martes, 15 octubre 2019, 20:15
Martes, 11 Junio 2019 12:20

The New York Times: Brasil no ha podido reemplazar a los médicos cubanos

Escrito por  Redacción CubaSí
Valora este artículo
(6 votos)

Tras la posición hostil, irrespetuosa y ofensiva del presidente electo, Jair Bolsonaro, Cuba retiró su personal de la salud que integraba el programa Mais Médicos: 8 517 médicos que había enviado a las regiones pobres y remotas de Brasil.



Brasil no puede reemplazar a los médicos cubanos, lo que perjudica la atención de salud a 28 millones de personas. No lo dice Cuba, sino el influyente diario The New York Times, en un extenso reportaje publicado este martes.

Tras la posición hostil, irrespetuosa y ofensiva del presidente electo, Jair Bolsonaro, Cuba retiró su personal de la salud que integraba el programa Mais Médicos: 8 517 médicos que había enviado a las regiones pobres y remotas de Brasil.

Hasta entonces, destaca el diario neoyorquino, «alrededor de la mitad de los médicos de Mais Médicos eran de Cuba, y se desplegaron en 34 aldeas indígenas remotas y en los barrios más pobres de más de 4 000 pueblos y ciudades, lugares donde los médicos brasileños rechazaban trabajar».

«La disposición de los médicos cubanos a trabajar en condiciones difíciles se convirtió en una piedra angular del sistema de salud pública», dijo Ligia Bahia, profesora de la Universidad Federal de Río de Janeiro, citada por el periódico.

Hoy, a seis meses del mandato presidencial de Bolsonaro, el presidente no ha podido cumplir su promesa de campaña y ha abandonado a la mayoría de bajos recursos: «Brasil está luchando para reemplazar a los médicos cubanos que ya no están: los 3 847 puestos médicos del sector público en casi 3 000 municipios seguían sin cubrir hasta abril, según las cifras más recientes disponibles», relata The New York Times.

Según la profesora Bahia, «en varios Estados, las clínicas de salud y sus pacientes no tienen médicos», y agregó que «es un paso atrás: impide los diagnósticos tempranos, el seguimiento de los niños, los embarazos, y la continuación de los tratamientos que ya estaban en marcha».

El diario neoyorquino recordó que «el programa Mais Médicos fue promulgado en 2013 por la presidenta Dilma Rousseff en un intento por brindar atención médica a las comunidades que no estaban siendo atendidas por el sistema de salud pública. A través de una red de clínicas gratuitas, el programa brindó a 60 millones de brasileños acceso a un médico de familia en su comunidad por primera vez».

De acuerdo con un informe de la Organización Panamericana de la Salud, que coordinó la participación de Cuba en el programa, en los primeros cuatro años de Mais Médicos, el porcentaje de brasileños que recibió atención primaria aumentó a un 70%.

Tras la ruptura de ese acuerdo, por la hostilidad de Bolsonaro, se ha afectado considerablemente la atención médica a los más necesitados. Segun NYTimes, «las consecuencias son especialmente graves para los menores de cinco años, y podrían provocar la muerte de hasta 37 000 niños pequeños para el 2030, advirtió el Dr. Gabriel Vivas, un funcionario de la Organización Panamericana de la Salud».

El reportaje de The New York Times también recuerda a los médicos cubanos que prefirieron quedarse en Brasil y que la mayoría hoy está desempleada: «ahora no son elegibles para practicar la Medicina hasta que pasen un examen, que el gobierno brasileño no ha ofrecido desde 2017 y para el cual el Ministerio de Salud no ha fijado una fecha».

Como Karel Sánchez, quien, según el diario, fue «uno de los cuatro médicos cubanos enviados a la remota región de Cachoeira do Arari, en la Amazonia brasileña. Esperó allí durante cinco meses después de que su gobierno ordenó el retiro de todos los médicos cubanos, con la expectativa de que el señor Bolsonaro respetaría su compromiso de campaña de proporcionar un examen para poder continuar trabajando y recibir su salario completo». «En abril, el doctor Sánchez se rindió y se mudó a São Paulo, donde reúne dinero vendiendo dulces hechos en casa y trabajando como encargado de equipajes en un aeropuerto».

La doctora Maria Dalva, secretaria de Salud de Embu-Guaçu, una de las pequeñas poblaciones que perdió a ocho de sus 18 médicos del sector público, una pérdida devastadora para la red de clínicas gratuitas de la ciudad, dijo que estaba frustrada porque el 63 por ciento de la ciudad había votado por el señor Bolsonaro, a pesar de su antipatía manifiesta por Mais Médicos.

«La tasa de mortalidad infantil aquí cayó a siete por ciento, desde 17 por ciento, en cinco años gracias a Mais Médicos», dijo la doctora Dalva. «Le dije a la gente que pensara en eso antes de votar».

Un poco de historia: Cuba los recibió como héroes

El 14 de noviembre de 2018, el Ministerio de Salud Pública de Cuba dio a conocer en una declaración que había tomado «la decisión de no continuar participando en el programa Más Médicos, y así lo ha comunicado a la Directora de la Organización Panamericana de la Salud y a los líderes políticos brasileños que fundaron y defendieron esta iniciativa».

En su pronunciamiento, el Minsap expresó: «No es aceptable que se cuestione la dignidad, la profesionalidad y el altruismo de los colaboradores cubanos que, con el apoyo de sus familias, prestan actualmente servicios en 67 países. En 55 años se han cumplido 600 mil misiones internacionalistas en 164 naciones, en las que han participado más de 400 mil trabajadores de la Salud, que en no pocos casos han cumplido esta honrosa tarea en más de una ocasión. Se destacan las hazañas de la lucha contra el ébola en África, la ceguera en América Latina y el Caribe, el cólera en Haití, y la participación de 26 brigadas del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Desastres y Grandes Epidemias Henry Reeve en Pakistán, Indonesia, México, Ecuador, Perú, Chile y Venezuela, entre otros países».

Días después, comenzaba el retiro de los galenos cubanos, que en la isla fueron recibidos como héroes de batas blancas por el General de Ejército y primer secretario del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro, así como por el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, y las máximas autoridades.

En una carta de bienvenida, el ministro de Salud, doctor José Ángel Portal, comentaba sobre la hostilidad de Bolsonaro que «nunca se había ofendido tanto y en tan corto tiempo a nuestra escuela de Salud y a nuestros profesionales, mintiendo de forma grosera, ofreciendo prebendas legales con el perverso fin de engañar, confundir, construir una gran operación de ruptura del Programa y desacreditar, por esa vía, una de las conquistas más grandes de nuestra Revolución.

«Pueden sentirse orgullosos por el deber cumplido. El pueblo cubano los recibe como lo que son, verdaderos héroes de esta Patria. Una patria que no se amedrentará jamás ante las amenazas y las provocaciones, ni permitirá afrenta alguna a la dignidad y el prestigio ganado con la sangre de sus mejores hijos».

Y agregaba: «Ustedes son eso, son más que médicos; son un símbolo del país que los formó y una muestra del tipo de hombres y mujeres a los que aspiramos en nuestra sociedad, basada en la justicia y el humanismo, no en la ley del más fuerte».

Según datos de la OPS, en estos cinco años de trabajo, cerca de 20 mil colaboradores cubanos atendieron a 113 millones 359 mil pacientes, en más de tres mil 600 municipios, llegando a cubrirse por ellos un universo de hasta 60 millones de brasileños, en el momento en que constituían el 80 por ciento de todos los médicos participantes en el programa.

Visto 1452 veces Modificado por última vez en Domingo, 23 Junio 2019 09:35

Comentarios  

 
#1 profe de artemisa 13-06-2019 11:39
para que haya mundo tiene que haber de todo y bolsonaro es uno de los personajes junto a trumpque mas daño le hacen ala humanidad no solo en el tema de lalud y el medio ambiente sino en el aspecto de la tranquilidad y la paz
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar