europeo (PPE) y el grupo Europa de las Naciones y las Libertades (ENL). Ambos ‎grupos se entienden entre sí y lo hacen bajo la batuta de la OTAN, que impone las decisiones ‎políticas fundamentales. Solo existe una repartición de papeles.

La propaganda oficial sobre las elecciones europeas repite sin descanso que “Europa es paz y ‎prosperidad”, un eslogan incompatible con la misión antirrusa de la Unión Europea.

Hablemos de paz. La Unión Europea ha sido incapaz de liberar Chipre, isla europea miembro de ‎la UE desde el 2004. El ejército turco ocupa desde 1974 una tercera parte ‎del territorio chipriota, donde ha instaurado una autoridad ‎bajo la denominación de “República Turca del Norte de Chipre”.

Los chipriotas que viven en la ‎parte de la isla ocupada por Turquía no pudieron inscribirse en las listas electorales, por lo cual no participaron en la elección europea. Así el comentarista Pierre Thyssen concluye que “a la Unión Europea no solo no le interesa el ‎destino de esos chipriotas, sino que, además, desembolsa miles de millones de euros en ‎subvenciones destinadas a Turquía. Claro, Turquía es miembro de la OTAN”.

Visto 1216 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar